AARP

Latin Grammy: Persona del Año

Una mirada a los artistas galardonados desde el inicio del premio.

Emilio Estefan Jr. — 2000

La elección inicial de la Academia Latina de la Grabación enfatiza la importancia de Estados Unidos —y en especial Miami— como epicentro de la música latinoamericana a través de las décadas. Junto a su esposa Gloria, Estefan creó a través de su Miami Sound Machine un valioso puente entre el pop estadounidense y la fiebre de los ritmos tropicales. Con el paso del tiempo, incursionó en proyectos que celebran las raíces más auténticas de la música cubana. Su trabajo como generador de ideas es inagotable.

Chris Weeks/Liaison/Getty Images

Julio Iglesias — 2001

Cuando el Latin Grammy comenzaba, el nombramiento de la Persona del Año era toda una declaración de principios. Es el caso de Julio Iglesias, que con el tiempo se transformó en un emblema de las atmósferas acarameladas de la balada latina y su aceptación en el resto del mundo. Iglesias es mucho más que un hábil y carismático showman. Perfeccionista de su propia imagen, ha elegido su repertorio y colaboradores artísticos con esmero. Los años 70 marcaron, quizás, su apogeo artístico. 

Mick Hutson/Redferns/Getty Images

Vicente Fernández — 2002

Un tributo a México y sus tesoros musicales no podía tardar en llegar, y la tercera edición del Latin Grammy se ocupó de celebrar al indiscutible rey de la ranchera, presencia mitológica en la música regional mexicana. Al “Chente” lo recordamos por sus vibrantes versiones de clásicos cargados de testosterona como “El rey” o “Volver, volver”. Pero Fernández también supo destacarse en el campo del bolero ranchero, con maravillosos discos dedicados a las delicadas canciones de Los Panchos y Agustín Lara.

Leopoldo Pena/ZUMApress.com/Alamy Stock Photo

Gilberto Gil — 2003

La cuarta edición del Latin Grammy dejó en evidencia por primera vez que este premio no se rige solamente por el éxito masivo. Demostrando criterio y personalidad, la Academia eligió a Gil, héroe de la música brasileña y pionero cantautor —junto a su amigo Caetano Veloso— del fascinante movimiento de la tropicália a fines de los años 60. Gil ha vendido millones de discos en Brasil, pero no es muy conocido en EE.UU.. Su música combina ritmos brasileños con rock, reggae y sonidos experimentales. 

Ricardo Moraes/AP Photo

Carlos Santana — 2004

Resaltando nuevamente la profunda conexión entre la música latina y Estados Unidos, la quinta edición homenajeó a Carlos Santana, referente indispensable de los ritmos afrocaribeños en el rock. El guitarrista de Tijuana ya había vivido los dos capítulos primordiales de su carrera. Primero, la mística de los años 70, cuando coqueteó con el jazz, adaptó a Tito Puente (“Oye cómo va”) y nos deleitó con “Black Magic Woman”. Después, en 1999, regresó a la notoriedad con Supernatural, disco eufórico e irresistible.

Katerina Sulova/CTK Photo/Alamy Stock Photo

José José — 2005

Después de Julio Iglesias, si había un representante de la balada romántica que merecía este premio, era José José. Dueño de una voz privilegiada, el cantante mexicano empezó su carrera tocando el bajo y cantando en un trío de bossa nova a mediados de los 60. Influenciado por el jazz, su primer LP —Cuidado, de 1969— es uno de los discos clave de la canción romántica latina. Los éxitos aumentarían durante las décadas de los 70 y 80, durante las cuales vendió millones de discos.

M. Caulfield/WireImage for The Recording Academy/Getty Images

Ricky Martin — 2006

Hasta el 2006, los ganadores del premio habían sido veteranos. Ricky Martin cambió esta tendencia gracias a sus inicios con el grupo Menudo y una brillante carrera solista con material en inglés y español. En 1999, apoyado por el compositor Robi Rosa, excompañero de Menudo, Ricky cantó “Livin’ La Vida Loca”, desencadenando el breve movimiento cultural que sería definido como “la explosión de la música latina”. Su habilidad para rodearse de productores sofisticados lo ayudó a posicionarse como uno de los cantantes más famosos del planeta.

Bryan Bedder/Getty Images

Juan Luis Guerra — 2007

La elección del dominicano demuestra el respeto de la Academia hacia las raíces del Caribe. Guerra creció escuchando discos de jazz y rock, y después de estudiar en la prestigiosa Berklee College of Music, decidió modernizar los dos géneros fundamentales de su patria: el merengue y la bachata. En sus manos, ambos estilos ganaron en poesía y madurez. Como otros grandes contemporáneos —Rubén Blades o Milton Nascimento— Guerra ha sabido nutrirse de sus orígenes para crear un estilo novedoso y refrescante.

Alexander Tamargo/Getty Images

Gloria Estefan — 2008

La primera edición del Latin Grammy homenajeó a Emilio Estefan. En el 2008, le llegó el turno a su esposa. Junto a la agrupación Miami Sound Machine, Gloria cantó “Conga”, y el mundo entero cayó rendido ante el irresistible ritmo de la música tropical. Pero fue en 1993, con el disco Mi tierra, su primera grabación en español, coproducida por Emilio, que las referencias afrocaribeñas se volvieron depuradas y elegantes. Gloria suena igualmente convincente cantando una salsa cubana y una tórrida balada en inglés.

Matt Kent/WireImage/Getty Images

Oferta de AARP

Suscríbete a nuestro Boletín y diviértete cada día con reseñas de cine, música y libros, y disfruta nuestros juegos gratis.
Únete a AARP hoy mismo y disfruta la vida un poco más.

Juan Gabriel — 2009

Juan Gabriel recibió este premio en el 2009, siete años antes de su muerte. Su candidatura fue indiscutible, considerando no solo su copiosa discografía sino también la inagotable creatividad como compositor que lo llevó a colaborar con infinidad de artistas durante su carrera. Mexicano hasta la médula, supo incursionar en la balada con la sensibilidad a flor de piel que el género exige, pero también grabó impresionantes discos de rancheras, acompañado por excelentes mariachis. Nos dejó una gran variedad de duetos y hasta material de banda y boleros.

Michael Caulfield/WireImage/Getty Images

Plácido Domingo — 2010

Una visión ecléctica era imprescindible para darle a este premio una inyección de vitalidad, y en su undécima edición la Academia cambió de estilos con Plácido Domingo. El tenor y director de orquesta español se formó en el mundo de la música clásica, cantando en más de 100 óperas, además de conquistar multitudes como parte de Los Tres Tenores. Domingo grabó su primer LP de música popular en 1981, y desde entonces ha colaborado con el productor Bebu Silvetti, reinventando clásicos del cancionero latino con su inimitable voz.

Michael Buckner/WireImage/Getty Images

Shakira — 2011

Shakira Mebarak tenía solamente 34 años cuando fue nombrada Persona del Año, con millones de discos vendidos y habiéndose ganado un lugar de honor como embajadora de la música latina en todo el planeta. Sus comienzos fueron ásperos y seductores, favoreciendo un sonido rockero. A partir de su primer disco en inglés, muchos acusaron a esta colombiana de enfatizar excesivamente los elementos comerciales de su material. Pero Shakira ha investigado múltiples estilos, desde el merengue y el reggaetón hasta los sonidos de sus raíces libanesas.

Nicky Loh/Getty Images

Caetano Veloso — 2012

Desde la bossa nova en los años 60, la música brasileña no ha gozado de aceptación masiva en EE.UU., pero esto no significa que su estética no sea una parte íntegra de la cultura latina. La trayectoria de Caetano Veloso es inmensa. Además de fundar el movimiento de tropicália en los años 60, este brillante cantautor y guitarrista desarrolló un lenguaje propio, inspirado por la samba, el rock y la canción protesta, con letras que pueden ser poéticas, pero que también condenan las injusticias sociales.

Richard Isaac/London News Pictures/ZUMAPRESS.com

Miguel Bosé — 2013

Si el premio de Caetano Veloso fue una fiesta para los musicólogos, la elección del español Miguel Bosé le trajo al Latin Grammy una nueva dosis de glamur y estribillos pop. Nacido en Panamá, Bosé comenzó su carrera como actor, y durante la década de los 80 se estableció como una de las voces más originales del pop europeo. En el 2007 y 2012, una dupla de exitosos discos (Papito y Papitwo) revisitaron su cancionero con una galería de artistas invitados. Su imagen ambigua y experimental no deja de sorprender.

Ethan Miller/Getty Images for LARAS/Getty Images

Joan Manuel Serrat — 2014

Poeta entrañable de la canción hispanoamericana, el barcelonés Joan Manuel Serrat elevó nuestra música a niveles inusitados de magia e inspiración. El LP Mediterráneo (1971) es un excelente punto de partida para disfrutar de su pop barroco cuyo centro de gravedad es la palabra. Más allá de su apogeo en los años 70, Serrat ha continuado grabando discos de extraordinaria calidad. La gala dedicada en su honor la noche previa al Latin Grammy del 2014, fue una de las más emotivas de este premio.

Kevin Winter/WireImage/Getty Images

Roberto Carlos — 2015

En el 2015, el premio se enfocó en Brasil por tercera vez. Con ventas que exceden 120 millones de discos, Roberto Carlos es no solo el rey de la música brasileña (o rei, como lo conocen en su patria), sino también uno de los máximos exponentes de la balada latinoamericana. Comenzó como parte de la jovem guarda, movimiento inspirado por los Beatles, pero a partir de los años 70, creó algunas de las canciones más románticas de la historia. Un maestro.

Victor Chavez/WireImage/Getty Images

Marc Anthony — 2016

Lejos de ser un veterano, el cantante de origen puertorriqueño Marc Anthony generó una carrera envidiable con bifurcaciones en la salsa tradicional, la balada clásica y pegajosos éxitos de pop en inglés. Su homenaje cinematográfico a Héctor Lavoe demostró claramente que este artista —pese a ser neoyorquino de corazón— se compenetra fácilmente con sus orígenes. Pero el género salsero le queda demasiado pequeño a un artista como Marc. Un camaleón estilístico, continúa transitando nuevas sendas sonoras, evolucionando junto a las tendencias del momento.

Jamie McCarthy/Getty Images

Alejandro Sanz — 2017

Parte del encanto de este premio yace en lo inesperado de cada nueva edición. Mientras que algunos artistas veteranos todavía no fueron elegidos para este máximo honor, el español Alejandro Sanz no se lo ganó con una trayectoria extensa, sino más bien con su talento para componer e interpretar baladas memorables. Un perfeccionista en el estudio de grabación, Sanz ha cultivado una carrera irreprochable, imprimiendo la sinceridad de sus sentimientos en todas sus producciones. Un creador detallista, incapaz de dar un paso en falso.

Kevin Winter/WireImage/Getty Images

  • Pinterest
  • Google+

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad