Skip to content
 

Édgar Ramírez, estrella y embajador de buena voluntad

El venezolano que conquista Hollywood conversó con AARP.

Édgar Ramírez, el actor que interpreta al famoso boxeador panameño Roberto Durán en Hands of Stone (2016), no solo ha demostrado su talento como actor, sino también su pasión por luchar en pro de los derechos de la mujer. Desde 2002, cuando alcanzó la fama en América Latina con la telenovela Cosita rica, se ha destacado en Hollywood, con papeles en películas taquilleras como The Bourne Ultimatum (2007), Zero Dark Thirty (2012) y Joy (2015). Un políglota que además de español habla inglés, alemán, italiano y francés, Ramírez, 39, ganó el premio César (Óscar francés) por su interpretación del terrorista también venezolano conocido como el Chacal en la coproducción franco-alemana Carlos (2010). Lo entrevistamos en el Festival Internacional de Cine de Morelia en octubre.

¿Cómo se preparó para interpretar a Durán?

Me fui a vivir a Panamá por un año y entrené con el mismo Durán. Tuve que seguir también una dieta estricta para alcanzar el peso ligero con el que empezó su carrera Durán. Durante la filmación, estaba siempre hambriento y eso me ayudo a sentir ese “fuego” que tiene Durán. Yo no soy tan intenso; soy más bien cerebral, pero cuando tienes hambre todo el tiempo se te empieza a despertar una especie de instinto animal que se traducía en tener todos los sentidos alerta.

¿Qué aprendió de Durán y del boxeo mismo?

Aprendí a tenerle mucho respeto a ese deporte que exige mucho más de ti que la simple fuerza bruta. Es una combinación de estrategia, agilidad mental, disciplina y coordinación. Tienes que conocer al contrincante y en base a eso planear la pelea. A Durán le decían el “manos de piedra” por su extraordinaria fuerza en los puños y la agencia noticiosa Associated Press lo nombró el peso ligero más importante del siglo XX; algunos piensan que de todos los tiempos.

Sin embargo, perdió quizás la pelea más importante de su vida, como nos muestra la película, la que libró contra sí mismo y sus propios demonios.

Pero se acabó recuperando. Hay que entender que Durán, como tantos otros jóvenes que crecieron en la miseria y de pronto tienen dinero a manos llenas, no estaba preparado para manejar el éxito. Es muy difícil. Yo siempre he pensado que lo peor de la miseria no es ni siquiera tener hambre y frío, sino sentir que no eres nada, que a nadie le importas. Imagínate cómo alguien que ha crecido así, puede manejar que desde los 16 años todos los reflectores estaban con él. Es imposible que eso no te desubique.

Retrato del actor venezolano Édgar Ramírez

Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic/Getty Images

El actor venezolano Édgar Ramírez escoge bien sus papeles porque luego serán modelo "para hombres y niños".

¿Se acercó personalmente a Durán fuera del entrenamiento boxístico?

Deliberadamente tratamos de que la relación no se volviera demasiado cercana porque no estábamos buscando tomarle una “fotografía” a Durán. Para eso mejor hacer un documental. La intención del director (el venezolano Jonathan Jakubowicz) era más bien hacer un retrato, una pintura, que captara su esencia. Además, la película en general trata de poner la historia de éxito de Durán en el contexto del momento histórico por el que pasaba Panamá entonces. Durán es producto directo de la presencia estadounidense en ese país porque su padre era un militar basado en el canal que sedujo a su madre y la abandonó. Durán creció en el barrio de El Chorrillo que colindaba con la base militar. El contraste entre el bienestar con el que vivían los militares y la miseria de su propio entorno marcó el carácter de Durán. La furia que expresaba en el ring era parte de ese resentimiento general como país y personal por el abandono de su padre.

¿Ese resentimiento parece estar expresado simbólicamente en el filme con la obsesión de Durán con ganarle a Sugar Ray Leonard?

Exactamente. Y en ese pleito, que se volvió personal para Durán, comenzó su derrota. Durán insultó a Leonard y a su esposa antes de su primera confrontación y convirtió el asunto en una guerra psicológica. Leonard cayó en la trampa al principio, pero después se desenganchó. Leonard, quien ahora es muy amigo de Durán, nos dijo que al mover al terreno psicológico a la pelea, Durán acabó perdiendo. Según Leonard, cuando tienes dos boxeadores que están físicamente igual de capacitados para ganar, lo que acaba haciendo la diferencia es la actitud mental.

¿Durán ha visto la película?

Sí, estuvo en el estreno en el festival de Cannes en mayo (2016) y fue muy conmovedor. Primero, porque al llegar al hotel Carlton, que es el más elegante de Cannes, el gerente llamó a Durán y le pidió que firmara el libro de visitantes distinguidos. Le dijo que no hacían esto comúnmente, pero que una cosa era albergar estrellas, y otra, a una leyenda como él. Al final de la exhibición de Hands of Stone, estábamos muy nerviosos porque estábamos preocupados de que no le fuera a gustar y nos lo hubiera hecho saber sin el menor asomo de duda porque sigue siendo muy intenso. Pero al terminar, estaba llorando. Y tenemos el video de eso.

¿Nos podría decir algo de la iniciativa HeForShe a la que se unió en septiembre?

Yo soy embajador de buena voluntad de las Naciones Unidas, y esta es una campaña solidaria que promueve la igualdad de género. Se trata de involucrar activamente a hombres y niños en un movimiento que fue concebido originalmente como “una lucha de las mujeres por las mujeres”. Pero la cultura patriarcal no solo ha afectado a las mujeres, sino que también ha impuesto en los hombres modelos de masculinidad que son injustos y que crean mucho sufrimiento. Desde niños se nos dice que los hombres no lloran, que tenemos que controlar nuestras emociones, que debemos ser duros y nunca sentir miedo. Esto crea una gran carga emocional para los hombres, cuyo índice de suicidios es tres veces más alto que el de las mujeres. Si no podemos sentir, ni expresar eso que nos hace humanos, nos tornamos a la violencia interna, que se traduce en depresión; o externa, que se expresa en actos como aquellos que se leen constantemente en las notas rojas.

¿Cree que el cine pueda concientizar a la gente?

Definitivamente, y por eso es tan importante que escojamos muy bien los papeles que se convierten en modelos a seguir para muchos niños y hombres.

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO