Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

10 motivos por los que Denzel Washington es el mejor de todos los tiempos en Hollywood

Además, dónde ver las películas que demuestran que se ha ganado este título, como ‘Malcolm X’ y ‘The Equalizer 3’.


spinner image Denzel Washington sonríe en el escenario durante la 47a edición del AFI Life Achievement Award.
Kevin Winter/Getty Images for WarnerMedia

En septiembre, The Equalizer 3 se convirtió en la película con mejores críticas de la trilogía de suspenso y venganza violenta protagonizada por Denzel Washington, de 69 años, y gracias a los $191 millones recaudados, también se convirtió en la más taquillera (a pesar de la escasa promoción, debido a la huelga en Hollywood). Este mes, fue el éxito número 1 en Netflix (en inglés). Así que es el momento de empezar a preguntarnos si este actor dos veces ganador del Óscar (y nominado en diez ocasiones) es, realmente, el mejor en la actualidad. Eso podría sonar como una afirmación osada, pero realmente se puede presentar evidencia. De hecho, aquí lo haremos, en este momento, con las diez razones siguientes.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

(Algunos enlaces en inglés)

1. Es muy bueno en ser muy malo​

La película que lo demuestra: Training Day

Washington se ganó su segunda estatuilla del premio Óscar en el 2002 por interpretar al detective Alonzo Harris, un policía corrupto del Departamento de Policía de Los Ángeles y en general una persona desagradable en Training Day, de Antoine Fuqua. Como agente de narcóticos que se ha pasado al lado oscuro —y ni siquiera se siente un poco arrepentido de eso— Washington trata de seducir al novato personaje de Ethan Hawke hacia su malversa versión de la ley. Gracias a la controversial y enérgica interpretación de Washington, lo que pudo haber sido una predecible película policíaca de suspenso está llena de exquisita maldad.

Puedes verla aquí: Training Day, en Netflix

2. Por la escena difícil de mirar, que le aseguró el primer Óscar​

La película que lo demuestra: Glory

El melodrama de 1989 de Edward Zwick sobre la Guerra Civil, Glory, cuenta la historia de uno de los capítulos más ignorados del conflicto, específicamente, acerca del Regimiento 54 de la Infantería de Voluntarios de Massachusetts, formado totalmente por soldados negros. Pensarías que al ser coestrella de Morgan Freeman sería imposible para alguien más robarse una escena; mucho menos interpretar el papel más fuerte del filme. Pero eso es lo que Washington hace como el raso Trip, un esclavo fugitivo que se une al ejército de la Unión, más que nada durante la atroz secuencia cuando lo azotan por insubordinación. Estudia el desafiante rostro de Washington durante la escena y trata de argumentar que alguien más se merecía el Óscar como el mejor actor de reparto de ese año.

Puedes verla aquí: La escena desgarradora y difícil de ver de Glory en YouTube (Glory, en Prime Video)

3. Es igual de impresionante en el escenario

La obra que lo demuestra: Fences

A diferencia de la mayoría de las estrellas de cine que realizan una serie de interpretaciones cinematográficas, una tras otra, Washington es realmente un actor entrenado en teatro que regresa al escenario tan a menudo como puede. En la última década, se ha presentado en Broadway, en nuevas versiones de A Raisin in the SunThe Iceman Cometh y Fences de August Wilson (por la que se ganó un Tony). Washington se sintió tan conectado a ese último papel, un frustrado padre de la clase trabajadora en la década de 1950, que adaptó la obra de Wilson a una película del 2016 nominada como mejor película, en la que él fue director y protagonista junto a Viola Davis.

Puedes verla aquí: Fences, en Prime Video

No te pierdas esto: La guía esencial para Ma Rainey's Black Bottom, del dramaturgo August Wilson

4. También es bueno para jugar en la vida real

La película que lo demuestra: He Got Game

Mientras estudiaba drama y periodismo en Fordham University, Washington jugó como defensa en el equipo de baloncesto de la escuela, donde su entrenador fue el legendario P.J. Carlesimo. El actor mostraría después algunas de esas habilidades en su tercera colaboración con Spike Lee, He Got Game de 1998, en la que interpreta a un convicto que sale de la cárcel para que, a cambio de una sentencia reducida, convenza a su distanciado hijo (estrella del NBA en la vida real, Ray Allen) que acepte una beca de baloncesto.

Puedes verla aquí: Mira a Washington jugar algo de defensa muy activamente en este clip de YouTube de He Got Game. (He Got Game, en Prime Video)

No te pierdas esto: Las 5 mejores películas de Spike Lee que (todavía) no has visto

5. Tiene una ética laboral que iguala su versatilidad

La película que lo demuestra: Philadelphia

Casi podrías elegir un año cualquiera, pero pongamos por caso el año 1993. En ese período de 12 meses, Washington actuó en tres (¡tres!) películas que no podían ser más diferentes entre sí: la adaptación de Kenneth Branagh sobre Much Ado About Nothing de Shakespeare, el impecable filme de suspenso de John Grisham The Pelican Brief y Philadelphia de Jonathan Demme, que quizás sea la primera película masiva de Hollywood que abordó directamente la crisis del sida. Obviamente, Washington es excelente en todas ellas.​

Puedes verla aquí: Philadelphia, en Prime Video

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

6. Puede hacer una asombrosa interpretación incluso en la cama

La película que lo demuestra: The Bone Collector

A veces cuando la gente habla sobre grandes actores, dirá, “Con esa voz, lo escucharía leer la guía telefónica”. Pues bien, no tan lejos de eso está un actor tan sistemáticamente fascinante que pagaríamos por verlo en una película donde está en la cama durante la mayoría del filme. Y eso es exactamente lo que Washington hace en The Bone Collector de 1999, con una tensa trama policial acerca de un cuadripléjico exdetective de homicidios y su compañera (Angelina Jolie) tras el rastro de un asesino en serie que aterroriza la ciudad de Nueva York. Washington sabe que no todas las películas en las que actúa tienen que ganarse un Óscar (o ni siquiera ganarse a los críticos), pero en The Bone Collector él sabe cómo sacarle jugo al asunto… incluso desde la cama.

Puedes verla aquí: Esta tensa escena de tuberías de vapor de The Bone Collector en YouTube (The Bone Collector, en Peacock)

7. Hasta sus películas que nadie ha visto son fantásticas

La película que lo demuestra: 2 Guns

Una de las películas más gratas del 2013 fue una que casi nadie vio. Es una de esas películas que no puedes dejar de contarle constantemente a la gente porque quieres que el mundo se ponga de tu lado. Estoy hablando de la película policial acerca de dos colegas, del director Baltasar Kormakur, 2 Guns. Washington y Mark Wahlberg trabajan juntos como agentes encubiertos que posan como traficantes de drogas para atrapar a un capo de la cocaína (Edward James Olmos). Llena de divertidos giros que no te esperas e influenciada por un estilo de Elmore Leonard, 2 Guns es un tesoro enterrado que presenta a dos estrellas de categoría A que saben que están en una película de categoría B.

Puedes verla aquí: 2 Guns, en Prime Video

8. Como director, bateó un jonrón en su primera vez a la base

La película que lo demuestra: Antwone Fisher

Prácticamente todos los actores piensan que pueden dirigir, pero pocos se las arreglan para hacerlo, y son menos los que realmente son buenos. Sin embargo, Washington demostró tener habilidades naturales, ya que superó todas las expectativas en su primer intento con Antwone Fisher en el 2002. En este poderoso drama sentimental, estelariza el entonces desconocido Derek Luke como un joven de la Naval que es obligado a consultar con un psiquiatra (Washington) y su turbulento pasado empieza lentamente a desbordarse. Rara vez hay primerizos detrás de la cámara que son tan seguros. Desde entonces, Washington ha dirigido con poca frecuencia, pero cuando lo hace, es todo un evento.

Puedes verla aquí: Antwone Fisher, en Prime Video (y añade una caja de Kleenex en tu carrito de compras mientras estás ahí)

9. Hasta puede hacer Shakespeare… bastante

La película que lo demuestra: Much Ado About Nothing

Todos sabemos que Washington es uno de los actores más versátiles de Hollywood, pero pocos saben que también se siente como en casa con el Bardo. Una de sus primeras grandes actuaciones en escenario fue en una producción fuera de Broadway en 1979, Coriolanus. Desde entonces, ha actuado en Richard III en el Public Theater y como Brutus en una versión de Julius Caesar del 2005 en Broadway. Ya que las obras difícilmente están disponibles para su transmisión directa, ¿por qué no verlo en esta escena de la versión cinematográfica de Much Ado About Nothing​ de Kenneth Branagh en 1993?

Puedes verla aquí: Much Ado About Nothing, en Pluto TV

10. Porque aparentemente la manzana nunca cae lejos del árbol

La película que lo demuestra: Malcolm X

Si has visto BlacKkKlansman de Spike Lee o Tenet de Christopher Nolan, entonces sabes que el viejo dicho “De tal palo, tal astilla” es cierto cuando se trata del hijo de Washington, John David Washington. El talento corre por las venas. El joven Washington ahora es una auténtica estrella cinematográfica de segunda generación, pero pocos saben que su primer papel llegó en la abrasadora película biográfica de su papá Malcolm X, donde el joven Washington interpreta a un estudiante en un salón de clases de Harlem. Es cierto, es una escena que si cierras lo ojos te la pierdes, pero ¿quién necesita una excusa para ver tan excelente película donde se presentan dos Washington por el precio de uno?

Puedes verla aquí: Malcolm X, en Max​

Chris Nashawaty, excrítico de cine de Entertainment Weekly, es el autor de Caddyshack: The Making of a Hollywood Cinderella Story; también colabora con Esquire, Vanity Fair, The New York Times y The Wall Street Journal.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?