Skip to content

Navegador de beneficios de salud: Revisa esta guía para veteranos y sus familiares.

 

‛Compra ahora, paga después’: ¿una mejor forma de comprar?

Esta variación de pagos a plazo ofrece conveniencia, pero tiene sus desventajas.

Ilustración de una mujer cargando una bicicleta al lado de una guitarra, un reloj de pared, una lavadora, una cámara y un perro llevando un bolso

BEN MOUNSEY-WOOD

In English

En la página de pago de muchos comercios minoristas en línea se está viendo cada vez más una nueva opción de pago. Conocida generalmente como “compra ahora, paga después” (o BNPL, buy now, pay later), permite comprar a plazos sin una tarjeta de crédito. Pero hay ciertas desventajas que debes conocer.

Principales proveedores del servicio

Cada programa funciona de forma ligeramente diferente. (enlaces en inglés)

Affirm

Cómo funciona: puedes elegir el período en el que completarás los pagos (los principales son tres, seis o doce meses).

Cargos: pagarás un interés de entre el 0 y el 30% sobre el monto de la compra, según tu calificación crediticia, pero no hay cargos por pago tardío.

Los socios minoristas incluyen Amazon, Target y Walmart.

​Afterpay

Cómo funciona: haces cuatro pagos en el transcurso de seis semanas, sin intereses.

Cargos: los cargos por pago tardío pueden llegar al 25% de la compra.

Los socios minoristas incluyen Dick’s, Dillard's y DSW.

​Klarna

Cómo funciona: tú eliges la forma en que deseas pagar —en cuatro pagos iguales (sin intereses), en 30 días (sin intereses) o con financiación mensual (al 19.99% de interés)—. Recibes $5 al inscribirte.

Cargos: hasta $35 si no haces un pago.

Los socios minoristas incluyen Macy’s, Sephora y Wayfair.

​PayPal Pay in 4

Cómo funciona: haces cuatro pagos, uno cada dos semanas.

Cargos: ninguno (el programa eliminó recientemente los cargos por pago tardío).

Los socios minoristas incluyen Bed Bath & Beyond, Best Buy y Target.

La modalidad “compra ahora, paga después” es simple de utilizar. Junto con las opciones comunes de pago —como tarjetas de crédito, Apple Pay o Google Pay—, verás una opción para pagar en cuotas a través de un servicio como Affirm, Afterpay o Klarna. Haz clic en las instrucciones para iniciar el proceso y, si te aprueban (es posible que se requiera una revisión rápida de tu historial de crédito), tu compra se dividirá en pagos menores que harás a lo largo de semanas o meses. Según el servicio y tu programa de pagos, es posible que no haya cargos ni intereses.

Los programas BNPL son como los programas de reservar mercancía, pero con una diferencia: en vez de recibir tu compra después de completar los pagos, la recibes inmediatamente. Los servicios BNPL, que se ofrecen mayormente en línea, pero también en las tiendas a través de aplicaciones para teléfonos móviles, están adquiriendo gran popularidad. La firma de investigación Insider Intelligence estima que alrededor de 45 millones de personas utilizaron uno en el 2021, un aumento del 80% con respecto al año anterior. Y a medida que los nuevos programas BNPL ganan aceptación, son menos las tiendas minoristas que ofrecen el tradicional pago en cuotas o layaway.

Entonces, ¿cuál es la desventaja? Hay más de una.

  • Como sucede con las tarjetas de crédito, si se te olvida un pago o pagas tarde, podrías ver cargos adicionales o cargos por intereses, además de una reducción de tu puntaje de crédito.
  • No tienes derecho a los beneficios adicionales que ofrecen las tarjetas de crédito, como garantías extendidas o puntos de recompensa. La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB) también advierte que los servicios BNPL no tienen las mismas protecciones que ofrecen las tarjetas de crédito, lo cual es un problema si deseas devolver algo o resultas víctima de una estafa.
  • Hay límites sobre lo que puedes comprar. Por lo general, los alimentos y los artículos de cuidado personal de bajo costo están excluidos. Y la mayoría de los servicios tienen límites mínimos y máximos de compra; en PayPal, por ejemplo, las compras deben ser de entre $30 y $1,500.

Pero el motivo principal para ser precavido es que estos programas de pagos en cuotas pueden tentarte a gastar de más. El 73% de 1,003 compradores que participaron en una encuesta de CouponFollow.com, por ejemplo, dijeron que el uso de los programas BNPL de pagos a plazo los llevó a comprar más de lo que hubieran comprado de otro modo. 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Una encuesta reciente realizada por Credit Karma halló que un tercio de los compradores que utilizaron un programa BNPL se atrasaron en los pagos, lo que llevó a una reducción en el puntaje crediticio de casi el 75% de ellos. “Si tienes problemas para mantenerte dentro del presupuesto, o tal vez pierdes la cuenta de lo que gastas, está opción podría ser riesgosa para ti”, dice Colleen McCreary, defensora financiera de los consumidores en Credit Karma. Y el asesor financiero Tom Henske, de la ciudad de Nueva York, advierte: “Si no tienes los medios para comprar algo, dividir los pagos no te ayuda; de todos modos, sigues sin tener los medios”.

Lisa Lee Freeman, experta en consumidores y compras, fue fundadora y jefa de redacción de la revista ShopSmart de Consumer Reports.