Skip to content

Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

The First Grader (El escolar)

Un salón de clases en las montañas de Kenia nos ofrece una lección de historia y mucho más.

Oliver Litondo y Naomie Harris en la película The First Grader

Kerry Brown/National Geographic Entertainment

Oliver Litondo y Naomie Harris bailan con los niños en The First Grader.

  
Dirigido por Justin Chadwick
Clasificación PG-13 (Público general, mayor de 13 años)
Duración: 103 minutos

In English |  Nunca se es demasiado viejo para aprender. Ese simple mensaje está presente en The First Grader en todo momento, aunque la película nos narra una historia sofisticada de muchas facetas. En esta dramatización de una crónica de la vida real, la audiencia es testigo de un sangriento capítulo en la historia africana, y recibe una lección sobre los efectos perdurables del tribalismo y el prejuicio. Conocen, en las palabras de uno de los personajes, que “el pasado está siempre presente”, y que la educación es clave para ayudar a mejorar lo que ha antecedido. The First Grader, además, es una aventura visual y musical. Se filmó en las remotas montañas de Kenia, y los directores contrataron a niños locales —muchos de los que jamás habían visto una cámara, y mucho menos habían sido grabados por una— y utilizaron dialectos y música locales para prestar autenticidad al material.

La película se basa en un artículo del Los Angeles Times sobre un agricultor keniano de 84 años, llamado Kimani N’gan’ga Maruge. En retrospectiva, vemos que Maruge era miembro del grupo anticolonialista Mau Mau, que se rebeló en contra del gobierno británico de Kenia en la década del 50. Su esposa y dos hijos pequeños fueron brutalmente asesinados debido a su afiliación al Mau Mau, y Maruge pasó casi diez años siendo torturado en campos de prisioneros controlados por los británicos, hasta que Kenia finalmente obtuvo su independencia. Así es que, en el 2002, cuando el gobierno keniano anuncia educación primaria gratuita para todos, Maruge, envejecido, cojeando y medio sordo a causa de las golpizas que recibió en los campos de prisioneros, camina trabajosamente a través de los campos hasta una escuela local para reclamar un puesto entre los niños de 5, 6 y 7 años. Él cree que el gobierno le debe una educación, y también quiere aprender a leer una carta que le ha llegado del presidente de Kenia, ofreciéndole reparaciones por su sacrificio a nombre del país.

La política, los viejos resentimientos y la influencia corrupta de los medios de comunicación hacen que la presencia de Maruge en esta escuela rural sea problemática, como mínimo. Y he aquí la sutileza de la historia.

Empeñado en contratar a un keniano en el papel de Maruge, el director Justin Chadwick (The Other Boleyn Girl (Las hermanas Bolena)) escogió a Oliver Litondo, un exreportero de noticias de televisión, quien aporta una pasión conmovedora al papel. La maestra que permite a Maruge en la escuela es interpretada por la actriz inglesa Naomie Harris, pero el mayor error de la película es que nunca nos da a entender realmente sus motivos para ello. ¿Por qué arriesga tanto por Maruge, y qué la motiva a ser una buena maestra para sus otros 200 jóvenes estudiantes?

Dicho eso, es edificante saber que los directores quisieran contar la historia de un hombre de 84 años, y el director Chadwick consigue compartir la inspiradora historia de Maruge sin exagerar. Gracias a ello, llevaremos el mensaje de esta película por mucho tiempo.

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO