Skip to content
 

Cómo llevar un control de tus tarjetas de regalo

Si tienes una pila y esperas recibir más, no dejes ese dinero sin usar.

Tarjetas de regalo esparcidas en una superficie

GETTY IMAGES

In English

Lo más probable es que con los años hayas recibido una docena o más de tarjetas de regalo. Y apostamos a que las tienes apiladas en un cajón o, si son tarjetas electrónicas, están enterradas en tu buzón de correo electrónico.

Eso podría significar que no es fácil encontrar regalos para ti porque tus parientes piensan que ya lo tienes todo. Entonces es probable que esta temporada festiva recibas más tarjetas de regalo.

Desde la perspectiva del comprador, es fácil dar tarjetas de regalo. Casi todas las tiendas —desde las supertiendas, las tiendas de conveniencia, las de descuentos, las farmacias y los supermercados— tienen estanterías de tarjetas de regalo, con frecuencia cerca de la caja, para todo: desde cafeterías, restaurantes, comercios de electrónicos hasta tiendas de artículos deportivos.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


Por qué descuidamos las tarjetas de regalo

“Me quedé atónita cuando leí que $15,000 millones en tarjetas de regalos permanecen sin usar”, dijo Danetha Doe, experta en finanzas personales y fundadora del sitio web Money & Mimosas. Esa cifra del 2021 ha aumentado a alrededor de $21,000 millones, según una encuesta de YouGov/CreditCards.com de julio del 2022.

“Sé que puede suceder”, dice ella. “A veces es inconveniente usar una tarjeta de regalo. Si es una tarjeta física, tienes que acordarte de traerla contigo a la tienda, y si es digital, es fácil perderla entre tus correos electrónicos”.

Anna Kocharian, editora de compras y ofertas de Consumer Reports, coincide con la explicación de Doe.

“Los consumidores simplemente se olvidan de usar las tarjetas de regalo [porque] a diferencia del efectivo, que guardamos directamente en la billetera, las tarjetas de regalo se suelen reservar para ocasiones específicas o para usar más tarde”, señala. Las tarjetas de regalo de las tiendas o restaurantes también pueden conllevar las mismas limitaciones.

“Lo más probable es que estés guardando esas tarjetas para la próxima vez que vayas a esa tienda o restaurante”, dice Kocharian. “Pero cuanto más tiempo pase, menos probable es que las uses”. 

Por qué es hora de usar tus tarjetas de regalo

Si no usas las tarjetas de regalo, o usas solo parte de su valor y te olvidas de ellas, estás dejando dinero en la mesa. Además, es posible que tengas que pagar cargos que terminan agotando el saldo. Si consideras que tus tarjetas de regalo son un fondo para gastos imprevistos, llegó el momento de aprovechar ese dinero.

“Usar las tarjetas de regalo siempre es una buena idea, en particular ahora, cuando los consumidores están midiendo sus gastos con mucha más cautela”, explica Doe. “Además, al usarlas pronto te aseguras de poder usar los fondos”.

Si esperas demasiado, a veces te encontrarás con que tienes menos dinero disponible que la cantidad que te regalaron. “Ese cargo por inactividad reduce el saldo de la tarjeta de regalo o peor. La tarjeta podría vencer o la compañía podría quebrar”.

La Credit Card Accountability, Responsibility and Disclosure Act —en inglés— (Ley federal de Responsabilidad y Transparencia de las Tarjetas de Crédito) del 2009 te otorga algunas protecciones de los cargos que no se aplicaban cuando se disparó la popularidad de las tarjetas de regalo a principios de la década del 2000. En noviembre del 2001, Starbucks fue el primer comercio en debutar una tarjeta recargable que el destinatario podía usar más de una vez. Las reglamentaciones actuales exigen lo siguiente:

  • Deben divulgarse todos los vencimientos. Una tarjeta que se ha activado no puede vencer durante al menos cinco años.
  • No se pueden acumular los cargos inmediatamente. No se puede cobrar un cargo por inactividad, a menos que hayan transcurrido más de 12 meses sin actividad alguna. Los cargos no pueden cobrarse con más frecuencia que la mensual.
  • Deben detallarse la cantidad y la frecuencia de los cargos. La tarjeta debe divulgar los cargos por inactividad que cobra, la cantidad y con qué frecuencia se aplicarán.

Ni la ley federal ni otras reglamentaciones de tu estado te protegerán si descubres una tarjeta de una compañía que ya no existe, como Borders, Dressbarn o Hancock Fabrics. Algunas empresas que renacieron después de una quiebra, como Brookstone, Coldwater Creek, Linens ’N Things, Radio Shack y Sky Mall, no aceptarán tarjetas de regalo que se compraron antes de la declaración de quiebra. 

Además, averigua si usar una tarjeta de regalo con un saldo pequeño podría costarte algo de tu propio dinero. “Una tarjeta con un saldo de $3.64 no va a rendir mucho, lo que significa que cuando el titular desee comprar algo, tendrá que pagar de su propio bolsillo para suplementar el costo”, explica Kocharian.

Cómo administrar tus tarjetas de regalo

Aunque hay aplicaciones especialmente diseñadas para administrar todas tus tarjetas de regalo, una solución simple es crear una hoja de cálculo en tu computadora portátil o tableta. Se recomienda llevar un control de estos siete datos para cada tarjeta:

  1. Compañía
  2. Cantidad
  3. Fecha en que fue recibida o activada
  4. Número de tarjeta, incluido el PIN u otros números al dorso de la tarjeta
  5. Posibles cargos o fecha de vencimiento
  6. Información de contacto de la compañía al dorso de la tarjeta, como número de teléfono dedicado a titulares de tarjetas de regalo
  7. Dónde guardaste la tarjeta

Si recibes una tarjeta de regalo junto con una tarjeta de felicitación o en una cajita, no la dejes ahí. Mantén todas las tarjetas de regalo de plástico en el mismo lugar, o tal vez en dos si crees que usarás algunas de ellas cuando salgas de compras.

“Nunca es una mala idea mantener una hoja de cálculo con la información de tus tarjetas de regalo”, dice Doe. “¡Por supuesto que una experta en finanzas te iba a recomendar hacer una hoja de cálculo!”.

Kocharian concuerda: “Una manera segura de administrar los saldos de las tarjetas de regalo es anotarlos en una hoja de cálculo, una libreta o incluso en la aplicación de notas de tu teléfono inteligente”. La clave es mantener todos los datos sobre tus tarjetas en un lugar que puedas encontrar fácilmente e ir actualizándolos.

Cómo llevar un control de los saldos

Si gastaste parte del valor de la tarjeta, recuerda que la cantidad que haya escrito el empleado de una tienda tal vez esté desactualizada. En caso de duda, las compañías te darán la información sobre cómo consultar los saldos de las tarjetas.

Por lo general es en el sitio web del comercio. Busca “cómo consultar el saldo de una tarjeta de regalo de [nombre del comercio]”. Algunos ofrecen un número telefónico gratuito que podría aparecer en la letra chica al dorso de la tarjeta. Una idea es adherir un trozo de cinta de pintor al dorso de cada tarjeta y escribir la cantidad y actualizarla a medida que la vas usando.

Existe una variedad de sitios web y aplicaciones para administrar las tarjetas de regalo. Pero a Kocharian de Consumer Reports no le gustan.

“Les aconsejaría a los consumidores no usar las aplicaciones o servicios de terceros para consultar los saldos de sus tarjetas de regalo porque es posible que dé lugar al hurto o estafa”, advierte ella. “La forma más segura de administrar el saldo de las tarjetas de regalo es ir directamente al emisor de la tarjeta”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Qué hacer si pierdes una tarjeta de regalo

Según la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor, podría ser necesario registrar algunas tarjetas prepagadas, en especial las que son válidas en más de un comercio minorista. Eso te otorga más protecciones en caso de pérdida o robo. Si traspapelas una tarjeta de regalo que registraste con el comercio o compañía de la tarjeta de regalo, podría ser más fácil rastrear el número a través de ellos.

Si no encuentras una tarjeta de regalo digital, primero haz una búsqueda en tus correos electrónicos con palabras clave como “regalo” y el nombre de la tienda minorista. Tal vez tengas un recibo electrónico, que podría incluir el número de la tarjeta.

Si recibiste la tarjeta perdida como regalo, trata de contactar a la persona que te la regaló para ver si retuvo una copia de la transacción. Es por ese motivo que, a la larga, vale la pena llevar un control de los números al dorso de tus tarjetas.

Marc Saltzman es un escritor colaborador que cubre temas de tecnología personal. Sus artículos también se publican en USA Today y otras publicaciones nacionales. Presenta la serie de pódcast Tech It Out y es autor de varios libros, entre ellos Apple Watch for Dummies.