Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Cecilia Suárez habla de su oficio, su carrera y 'Perfectos desconocidos' Skip to content
 

Cecilia Suárez: Actuar es entrar en otra piel

La versátil actriz mexicana brilla en 'Perfectos desconocidos'.

Cecilia Suárez

Ana Lorenzana

La actriz mexicana Cecilia Suárez lleva una larga trayectoria en el cine, el teatro y la televisión.

A sus 47 años, Cecilia Suárez vive uno de los mejores momentos de su carrera. La actriz está en boca de todos gracias al personaje de Paulina en la exitosa serie La casa de las flores, creada y dirigida por su gran amigo Manolo Caro. Aunque ese rol le ha traído reconocimiento mundial, Suárez tiene una larga trayectoria en cine y teatro que la ha convertido en una de las actrices más versátiles y respetadas en México.

Suárez, que estudió arte dramático en Estados Unidos, ha actuado en papeles secundarios en series de televisión y películas norteamericanas, incluyendo la más reciente, Overboard de Eugenio Derbez. Pero en México es donde ha logrado brillar, protagonizando series como Capadocia y Mujeres asesinas. En el cine, se ha lucido en Sexo, pudor y lágrimas —su primer protagónico y uno de los filmes más taquilleros de México— y Elvira, te daría mi vida pero la estoy usando.  


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Ahora está promoviendo el estreno de Perfectos desconocidos, donde interpreta a Eva, la anfitriona de una cena donde los comensales aceptan participar en un juego en el que leen mensajes y escuchan en altoparlante llamadas que llegan a sus celulares durante la comida, exponiendo secretos íntimos, con inesperadas consecuencias.

Hablamos con Suárez sobre su carrera, su amistad con el director Manolo Caro y sus nuevos proyectos.

¿Qué te gusta de ser actriz?

Me gusta la posibilidad de entrar en otra piel y olvidarme de mí un ratito. Lo encuentro liberador. Me gusta la posibilidad de contar diferentes historias; que es un trabajo que cambia constantemente y en el que se van formando familias creativas; que trabajamos con nuestras emociones, y que en un año puedes hacer cosas totalmente diferentes.

Has actuado en varias películas de Manolo Caro. ¿Cómo se forjó esa amistad y cómo navegan la amistad con la relación laboral?

La amistad se forjó hace mucho tiempo y, como debe ser, con delicadeza. El marco de nuestra relación es de muchísimo respeto mutuo. En lo laboral, fue poco a poco. Hice un cameo pequeño en No sé si cortarme las venas o dejármelas largas y en Elvira, nos adentramos en una colaboración mucho más profunda y larga. Ese proyecto definió parte de nuestra relación laboral. Somos familia, diría yo.

¿Cómo es trabajar con Manolo Caro y cómo fue la experiencia en Perfectos desconocidos?

 Para mí es un placer, por eso seguimos trabajando juntos. Diría que Manolo sobrevivió la película, porque el elenco era una bomba. Creo que esto que él generó con la composición de ese elenco tan increíble de amigos, fortaleció esas ganas de trabajar juntos y permeó hacia la historia. Trabajar con este elenco ha sido una de las experiencias más gratas que he tenido.

¿Qué te atrajo de Perfectos desconocidos y qué querrías que el público rescate de la película?

Las preguntas que plantea la historia son pertinentes a la realidad en que vivimos; y era entrar en la lluvia de remakes que tiene la historia alrededor del mundo. Lo que quisiéramos que rescate el público son las preguntas que se exploran en la película: ¿la tecnología nos maneja a nosotros, o nosotros controlamos la tecnología? ¿Cómo afectan las dinámicas familiares y de amigos? Y un tema recurrente en los trabajos de Manolo, que está presente en toda su obra: ¿por qué la gente piensa una cosa y dice otra?

"Me gusta la posibilidad de entrar en otra piel y olvidarme de mí un ratito. Lo encuentro liberador"

¿Cómo describirías tu relación con tu celular y las redes sociales? ¿Participar en Perfectos desconocidos te ha hecho reevaluar tu relación con la tecnología móvil?

Tengo relación de amor y odio con el celular. A veces me encantaría poder regresar a los teléfonos viejos de disco. Los celulares son herramientas fabulosas que nos conectan y ayudan, pero creo que a veces nos separan, porque perdemos parte de ese contacto humano y personal. A veces cuando me olvido el celular en casa, me desespero. Luego, a los 10 minutos, pienso, ¡que bendición!

¿Alguna vez te imaginaste el éxito que tendría tu personaje de Paulina?

Creo que ni yo ni nadie imaginamos. No la vimos venir. Fue una grata sorpresa lo que pasó con la serie; nos llenó de alegría y agradecimiento y luego de preguntas. ¿Por qué la serie y el personaje ha conectado tanto con el público? Esperamos que siga en las próximas temporadas.

Ahora que eres una actriz de renombre, reconocida fuera de México gracias a La casa de las flores, ¿te interesaría intentar suerte en Hollywood?

No. Yo ya he vivido en Los Ángeles y me siento muy agradecida por el trabajo que hice allá. Disfruto mucho trabajar con ellos. Mi educación como actriz se la debo a ellos, pero, no. Parte de la razón que decidí quedarme en México es que acá me ofrecen papeles mucho más interesantes. Acá es mucho más amor y menos dinero, pero lo disfruto. Mi razón principal es que la mayoría de los papeles que me daban en Estados Unidos eran visiones de la mujer latinoamericana: bombas sexuales o pandilleras. A mí me parecía tan chafa. No había tanta tela de donde cortar. Pero si se presenta un trabajo interesante, no dudaría en hacerlo.

¿Qué proyecto de cine o televisión crees que marcó tu carrera y te dio mayor satisfacción?

He hecho muchos proyectos y todos son muy especiales. Uno aprende en ese andar y agradezco cada uno de ellos. He hecho de todo, de teatro a televisión a cine. Hasta los que no han sido buenos, me han ayudado a lo largo del camino.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.