Skip to content
 

Cary Grant, talentosísimo galán

El actor británico-americano se distinguió por su atractivo, elegancia y dotes histriónicas.

  • Bettmann Archive/Getty Images

    Infancia complicada

    En la película Arsenic and Old Lace (1944), el personaje interpretado por Cary Grant exclama una frase inolvidable: “La locura corre por mi familia; en realidad, prácticamente galopa”. Esto bien podría describir la infancia de Grant, uno de los actores emblemáticos de Hollywood, fallecido hace 30 años. Archibald Alexander Leach creció en Bristol, Inglaterra, hijo de un padre alcohólico y una madre depresiva que estuvo años en un instituto psiquiátrico. Para explicar su desaparición, el padre de Archibald le dijo que su madre había muerto.

    1 of 17
  • Cortesía Everett Collection

    El llamado de Hollywood

    El joven Archibald encuentra en el mundo del espectáculo un refugio de su vida familiar. Empieza haciendo pantomima, tiene éxito en el teatro y luego de una gira por Estados Unidos, decide buscar fortuna en Hollywood. En 1931, a los 27 años, firma un contrato con la Paramount y adopta el nombre artístico de Cary Grant. Un año más tarde, actúa junto a la diva alemana Marlene Dietrich en Blonde Venus, donde fusionó su extraordinario atractivo físico con una cierta obscuridad emocional.

    2 of 17
  • Cortesía Everett Collection

    Reencuentro

    En 1935, meses antes de morir su padre, Grant se entera de la verdadera situación de su madre. El actor la saca del instituto psiquiátrico y la lleva a su casa de Bristol. La invita a vivir con él en Estados Unidos, pero su madre alega que sería un cambio demasiado drástico. Mientras tanto, Grant conoce a la carismática Katharine Hepburn y actúa con ella en Sylvia Scarlett (1936), del director George Cukor. Un fracaso comercial que, sin embargo, encaminaría su carrera hacia papeles más interesantes.

    3 of 17
  • Cortesía Everett Collection

    Un ‘Baby’ brillante

    Aparece la primera obra maestra: Bringing Up Baby (1938), dirigida por el maestro Howard Hawks, una de las comedias más brillantes y alocadas de la época. Hawks le recomendó al actor que estudiara las disparatadas películas mudas de Harold Lloyd. Además, pidió a Grant y su compañera de reparto —una irresistible Katharine Hepburn— que vocalizaran sus diálogos a toda velocidad. Con la participación de un leopardo (el Baby del título) y varias escenas surrealistas, la película no ha perdido su frescura inicial.

    4 of 17
  • Cortesía Everett Collection

    El modelo de ‘Indiana Jones’

    Howard Hawks iba a dirigir el clásico de aventuras Gunga Din (1939), basado en un poema de Rudyard Kipling. Pero cuando Hawks fue reemplazado por George Stevens, Grant decidió quedarse en la producción, que sería una de las películas definitivas de aventuras y precursora de la serie de filmes Indiana Jones de Steven Spielberg. Narra las peripecias de tres sargentos británicos en la India colonial, combatiendo un culto religioso de asesinos sanguinarios. La película tiene un ritmo arrollador y le permitió a Grant variar su registro actoral.

    5 of 17
  • Cortesía Everett Collection

    Otro clásico

    Cuando Inglaterra entra oficialmente en la Segunda Guerra Mundial, Grant redobla sus esfuerzos por conseguir la ciudadanía estadounidense. Agobiado por su fama, se convierte en una persona más privada. Mientras tanto, actúa en otra gran comedia, His Girl Friday (1940), dirigida y producida por Hawks, sobre las vicisitudes de editores y redactores en un periódico metropolitano. Una vez más, los diálogos interrumpidos y enunciados a toda rapidez entre Grant y su compañera de reparto, Rosalind Russell, generan memorables momentos cómicos.

    6 of 17
  • Cortesía Everett Collection

    Éxito de Grant y Hepburn

    Ese mismo año, 1940, Grant vuelve a trabajar con Katharine Hepburn, salvándola de su reputación como “veneno para la taquilla”. Dirigida por George Cukor, The Philadephia Story (1940) es otra comedia aguda y burbujeante sobre una mujer de la alta sociedad que está a punto de casarse cuando recibe la visita de su exmarido (un inspirado Grant). Fue la segunda película más taquillera del año. En 1941, es nominado para un Óscar como mejor actor por el melodrama Penny Serenade, pero perdió contra Gary Cooper.

    7 of 17
  • Oferta de AARP

    Suscríbete a nuestro Boletín y diviértete cada día con reseñas de cine, música y libros, horóscopos y juegos.
    Únete a AARP hoy mismo y disfruta la vida un poco más.

    8 of 17
  • Cortesía Everett Collection

    ‘Arsenic and Old Lace’

    En 1941, Grant había actuado en 40 películas y necesita un descanso. Pero después de almorzar con el director Frank Capra, acepta con entusiasmo la oferta de protagonizar la adaptación fílmica del éxito teatral Arsenic and Old Lace. Se creó entonces una contradicción fascinante. Esta farsa con escalofriantes dejos de película de terror es quizás el momento más impactante del actor como comediante. La película se estrenaría en 1944, cuando dejó de presentarse la obra en los teatros estadounidenses.

    9 of 17
  • AF archive / Alamy Stock Photo

    Bajo la tutela de Hitchcock

    La segunda y última nominación al Óscar como mejor actor llega en 1944, con el drama None But the Lonely Heart. Dos años después, Grant continúa su colaboración con Alfred Hitchcock —que había empezado con Suspicion— protagonizando Notorious junto a Ingrid Bergman. El maestro del suspenso supo explotar la complejidad emocional del actor: Grant sabía parecer atormentado por sus propios demonios para después redimirse mostrando generosidad e idealismo. La colaboración entre él y Hitchcock le agregó sutileza psicológica al cine de Hollywood.

    10 of 17
  • Cortesía Everett Collection

    No a Roma, sí al ladrón

    Grant empieza a ser más selectivo con las ofertas que acepta. Rechaza actuar junto a Audrey Hepburn en Roman Holiday (1953), pero cuando Hitchcock lo llama para protagonizar To Catch a Thief (1955), acepta con gusto. Filmada con colores brillantes en Montecarlo, la película es una anomalía dentro del cine de Hitchcock: puro entretenimiento, una historia de suspenso sin miedo que se apoya en una mezcla de romance con comedia liviana. La tensión erótica entre Grant y su coprotagonista, Grace Kelly, ilumina la pantalla.

    11 of 17
  • Fox Photos/Getty Images

    Siguen los éxitos

    En noviembre de 1957 —a los 53 años— Grant filma la comedia romántica Indiscreet junto a Ingrid Bergman, ganando una nominación al Globo de Oro. Su colaboración con el director Stanley Donen es tan positiva que deciden crear una compañía de producción. Al año siguiente, se estrena la entrañable Houseboat, con Sophia Loren. Mientras tanto, el director Stanley Kubrick le ofrece un protagónico en Lolita, adaptación de la polémica novela de Vladimir Nabokov. Grant rechaza la oferta, prefiriendo trabajar nuevamente con Hitchcock.

    12 of 17
  • Cortesía Everett Collection

    Última con Hitchcock

    Cuando le ofreció North by Northwest (1959), Hitchcock le dijo a Grant que sólo él podía hacerle justicia al papel. Tenía razón. Esta última colaboración entre ambos es una de las películas más perfectas de la historia del cine, completa e inmejorable en todo sentido, desde el inspirado guión hasta la música de Bernard Herrmann. Combinando acción con espionaje, intriga, romance y humor, la película inauguró el género de espías al estilo James Bond y sigue influenciando a los cineastas del presente.

    13 of 17
  • AF archive / Alamy Stock Photo

    Nominaciones

    Las siguientes cuatro películas de Grant le cosecharon nominaciones al Globo de Oro. Una comedia dirigida por Blake Edwards que transcurre durante la Segunda Guerra Mundial, Operation Petticoat (1959) fue la película más exitosa de su carrera. Filmada en Londres, The Grass is Greener (1960) perdió dinero, pero fue celebrada por la crítica. De regreso en Estados Unidos, filmó That Touch of Mink (1962) por obligaciones contractuales, compartiendo el protagónico con Doris Day.

    14 of 17
  • United Archives GmbH / Alamy Stock Photo

    Broche de oro

    A Grant le faltaba filmar una última gran película y la oportunidad llegó en 1963 con Charade, dirigida por Stanley Donen y con una maravillosa banda sonora de Henry Mancini. Después de haberle dicho que no a los productores de James Bond, Grant protagonizó esta película que se movía en el mismo género de espías y una muchacha irresistible; en este caso, Audrey Hepburn. Como en North by Northwest, la combinación de acción, romance y comedia le salía a Grant de una manera tan espontánea como impecable. Un clásico de los años 60, y otra vez, Grant fue nominado al Globo de Oro.

    15 of 17
  • Pictorial Press Ltd / Alamy Stock Photo

    Padre tardío

    En 1965, Grant se casó por cuarta vez, con la joven actriz Dyan Cannon. Se divorciaron en 1968, pero el matrimonio le regaló su única hija, Jennifer. El 29 de noviembre de 1986, Grant se encontraba en Iowa con Barbara Harris, su quinta esposa, para realizar una presentación cuando sufrió un derrame cerebral, pero se negó a ir al hospital. Falleció ese mismo día, a los 82 años. Una vida larga, llena de sinsabores emocionales pero bendecida por logros artísticos.

    16 of 17
  • Al Aaronson/NY Daily News Archive/Getty Images
    17 of 17

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.