Skip to content
 

Cómo cubrir las facturas cada vez más altas de los servicios públicos

Los costos de calefacción se disparan a medida que nos acercamos al invierno.

Woman in sweater doing paperwork for utility bills

NANDO VIDAL / GETTY IMAGES

In English

Las facturas de electricidad y gas natural están aumentando en muchos estados. El costo del gas natural se ha más que duplicado este año, lo que se refleja en las facturas de gas y electricidad en muchas jurisdicciones. Se está poniendo tan mal que el gobernador de Connecticut, Ned Lamont, instó a los residentes a llenar sus tanques de combustible para calefacción ahora en caso de interrupciones en el suministro de combustible este invierno debido a la guerra en Ucrania.

Y algo aún peor: decenas de millones de personas corren el riesgo de que les desconecten el servicio debido a las altas facturas de electricidad durante el verano y a los costos posiblemente más altos de calefacción en el invierno que se aproxima. Al tener que elegir entre poner comida sobre la mesa o pagar las facturas de los servicios públicos, muchos hogares optan por lo primero, según la Asociación Nacional de Directores de Asistencia de Energía, una entidad que representa a los directores estatales del Programa de Asistencia de Energía a los Hogares de Bajos Ingresos (LIHEAP).

Muchos hogares tuvieron la protección de moratorias estatales relacionadas con la desconexión de servicios de gas y electricidad durante la pandemia, pero la mayoría de esas moratorias han vencido. Ahora, 20 millones de hogares —o los aproximadamente uno de cada seis hogares del país que se han atrasado en el pago de las facturas de calefacción y electricidad— corren el riesgo de que les desconecten el servicio si no pueden poner sus cuentas al día. El grupo de directores de asistencia energética dice que la cuenta total es de aproximadamente $23,000 millones, un aumento con relación a los aproximadamente $10,500 millones de fines del 2019.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


Si eres una de las personas en riesgo de quedarse sin servicio o necesitas ayuda para pagar la factura de electricidad o de gas, hay asistencia disponible: 

Programa de Asistencia de Energía a los Hogares de Bajos Ingresos (LIHEAP, Low Income Home Energy Assistance Program)

El programa LIHEAP (en inglés), financiado por el Gobierno federal, asiste a familias con las facturas residenciales de gas y electricidad por medio de un pago anual. Los detalles varían según el estado.

Por lo general, los beneficios adoptan dos formas: pueden consistir en una ayuda regular con los servicios públicos que se aplica anualmente, o en beneficios de emergencia para quienes se encuentran en riesgo inmediato de desconexión del servicio.

El LIHEAP funciona según el orden en que se reciben las solicitudes, y la mayoría de los estados comienzan a aceptarlas en otoño. Por lo general, los hogares en los que hay una persona de 60 años o más pueden presentar la solicitud un mes antes, lo que otorga prioridad a los adultos mayores. Para presentar una solicitud, comunícate con la oficina del LIHEAP de tu estado. También puedes llamar a la línea directa del Proyecto Nacional de Derivaciones para Asistencia Energética (NEAR, National Energy Assistance Referral) al 866-674-6327.  

Programa de Asistencia de Climatización (WAP, Weatherization Assistance Program)

La climatización es la mejor manera de reducir las facturas de calefacción y aire acondicionado. El programa WAP ayuda a las familias de bajos ingresos a reducir sus facturas de energía mejorando la eficiencia energética del hogar.

A través de este programa, el Departamento de Energía de EE.UU. proporciona fondos a los estados, los territorios de Estados Unidos en el exterior y los Gobiernos tribales; a su vez, esos Gobiernos cuentan con una red de organizaciones sin fines de lucro, grupos comunitarios y agencias gubernamentales locales que brindan servicios de climatización a los hogares en cada uno de los estados. Haz clic aquí para obtener más información (en inglés).

Las familias que tengan un integrante de 60 años o más, niños o uno o más miembros con alguna discapacidad reciben preferencia.

Las empresas de energía pueden ayudar 

Si tienes dificultad para pagar la factura de gas o electricidad o deseas más información sobre cómo reducir el consumo de energía, la empresa que te proporciona el servicio debería ser el primer punto de contacto. Muchas de ellas ofrecen programas de facturación presupuestada en los que puedes pagar una cantidad fija cada mes.  

Algunas ofrecen protecciones especiales para clientes con discapacidad o que reciben beneficios del programa SSI (Seguridad de Ingreso Suplementario), dependen de equipos médicos de soporte vital o tienen dificultad para pagar las facturas. La empresa de energía creará un plan de pagos asequible o te pondrá en contacto con una organización sin fines de lucro que podría brindarte asistencia.

Pregunta también sobre opciones de tarifas. Algunas empresas ofrecen tarifas con descuenta para los hogares de bajos ingresos. Otras tienen tarifas diferentes según la hora del día en que se produce el consumo, lo que reducirá las facturas si puedes concentrar el consumo fuera de las horas pico.

Cuatro maneras de reducir los costos energéticos

Con asistencia o sin asistencia gubernamental o de tu empresa de energía, aún puedes  hallar formas de contrarrestar el costo creciente de la energía. A continuación, te sugerimos algunas maneras de ahorrar: 

  • Elimina los artefactos que consumen demasiada energía. Las viviendas modernas tienen muchos dispositivos que consumen electricidad incluso cuando están apagados, lo que cuesta un promedio de $100 al año, según el Departamento de Energía. Los cargadores de teléfonos, las tabletas y otros dispositivos inalámbricos consumen energía incluso cuando no están cargando nada, así que desenchúfalos. Del mismo modo, apaga o desenchufa los televisores, las computadoras, las cajas de cable y las consolas de juegos, es decir, todo lo que tenga un pequeño indicador luminoso.
  • Cubre las ventanas. En invierno, las casas pierden alrededor del 30% de la energía de la calefacción a través de las ventanas, y el 76% de la luz solar que entra por las ventanas de doble panel se convierte en calor en verano. Considera la posibilidad de instalar cortinas opacas.
  • Cambia a la iluminación LED. Puedes reducir hasta un 90% de la energía que consumen las bombillas si cambias las incandescentes tradicionales por diodos emisores de luz (LED). Las luces LED también duran 25 veces más, lo que significa que con el tiempo no gastarás tanto en bombillas nuevas.
  • Aprovecha todos los reembolsos y créditos fiscales. Los estados y algunos municipios ofrecen incentivos para todo, desde la instalación de paneles solares hasta la compra de un automóvil eléctrico o la renovación de los electrodomésticos. DSIRE, una base de datos de búsqueda de incentivos de energía renovable y eficiencia energética del Centro de Tecnología de Energía Limpia de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, puede ayudarlo a encontrar programas en su estado. Consulta aquí para ver si reúnes los requisitos (en inglés).

Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


AARP lucha por los consumidores en lo referente a los servicios públicos

Las oficinas estatales de AARP trabajan en nombre de los consumidores de todo el país para que tengan acceso a servicios públicos confiables y asequibles. En lo que va del año, hemos logrado 45 triunfos sobre este tema en 25 estados, entre ellos, la expansión del acceso a servicios de banda ancha, la prevención de la desconexión de servicios de gas y electricidad, y la reducción de los aumentos de las tarifas. También hemos ayudado a asegurar que los consumidores tengan una voz en el proceso de fijación de tarifas. Aquí algunos ejemplos:

  • Nueva Jersey: Cuando la moratoria en la desconexión de servicios públicos que se estableció en la era de la COVID-19 estaba próxima a caducar, AARP New Jersey luchó para que se aprobara una ley que protegió a miles de residentes que corrían el riesgo de quedarse sin servicios, pero reunían los requisitos para recibir asistencia con el pago de las facturas y hacerlas más asequibles.
  • Oklahoma: Durante el último año, 14,366 socios de AARP Oklahoma hicieron oír su voz: no más aumentos en los servicios de energía. Con su apoyo, la oficina estatal de Oklahoma luchó contra tres solicitudes de aumentos de tarifas. Gracias al trabajo de AARP, los clientes de bajos ingresos que tienen derecho a recibir beneficios del programa LIHEAP también verán una reducción de $3 mensuales en su factura.
  • Oregón: En respuesta al fenómeno de calor extremo conocido como cúpula de calor que causó la muerte de cientos de residentes mayores de Oregón en el 2021, particularmente de personas que vivían en unidades de alquiler sin aire acondicionado adecuado, AARP Oregon luchó por la aprobación del proyecto de ley 1536 del Senado. La nueva ley restringe la capacidad de los propietarios de viviendas alquiladas de limitar el uso de aparatos de refrigeración portátiles y, entre otras disposiciones, establece un programa para la distribución de unidades de aire acondicionado a quienes reúnen ciertos requisitos.

Donna Fuscaldo es una escritora y editora colaboradora especializada en finanzas personales y salud. Lleva más de dos décadas escribiendo y cubriendo noticias para varias publicaciones nacionales, como The Wall Street Journal, Forbes, Investopedia HerMoney.