Skip to content
 

Barbara Stanwyck, majestuosa

La fascinante vida de la actriz que ganó su lugar en Hollywood a punta de talento y tenacidad.

  • Barbara Stanwyck en una escena de la película STELLA DALLAS, y su carrera en Hollywood
    Cortesía de Everett Collection

    Éxito a prueba de todo

    Antes de convertirse en la mujer mejor pagada de Estados Unidos cerca de 1944, Barbara Stanwyck se llamaba Ruby Catherine Stevens. Nació en Brooklyn, un 16 de julio de 1907, la última de cinco hermanos. Cuando Ruby tenía tres años, un borracho empujó a su madre mientras salía de un tranvía, provocando su caída en el pavimento y la muerte instantánea. Dos semanas después del entierro, su padre se unió al equipo que construía el Canal de Panamá. Nunca más lo volvieron a ver. Mildred, una hermana mayor, hizo todo lo posible para criar a Ruby y a su hermano Malcolm.

    1 of 17
  • Barbara Stanwyck en una escena de la película  Ziegfeld girl y su carrera en Hollywood
    Historic Collection/Alamy Stock Photo

    De Broadway a Hollywood

    Ruby abandonó la escuela a los 13 años y renunció a varios trabajos. A los 16 años, debutó como bailarina en Nueva York. Triunfó en Broadway y en 1929, se trasladó a Los Ángeles para filmar su primera película, The Locked Door. Lamentablemente, esta producción no corrió con suerte en la transición al cine sonoro y fracasó. Pero Stanwyck tenía una voz carismática, y el conocido director Frank Capra la contrató para el drama romántico Ladies of Leisure (1930). De ahí en más, no pararía de filmar.

    2 of 17
  • Retrato de los actores Barbara Stanwyck y Robert Taylor, y su carrera en Hollywood
    Hulton Archive/Getty Images

    Amores y desamores

    En 1928, Stanwyck se casó con el actor Frank Fay, con quien adoptó un hijo que, por varias razones, nunca formaría parte mayor de su vida. Ante el éxito de Stanwyck en Hollywood, Fay se volvió abusivo. Se divorciaron en 1935, y un año después la actriz comenzó una relación con la estrella de cine Robert Taylor, cuatro años más joven. Pese a que el matrimonio terminó en 1950, Taylor —dueño de un rancho en Brentwood donde la pareja pasó momentos felices— fue el amor de su vida.

    3 of 17
  • Barbara Stanwyck en una escena de la película STELLA DALLAS, y su carrera en Hollywood
    Cortesía de Everett Collection

    Primera nominación al Óscar

    Cuando el productor Sam Goldwyn empezó a preparar una adaptación cinematográfica de la novela Stella Dallas en 1937, Stanwyck quería interpretar al personaje del título, una trepadora social de orígenes humildes. Al principio Goldwyn pensó que era demasiado joven, además de no tener suficiente sex appeal. Pero el director King Vidor ganó la partida, y este papel le significó a Stanwyck su primera nominación al Premio Óscar.Fue inmensa su desilusión en marzo de 1938, cuando Alice Brady se llevó el premio a mejor actriz.

    4 of 17
  • Barbara Stanwyck en una escena de la película THE LADY EVE, y su carrera en Hollywood
    Cortesía de Everett Collection

    Una Eva a la moda

    En 1941, Stanwyck tiene la oportunidad de trabajar con uno de los directores más brillantes de Hollywood, Preston Sturges. Él la junta con Henry Fonda en The Lady Eve, una disparatada comedia sobre una cínica cazafortunas que termina enamorándose de su nueva víctima. Fue una de las producciones favoritas de la actriz y trabajar con Sturges le pareció “como estar en un carnaval”. El vestuario de Edith Head —con 25 cambios de vestimentas— transformó a Stanwyck en ícono de la moda.

    5 of 17
  • Barbara Stanwyck en una escena de la película  BALL OF FIRE, y su carrera en Hollywood
    Cortesía de Everett Collection

    Puro fuego

    Ese mismo año, Stanwyck protagoniza un gran éxito comercial del director Howard Hawks, Ball of Fire, una burbujeante comedia sobre ocho profesores encabezados por un brillante Gary Cooper. Los siete están escribiendo una enciclopedia sobre el conocimiento humano y deciden basarse en el lenguaje de una bailarina de cabaret para estudiar la jerga estadounidense. Stanwyck era perfecta para este papel, proyectando una combinación de sensualidad callejera con delicada sensibilidad. Fue nominada al Óscar por segunda vez y perdió ante Joan Fontaine en Suspicion, de Alfred Hitchcock.

    6 of 17
  • Fred MacMurray y Barbara Stanwyck en una escena de la película DOUBLE INDEMNITY, y su carrera en Hollywood
    Cortesía de Everett Collection

    Seductora

    En 1943, Stanwyck filma Double Indemnity,dirigida por Billy Wilder, quizás el mejor film noirde la historia. Cuando leyó el guion, pensó que nadie soportaría al personaje de Phyllis, una mujer fría y manipuladora que usa a un vendedor de seguros para asesinar a su marido y quedarse con el dinero. Con una peluca rubia y ropa apretada, encarna el arquetipo definitivo de la mujer fatal. En el estreno, los hombres del público silbaron durante cinco minutos en la primera escena en la que aparecía Stanwyck.

    7 of 17
  • Barbara Stanwyck y Dennis Morgan en una escena de la película CHRISTMAS IN CONNECTICUT, y su carrera en Hollywood
    Cortesía de Everett Collection

    Éxitos y pérdidas

    Double Indemnity le consiguió una tercera nominación al Óscar, pero esta vez perdió ante Ingrid Bergman. En 1945, Stanwyck puso en evidencia su carisma para la comedia romántica en Christmas in Connecticut, interpretando a Elizabeth Lane, una columnista soltera que se gana la adoración de multitudes escribiendo artículos sobre su supuesta vida como madre y esposa en una granja ficticia. Buscando volver a los papeles dramáticos, consiguió el protagónico en Mildred Pierce, otra adaptación de James Cain, para después perderlo ante Joan Crawford.

    8 of 17
  • Pista de bolos y el mensaje, La informacion variada y los descuesntos son parte de mi día a día.

    Oferta de AARP

    Suscríbete a nuestro Boletín y diviértete cada día con reseñas de cine, música y libros, horóscopos y juegos.
    Únete a AARP hoy mismo y disfruta la vida un poco más.

    9 of 17
  • Barbara Stanwyck en una escena de la película Sorry, Wrong Number, y su carrera en Hollywood
    Photo Paramount/Getty Images

    Última desilusión

    La cuarta y última nominación al Óscar como mejor actriz llega en 1948 con Sorry, Wrong Number. Stanwyck interpreta a una mujer con problemas emocionales que, por un error telefónico, escucha a dos hombres planeando su propio asesinato. Para compenetrarse mejor en el papel, exigió que le presentaran el guion 10 días antes de comenzar y entrevistó a varios doctores sobre el trastorno bipolar. Desilusionada, Stanwyck se encontró una vez más en la ceremonia de los Óscar, perdiendo la estatuilla ante Jane Wyman.

    10 of 17
  • Barbara Stanwyck en una escena de la película TITANIC, y su carrera en Hollywood
    20thCentFox/Cortesía de Everett Collection

    Otro gran romance

    Durante la filmación de Titanic en 1953, Stanwyck, con 45 años, conoce al joven actor Robert Wagner, de 22, y comienza un romance que duraría cuatro años. Décadas más tarde, Wagner recordaría con ternura esta relación, enfatizando la ayuda que le proporcionó la actriz al comienzo de su carrera. Pero las apretadas agendas de ambos, además de la inmensa diferencia de edad, conspiraron en su contra y eventualmente Stanwyck decidió que este lazo debía finalizar. Wagner hablaría abiertamente sobre el tema en su autobiografía.

    11 of 17
  • Barbara Stanwyck en una escena de THE BARBARA STANWYCK SHOW, y su carrera en Hollywood
    Cortesía de Everett Collection

    A la televisión

    A principios de los años 60, Stanwyck logró reinventar su carrera como una actriz madura. Adoptando un formato popular de la época, filmó 36 episodios de la serie televisiva The Barbara Stanwyck Show, unitarios dramáticos de media hora. Siempre había sido una mujer insegura que se ocultaba detrás de sus personajes; la obligación de actuar como anfitriona del programa en sus escenas introductorias la exasperaba intensamente. En mayo de 1961, ganó un Emmy por su trabajo en la serie. Dos semanas después, la cadena NBC decidió cancelarla.

    12 of 17
  • Barbara Stanwyck en una escena de la película The Big Valley, y su carrera en Hollywood
    Steve Schapiro/Corbis via Getty Images

    ‘Valle de pasiones’

    Desde 1965 y durante cuatro temporadas, encarna a la matriarca de la familia Barkley en el wéstern The Big Valley (Valle de pasiones en Latinoamérica). Arropada por excelentes guiones y un elenco de grandes actores jóvenes como Linda Evans, Stanwyck es uno de los cimientos que sostiene a uno de los mejores wésterns de la televisión estadounidense. Durante los nueve meses al año que duraba la producción, la actriz con frecuencia se despertaba a las 4 a.m. y terminaba de filmar a las 9 p.m.

    13 of 17
  • Barbara Stanwyck en una escena de la película THE THORN BIRDS , y su carrera en Hollywood
    ABC Photo Archives/ABC via Getty Images

    Teleserie inolvidable

    En 1983, Stanwyck se despacha con una de las actuaciones más memorables de su carrera en la exitosa miniserie The Thorn Birds. Interpreta a una anciana perturbada por su atracción física hacia un joven sacerdote. Durante una atrevida escena con el carilindo Richard Chamberlain, se equivocó en su diálogo y exclamó: “Es la primera vez en 20 años que tengo a un hombre desnudo en mis brazos”. Lamentablemente, el hábito de fumar durante toda su vida le pasó factura, generando graves problemas de salud.

    14 of 17
  • Barbara Stanwyck cuando ganó el Oscar, y su carrera en Hollywood
    ABC Photo Archives/ABC via Getty Images

    Por fin, el ansiado Óscar

    Al final de su vida, Stanwyck sufrió un gran disgusto cuando su hijo adoptivo Dion vendió a un periódico su triste historia de abandono y la indiferencia crónica de su madre. Además, a los problemas respiratorios ocasionados por la nicotina se sumó la degeneración de su vista. Stanwyck, que siempre había sido extremadamente independiente, lamentó estas limitaciones, pero siguió buscando hasta el final un papel de cine o televisión que le recordara las glorias del pasado. En 1982, la Academia le entregó un Óscar honorario.

    15 of 17
  • Barbara Stanwyck en una escena de la película THE COLBYS, y su carrera en Hollywood
    ABC Photo Archives/ABC via Getty Images

    Fin de una era

    Stanwyck falleció a los 82 años durante la tarde del 20 de enero de 1990. Casi todos sus amigos de la época dorada de Hollywood habían fallecido antes que ella, incluyendo el amor de su vida, su exesposo Robert Taylor. De acuerdo a sus instrucciones, sus cenizas fueron esparcidas con un helicóptero en la zona californiana de Lone Pine, donde había filmado muchos de sus wésterns. Hasta el final, el mundo del espectáculo fue el centro absoluto de su vida.

    16 of 17
  • José José, su carrera en fotos, cuando recibió el premio por su trayectoria artística en el Latin Grammy.
    Everett Collection
    17 of 17

También te puede interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO