Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

La cosecha

Película sobre el trabajo infantil y la faena agrícola, producida por Eva Longoria, se estrena en julio.

In English | Zulema Lopez, de 12 años de edad, comienza sus jornadas a las 4:30 a. m. Se despierta, se viste y se va con su familia a los campos de cebollas del sur de Texas. Allí, empuñando unas tijeras de un tamaño extraordinario, recolecta cebollas, les quita las raíces y los tallos, y las lanza en un balde, hilera tras hilera, balde tras balde.

Los días son largos, las temperaturas a menudo rondan los 100 grados (unos 37 ºC), y Lopez, que se debate entre el deseo de ayudar a su familia y el desdén por ese trabajo, a veces simplemente se rebela y deja de recolectar.

"Me encierro sola en el camión durante horas y pienso: 'Tal vez debería dejar de hacer esto y hacer la tarea de la escuela'", comenta.

Vea también: Sin comida, sin futuro.

Lopez es una de los tres niños que se presentan en la película La cosecha, un documental que sigue los pasos de los niños itinerantes y sus familias mientras viajan desde Florida y Texas para recolectar frutas y verduras más al norte.

La cosecha "pone al descubierto la descarada explotación de los niños que trabajan en la agricultura de EE. UU. y alimentan al país", relata la actriz y activista Eva Longoria, productora ejecutiva del documental. "Es lamentable que quienes dan de comer al país mejor alimentado del mundo se vayan frecuentemente a dormir con hambre".

El director Roberto Romano intercala las historias de los niños con la cruda realidad de la difícil situación del trabajo agrícola: se estima que 400.000 niños trabajan más de 14 horas diarias, siete días a la semana. La familia promedio que trabaja en agricultura gana menos de $17.500 al año, sin garantía alguna de ingreso mínimo o pago por horas extras. Asimismo, la temprana y continua exposición a pesticidas puede representar graves riesgos para la salud.

Romano, que dirigió Stolen Childhoods (Infancias robadas), sobre el trabajo infantil en todo el mundo, y The Dark Side of Chocolate (El lado oscuro del chocolate), sobre el comercio del cacao en África Occidental, pasó tres años entrevistando a 30 niños, visitando 24 estados y atravesando más de 75.000 millas para realizar La cosecha.

"Se ve la vida marginal", comenta. "Se ve la inseguridad, lo difícil que resulta todo. Se ve la incertidumbre, y uno se pregunta por qué hoy, en Estados Unidos, todavía permitimos que les sucedan estas cosas a nuestros niños".

Además de reflejar la tensión diaria que provoca el trabajo agrícola, La cosecha examina el impacto negativo que esa actividad tiene en la educación del niño.

"Siento que quedo rezagada con respecto a los demás", comenta Lopez, "como que nunca voy a lograr ir a la escuela secundaria ni nada". Los niños frecuentemente se ausentan de su casa durante seis meses al año, lo cual significa que comienzan las clases más tarde y las terminan antes. Pueden asistir a clase cuando no están en su casa, pero la naturaleza nómada del trabajo agrícola  migratorio y los largos horarios de trabajo —un promedio de 30 horas semanales— les dificultan la tarea de mantenerse al día.

"Imaginen empezar a asistir a clases a fines de octubre en una escuela que comenzó en agosto", comenta Julia Perez, directora asociada de la película. "Y, luego, tienen que abandonar las clases a principios de abril para seguir la cosecha". Dice que los estudios muestran que cuando los niños cambian de escuela, se atrasan entre tres y seis meses. El índice de deserción entre los jóvenes que realizan trabajo agrícola es cuatro veces superior al promedio nacional, según Human Rights Watch.

Perez, que comenzó a recolectar fresas a los cinco años, se las arregló para completar sus estudios universitarios. Se recibió de ingeniera eléctrica y hoy les envía dinero todos los meses a sus padres que ya no trabajan en la agricultura. "Les demostré a mis padres que la educación da sus frutos", comenta.

Pero Perez desafió las probabilidades.

"Muchos de los niños", comenta Longoria, "están atrapados en el círculo vicioso de la pobreza debido a sus obligaciones en el campo y con sus familias, y muchos de esos niños no pueden romper ese círculo porque no tienen la posibilidad ni la oportunidad de hacerlo".

Siguiente: A estimular el cambio. EXTRA: Video. >>

A estimular el cambio

Los creadores de La cosecha esperan que el documental contribuya a estimular el cambio. En una conferencia de prensa llevada a cabo en junio del 2011 en el Congreso, Longoria, junto con una amplia coalición de activistas, promocionó un proyecto de ley que cambiaría las arcaicas leyes laborales que se remontan a 1938, cuando era más común el trabajo agrícola familiar.

Bajo la ley actual, los niños que trabajan en agricultura pueden hacerlo desde más jóvenes, durante más horas y en condiciones más peligrosas que los niños que trabajan en otras industrias. El nuevo proyecto de ley, conocido como Children´s Act for Responsible Employment (CARE, Ley para el Empleo Responsable de los Niños), les brindará la misma protección a los que trabajan en los campos.

"La agricultura es uno de los trabajos más peligrosos de nuestro país", comenta la representante Lucille Roybal-Allard (Demócrata por California), quien presentó el proyecto de ley. "Sin embargo, es la única industria del país en la que nuestros niños no están protegidos de igual manera por nuestras leyes laborales infantiles". La Ley CARE, indica, "terminará con la dualidad", al eliminar las cláusulas que permiten que los niños entre 10 y 13 años trabajen en los campos, y establecer restricciones más firmes para los que tengan 16 años o más.

Los defensores de este proyecto de ley sostienen que este es un primer paso hacia la protección de cientos de miles de niños que están expuestos al mismo tipo de condiciones peligrosas que los niños de países mucho menos desarrollados.

"Los trabajadores agrícolas han soportado salarios inferiores, peores tratos y una calidad de vida deficiente durante mucho tiempo por recolectar los alimentos que consumimos", indica Romano. "Como país, en la actualidad, gastamos en comida el porcentaje más bajo de nuestro ingreso disponible, de modo que quiero saber: ¿Seguiremos esperando que los niños recolecten nuestros alimentos para que podamos comer barato?"

La cosecha, producida por Shine Global, en asociación con Globalvision, Inc. y Romano Productions, se estrenará en los cines de Nueva York y Los Ángeles a fines de julio y principios de agosto; en Epix, el 15 de octubre, y en Planeta Verde, de Discovery, en 2012.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO