Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Cultura latina, ¿amenazada en Arizona?

<i>Precious Knowledge</i> documenta la controversia por un programa de estudios mexicano-estadounidenses.

In English | ¿Orgullo cultural o adoctrinamiento izquierdista? Esa pregunta es clave en Precious Knowledge, un documental sobre el polémico programa de estudios mexicano-estadounidenses que se imparte en las escuelas públicas primarias y secundarias en Tucson, Arizona. El programa se ha cuestionado en los tribunales y continúa incitando intensos debates.

Vea también: La cosecha, una película sobre el trabajo infantil y la faena agrícola.

Mexican American/Raza studies students during a Phoenix protest

Foto cortesía de Chris Summitt

Estudiantes durante una manifestación en Tucson, Arizona.

El filme, que se estrenará el 17 de mayo en PBS, destaca que, en el pasado, relegaban a muchos de los estudiantes chicanos del estado a las clases de capacitación ocupacional, y que hasta un 50 % dejaban los estudios antes de terminar la secundaria. Pero la concientización chicana que comenzó en los años 60 y 70, con el tiempo, ayudó a crear, en 1998, el programa de Mexican American/Raza Studies. Los resultados, según el documental, fueron alentadores: aquellos que tomaron dichas clases, que estaban a disposición de todos los estudiantes, demostraron una mejoría considerable en las pruebas estandarizadas, y un 93 % de los participantes se graduaron.

Pero el programa tenía —y tiene— sus detractores. Son muchos y poderosos. Los detractores afirmaban que los estudios étnicos, en vez de incluir, eran divisivos: que difundían una doctrina revolucionaria, que se dirigían desde México y que, al centrarse en un solo grupo étnico, eran racistas y antiestadounidenses. “¿Qué clase de semillas culturales estamos sembrando aquí?”, preguntó el, en ese entonces, senador estatal John Huppenthal (que ahora es el superintendente de educación pública del estado de Arizona). Irónicamente, en ese momento, Huppenthal era el único detractor que había visitado una de las clases.

Y el resultado de toda la controversia fue que, tras varios intentos malogrados, una ley que prohibía las clases de estudios étnicos en Arizona entrara en vigor a finales del 2010. “A los estudiantes de las escuelas públicas les deben enseñar a tratarse y valorizarse entre sí como individuos, y no se les debe enseñar a ofenderse u odiar otras razas o clases de personas”, declara la ley, que también prohíbe los cursos “diseñados principalmente para los alumnos de un grupo étnico en particular”.

Un grupo de profesores perdió una demanda que presentó en el 2010 para que continuara el programa. Sin embargo, este año, un juez federal dictaminó que los estudiantes de Tucson que reclaman que la ley infringe sus derechos protegidos por la Primera Enmienda, pueden demandar al distrito escolar.

Siguiente: Una multitud de enemigos. >>

El filme del director Ari Luis Palos cubre todos los ángulos de este debate con entrevistas a alumnos y profesores, y a los funcionarios estatales opuestos al programa. No es de extrañar que Precious Knowledge esté de parte del programa de estudios étnicos.

El documental pinta a una multitud de enemigos del programa, desde racistas absolutos que hablan sobre la teoría de conspiración conocida como La Reconquista (el supuesto movimiento revolucionario para devolverle el territorio sudoeste de Estados Unidos a México), hasta políticos sinceros —pero equivocados— con la perspectiva de la clase dirigente blanca que ve los temas de la raza y la identidad étnica a través de un lente rosa.

Los defensores del programa de estudios de la Raza también tienen sus problemas, pero el filme no los trata. Por ejemplo, hay, sin dudas, una fuerte perspectiva izquierdista en la clase: el libro de Paulo Freire, Pedagogía del oprimido, con sus tendencias marxistas —que exige una nueva relación entre los profesores, los estudiantes y la sociedad—, es una base fundamental de los Estudios de la Raza. Y algunas de las escenas filmadas durante la clase, con sus cantos de autoempoderamiento, parecen ser más apropiadas para un seminario de motivación del presentador Tony Robbins, que para un foro de enseñanza.

Otro aspecto en el que falla el documental de Palos es que Precious Knowledge nos muestra cómo se han inspirado los estudiantes chicanos con el programa, pero las actitudes de los no hispanos que toman estas clases no están representadas. Dada la fuerte orientación étnica de los Estudios de la Raza, esto parece ser una omisión obvia.

A pesar de estas fallas, esta es una película que nos brinda, en su mejor momento, una aterradora —y aleccionadora— perspectiva de la aparentemente eterna divisoria racial y cultural que existe en Estados Unidos.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO