Skip to content
 

El desafío de encarnar a Celia Cruz

Dos actrices ven sus carreras transformadas.

Actrices que interpretan a Celia Cruz: Aymee Nuviola y Jeimy Osorio

Cortesía de Telemundo

Aymee Nuviola y Jeimy Osorio enfrenta el reto de encarnar a la leyenda Celia Cruz.

Si a alguien todavía le quedaba alguna duda de que Celia Cruz sigue viva en el corazón de su público, el éxito del nuevo programa de la cadena Telemundo, Celia, la serie, seguramente la eliminó. Desde el inicio, esta serie basada en la vida de la cantante —aunque con ciertas libertades artísticas— ha sido un gran éxito, con más de 5 millones de espectadores en ciudades como Miami y Nueva York, y casi 70,000 seguidores en Facebook. La serie culminará en febrero o marzo del 2016 y en las dos semanas siguientes al último capítulo, el público podrá ver toda la serie en línea.

Jeimy Osorio y Aymee Nuviola son las encargadas de encarnar a la guarachera en su juventud y adultez.

Nuviola, bautizada por el salsero venezolano Oscar D’León como “La sonera del mundo”, es una cantante cubana que tiene varias nominaciones al Grammy en su haber, gracias a su participación en Fania All Stars y el tour Salsa Giants con Sergio George. Próximamente grabará un disco junto a George con música de Celia Cruz. Incluirá un documental con testimonio de personas que conocieron y trabajaron con Celia.

La puertorriqueña Osorio, por su lado, llegó a Celia a través de la actuación: trabajó en cine, en teatro y en televisión. Tuvo un papel pequeño en Fast Five y participó en telenovelas como Una maid en Manhattan y Santa diabla. Ahora incursiona en el canto y está trabajando en un disco con Motiff (Arbise González), el productor de La gozadera de Marc Anthony.

Las actrices se tomaron un momento para contarnos el impacto que Celia Cruz ha tenido en su vida antes —y ahora—.

¿Cómo descubrieron la música de Celia Cruz?

Aymee Nuviola: Fue en un concierto en el Auditorio Nacional de México a donde llegué representando a la radio y TV cubana. Yo era conocida en Cuba porque había ganado un concurso allí, pero nunca había escuchado hablar de Celia Cruz. Esa tarde en México, cuando ella cantó, ¡uf! ¡Sentí un corrientazo! Cuando la escuché gritar “¡Azúcar!” y puso de pie a toda la gente, de todas las edades, comencé a llorar. ¿Puedes creerlo? La gente bailaba y se reía… ¡y yo lloraba! Así de emocionante fue verla en persona.

Jeimy Osorio: En mi caso, Celia siempre fue parte de mi vida, del repertorio musical que me acompaña, de mi familia, porque la teníamos en la radio de mi casa en Puerto Rico constantemente.

¿Cómo se postularon para interpretar a Celia en la TV?

AN: Fernando Gaitán, el escritor de Yo soy Betty, la fea, vio una presentación que hice en el Café Havana de Cartagena y le propuso a mi esposo que yo hiciera el casting. Me sorprendí muchísimo con la propuesta. ¡Pero más cuando me eligieron!

JO: Me enteré de la audición y una amiga, la estilista Irma Martínez, me prestó un vestido de la colección que tiene de ropa de la época de los 50 y me auguró: “Tú vas a quedar”. ¡Y quedé!

¿Cuál ha sido el mayor reto?

AN: Es tratar de lucir como lucía ella, porque eso es una cátedra entera aparte. Entre las uñas, el maquillaje, los vestidos, los enormes zapatos y las pelucas… ¡encima la separación de los dientes! Eso solo para comenzar, porque aparte vienen los gestos y sus dichos para que se vea natural.

JO: El reto más grande fue no dejar que la responsabilidad afectara mi desempeño como actriz. Soy muy emocional y tuve que mantener un balance para disfrutar el proceso. 

¿Y las grandes sorpresas?

AN: Me impresionó que se ganara premios que no estaban relacionados con la música, como su trabajo incansable con la Liga Contra el Cáncer, las donaciones que hizo para esta enfermedad que irónicamente fue la que le quitó la vida. También me sorprendió que triunfara no siendo tan joven porque sus mayores éxitos los obtuvo siendo una adulta.

JO: Celia me sorprende todos los días. Un día me sorprendí al escuchar una canción de ella con flamenco y rumba con guaracha. Me sorprende como ella pudo hacer lo que quiso con la música, cantando canciones propias igual que las de otras personas y siempre disfrutando la vida siendo ella misma.

¿Qué responsabilidad se desprende al interpretar a alguien tan querido como Celia?

AN: Toda la responsabilidad del mundo. Uno sabe que esto es algo que está fresco en la memoria de la gente. Si fuera un personaje ficticio uno se lo inventa libremente, pero es alguien que está aún fuerte en la memoria de la gente y que hay un público exigente. Eso preocupa.

JO: Yo siempre he pensado en eso… que tiene un gran peso. Pero no por cómo fue Celia, pero cómo llevo mi vida ahora en adelante. Esa es la responsabilidad, seguir transmitiendo su alegría. Interpretar a alguien que decía que “la vida es un carnaval”, merece que uno enfrente la vida con esa alegría y amor.

¿Qué cosas nuevas aprenderá el público de Celia Cruz?

AN: Que existió una mujer con mucha tenacidad y que está pasando a otras generaciones su gran talento. Que grabó 75 discos y recorrió el mundo sin orgullo, con mucha humildad y una inmensa alegría.

JO: ¡El carácter que tenía esa mujer! Ella sabía lo que quería, por qué lo quería y cuándo lo quería. Fue una mujer que supo cómo hacer escuchar su voz en todas partes, en cualquier situación.

¿Creen que ella quedaría complacida con la serie?

AN: Yo creo que sí, porque ella era una persona humilde que aceptaba con mucho cariño lo que se le daba con cariño y le gustaba que la juventud se acercara a su arte. Y esta serie es eso: muchas nacionalidades y edades, todos unidos con el objetivo de aprender de ella y honrar su legado.

JO: ¡Ojalá que sí! Me encantaría sentir que ella supo que la hicimos sentir honrada. Y que fue parte de una necesidad: su serie llegó cuando necesitábamos historias inspiradoras.

También te puede interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO