Skip to content
 

Tributo a Elizabeth Taylor

Diez películas que no puede dejar de ver si le gusta Liz.

Elizabeth Taylor iendo a la Opera en Paris, 1963

Douglas Kirkland/Corbis

In English |  Elizabeth Taylor —una belleza legendaria que se convirtió en una verdadera estrella— murió hoy de insuficiencia cardíaca, una afección contra la cual luchó por varios años. Taylor, quien cumplió sus 79 años el pasado 27 de febrero, estuvo acompañada por sus cuatro hijos en el Cedars-Sinai Hospital de Beverly Hills, California.

Taylor, ganadora de dos Oscares y la primera actriz en  ganar un millón de dólares por un rol, no protagonizaba un filme desde su actuación en The Flintstones (Los Picapiedras), en 1994. Pero su larga carrera artística es su legado. Aquí una lista de mis filmes favoritos de los últimos 67 años.  

Los mejores papeles de Elizabeth Taylor

Everett Collection

Elizabeth Taylor en National Velvet (Fuego de juventud) en 1944

National Velvet (1944)

Había hecho varios personajes pequeños, y era imposible no fijarse en ella, pero ¿quién se hubiera imaginado que la Elizabeth de 12 años le iba a robar este clásico de la MGM al mismísimo Mickey Rooney, quien aun entonces era una de las estrellas más solicitadas de Hollywood? Enérgica, atlética y empezando a florecer como una bella mujer, cautivó a los públicos como la decidida chica que prácticamente hace que su caballo de carreras gane un campeonato nacional.

Los mejores papeles de Elizabeth Taylor

Everett Collection

De izquierda a derecha: Robert Stack, Jane Powell y Taylor en A Date with Judy (Así son ellas) en 1948

A Date with Judy
(Así son ellas)
(1948)

¿Acaso los magnates de la MGM que contrataban a Taylor sentían un placer perverso en tratar a la Liz de 16 años como una glamorosa mujer, para tentar —solo tentar— a los ardientes hombres del público a que apreciaran sus considerables encantos a pesar de su tierna edad? Liz no es el personaje principal aquí, sino Jane Powell, pero en su papel de la amiga de Judy, Carol Pringle, prácticamente salta de la pantalla con todos los atrevidos vestidos de marca que luce en la película. Su belleza impresionante capta la atención del joven Robert Stack.

Los mejores papeles de Elizabeth Taylor

Everett Collection

Spencer Tracy, Liz Taylor y Don Taylor en Father’s Little Dividend (El padre es abuelo) en 1951

Father’s Little Dividend
(El padre es abuelo) (1951)

Elizabeth Taylor que todavía no había cumplido 20 años ya se había casado y divorciado de Nicky Hilton cuando fue la coestrella de esta continuación de Father of the Bride (El padre de la novia). La película original perteneció totalmente a Spencer Tracy, hasta la torta de bodas. Taylor, en el papel de su hija, no era más que un dulce contraste a la aceptación malhumorada por Spencer de los deseos de casarse de la joven. En esta película, en la que su personaje va a tener un bebé, Liz parece encontrar maneras de ocupar su propio lugar frente a Tracy. Y es encantador verla ocupándose de su simpático apartamento de recién casados, con sillas plegables colocadas frente a una mesa de juego, lista para la cena familiar. Viendo a Liz, siendo poco más que una niña ella misma, jugar al ama de casa con su esposo, interpretado por Don Taylor (Liz y él no son parientes), uno empieza a sentir esas conocidas punzadas de tristeza acerca de la forma en que Hollywood empujó a sus estrellas jóvenes a madurar muy pronto.

Los mejores papeles de Elizabeth Taylor

Sunset Boulevard/Corbis

Montgomery Clift y Taylor en A Place in the Sun (Un lugar en el sol) en 1951.

A Place in the Sun
(Un lugar en el sol) (1951)


Hay una escena en esta película estrictamente comercial de George Stevens en la que Taylor y Montgomery Clift están en un balcón y se acarician con la nariz. Mirándolos de perfil, ella coloca su nariz encima del caballete de la nariz de él, y por un breve momento mantienen esa posición; dos de los rostros más bellos de Hollywood, acurrucados como si estuvieran fusionándose en un supercontinente de asombrosa belleza. Este es el primer papel adulto de Taylor, como una mujer de sociedad que trastorna al chico bueno de Clift, a pesar de que tiene a una esposa embarazada, Shelley Winters, que lo espera en casa. Las cosas van muy mal para el pobre Monty, pero Liz seductora hasta el máximo en el glorioso blanco y negro, no solo perdura sino que reina.

Los mejores papeles de Elizabeth Taylor

Everett Collection

De izquierda a derecha: Carroll Baker, Rock Hudson, Taylor and Jane Withers (atrás) en Giant (Gigante) en 1956.

Giant
(Gigante) (1956)


George Stevens logró algunas de las mejores actuaciones de Taylor, y Giant fue la primera de una serie de películas que la consagraron no solamente como una linda cara de porcelana, sino como una estrella de la pantalla grande verdaderamente versátil. Aquí, no solamente es la esposa de un poderoso ranchero (Rock Hudson, en su único rol postulado para un Oscar), es prácticamente la reina de Texas, un transplante del Este quien empieza en forma insegura como la dueña de un rancho de medio millón de acres, pero llega a ser una asociada en igualdad de condiciones con su esposo. Además, atrae la atención no buscada de un trabajador del rancho (James Dean), y aunque Rock reacciona y le da al tipo un buen golpe en la mandíbula, sospechamos que Liz hubiera podido resolver el asunto sin ayuda de nadie.

Los mejores papeles de Elizabeth Taylor

Everett Collection

Paul Newman y Taylor en Cat on a Hot Tin Roof (La gata sobre el tejado de zinc) en 1958.

Cat on a Hot Tin Roof
(La gata sobre el tejado de zinc) (1958)


Sospecho que tuvieron que mantener extinguidores de incendio adicionales en la cabina de proyección cuando presentaron este ardiente drama de Tennessee Williams; Taylor y Paul Newman se hacen de todo excepto encenderse mutuamente con velas romanas mientras se pelean, se abrazan y casi se destruyen entre ellos. En el papel de Maggie la gata, Taylor expone una urgente sexualidad que ha debido parecer muy atrevida en 1958. Es su actuación más taquillera de un período de cuatro años nunca igualado, en el que fue postulada para el Oscar por Raintree County (El árbol de la vida) (1957), Cat on a Hot Tin Roof (La gata sobre el tejado de zinc) (1958), Suddenly Last Summer (De repente, el último verano) (1959) y Butterfield 8 (Una mujer marcada) (1960), película por la que finalmente ganó la estatuilla.

Luego fue la película de 1963 Cleopatra, el desastre que casi llevó a la quiebra a la 20th Century Fox y estuvo a punto de hundir la carrera de Taylor.

Los mejores papeles de Elizabeth Taylor

Everett Collection

Taylor y George Segal en Who’s Afraid of Virginia Woolf? (¿Quién teme a Virginia Woolf?) en 1966.

Who’s Afraid of Virginia Woolf?
(¿Quién teme a Virginia Woolf?) (1966)


Todo sobre la adaptación que hizo el director Mike Nichols de la obra de Edward Albee de un matrimonio que está a punto de fracasar, es atrevido; la temblorosa fotografía en blanco y negro le da a la película la cercanía de un documental; los primeros planos que no perdonan parecen permitirnos mirar directamente al alma de los personajes. Pero, quizás el logro más atrevido de todos sea la sensibilidad de la actuación de Taylor. En una escena —seguramente la recuerda, aquella en que castra verbalmente a su esposo (Richard Burton) ante los ojos aterrados de sus jóvenes visitantes (George Segal y Sandy Dennis)— Taylor reclama su lugar como la gran estrella del cine que es. Ganó su segundo Oscar por Virginia Woolf, y hay quienes dicen que ahí debió parar. Pero, estaba enamorada de Burton y de allí en adelante colaboraron en una serie de películas que a menudo eran interesantes, cuando no eran sencillamente malas.

Los mejores papeles de Elizabeth Taylor

Everett Collection

Richard Burton y Taylor in The Taming of the Shrew (La mujer indomable) en 1967.

The Taming of the Shrew
(La mujer indomable) (1967)


Sin duda, la mejor colaboración entre Liz Taylor y Richard Burton después de Virginia Woolf es el tratamiento exuberante por Franco Zeffirelli de la comedia de Shakespeare. Los Burton en guerra se divierten más con el Bardo que cualquier otra persona; ella le saca la silla cuando está sentado, él la deja sumergida hasta la cintura en una zanja de barro, y así sucesivamente. Lo más importante, Liz deja fluir sus dotes de comediante, una libertad que se permitió pocas veces a través de su larga carrera.

Los mejores papeles de Elizabeth Taylor

Sunset Boulevard/Corbis

Marlon Brando y Taylor en Reflections in a Golden Eye (Reflejos en un ojo dorado) en 1967.

Reflections in a Golden Eye
(Reflejos en un ojo dorado) (1967)


Que yo sepa, el sombrío estudio que hace John Houston de la represión sexual en una base militar incluye la única escena de Taylor desnuda. Furiosa porque su dominante esposo (Marlon Brando) la ha acusado de vestirse como una prostituta mientras está en la casa, se para al lado de la chimenea, y fija la mirada en él, la boca cerrada con desprecio, se quita la blusa, su sostén (se lo lanza a la cara) y sus pantalones. Y luego sale de la habitación. Es entonces cuando nos damos cuenta de que en realidad nunca hemos visto nada por debajo de sus hombros. En una verdadera actuación magistral, Taylor se obliga a aparecer rígida, totalmente desnuda, usando solo su cara.

Los mejores papeles de Elizabeth Taylor

Everett Collection

Burton y Taylor en Divorce His/Divorce Hers (Se divorcia él, se divorcia ella) en 1973.

Divorce His/Divorce Hers
(Se divorcia él, se divorcia ella) (1973)


Cerca del final del primero de sus dos matrimonios, Taylor y Burton trataron un atrevido experimento: una película para televisión, en dos partes, que contaba en la primera parte el lado del esposo en una relación que se estaba disolviendo y luego, en la segunda parte, la historia de la esposa. Los Burton habían vivido sus altibajos en forma tan pública, que era casi imposible separarlos de los personajes ficticios de la obra. Pero, hay una melancolía triste en la película y Taylor, en particular, expone una vulnerabilidad que había desaparecido de su trabajo a medida que su luz de superestrella brillaba cada vez más.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO