Skip to content
 

¿Auge? ¿Desastre? Ten cuidado con las bolas de cristal de Wall Street

Cómo identificar las predicciones de inversión más certeras.

Manos sobre una bola de cristal que muestra una estadística de inversiones que va a la baja

ISTOCK / GETTY IMAGES

In English

¿Has visto últimamente pronósticos financieros como estos?:

"El mercado de acciones de Estados Unidos está en una superburbuja..."

"Venda inmediatamente estas dos acciones..."

"...Las tasas de interés sin duda aplastarán los precios de los bonos..."

"El oro se va a disparar..."

"El bitcóin superará los $200,000..."

Pues bien: antes de que apuestes tu futuro financiero a algún pronóstico, piensa en cuán diferente es el anuncio del tiempo que presenta un meteorólogo.

Presentador de televisón del clima en un reportaje en vivo

iStock / Getty Images

Las temperaturas descenderán drásticamente mañana debido al paso de un frente frío. Se pronostica una temperatura máxima de 32 grados y un 70% de probabilidades de nieve. Es posible que caigan entre 1 y 3 pulgadas, pero si el centro del sistema de baja presión pasa más hacia el sur, tal vez veamos solo algunas ráfagas de nieve.

Quienes hacen pronósticos financieros tienden a sonar sumamente seguros. Pero los meteorólogos por lo general suenan inseguros, hasta difusos, sobre su propio pronóstico. ¿Sabes por qué es eso?

Los pronosticadores financieros proyectan una imagen más segura por dos motivos. Primero, observa que no dan un marco de tiempo. Sí, seguramente el oro se disparará en algún momento. Y el bitcóin podría desplomarse este año, pero algún día tal vez llegue a $200,000. Resulta imposible verificar estas predicciones si siguen la regla de oro de los pronósticos financieros: incluir fechas o números, pero nunca ambos.

El segundo motivo por el que estos pronosticadores pueden sonar confiados es que podrían estar tratando de venderte algo. Como seres humanos, es más fácil que nos persuadan las personas confiadas y seguras. Pero ten cuidado con los profetas que buscan beneficiarse con tus decisiones.

Lo que te puede decir el meteorólogo de la televisión

Por el contrario, el meteorólogo está pronosticando el tiempo para mañana. Si resulta que al día siguiente tenemos la tormenta del siglo en vez de un evento pasajero de nieve, los televidentes recordarán por mucho tiempo el pronóstico erróneo que los dejó varados en la autopista o en el aeropuerto o en la oficina durante días. Por eso es que los meteorólogos dan pronósticos probabilísticos y con frecuencia hablan de cosas que podrían suceder e invalidar totalmente el pronóstico.

La predicción de los mercados financieros es mucho más incierta que la predicción del tiempo. En realidad, incluso es muy difícil explicar el comportamiento del mercado en el pasado. El mercado bursátil de Estados Unidos, tal como lo mide el amplio índice Wilshire 5000, ganó más del 53% durante los dos años que concluyeron el 31 de diciembre del 2021, incluidos dividendos. Si observamos los eventos importantes del 2020 y el 2021, tuvimos una pandemia que no parecía tener fin, un aumento del desempleo, un tremendo déficit de gastos, una división política creciente, una inflación que no se había visto en los últimos 40 años y una gran incertidumbre causada por China y Rusia. Así y todo, los mercados prosperaron y nos hicieron quedar como tontos a todos. El mensaje: si ni siquiera podemos explicar el pasado, debemos ser humildes e inciertos al pronosticar el futuro de los mercados financieros.

Este es un ejemplo de un pronóstico de Vanguard que, en mi opinión, es mucho mejor. Vanguard predice que en la próxima década la ganancia anualizada de las acciones de Estados Unidos será, en promedio, de solo el 3.3%. Lo que es diferente en este pronóstico es que asignan probabilidades al retorno anticipado: un 5% de probabilidad de que las acciones ganen un 10% anual o más y un 5% de probabilidad de que las acciones pierdan un 3.4% anual o más.

No solo los márgenes de variación son muy amplios, sino que también hay un 10% de posibilidades de que los resultados reales estén fuera de esos amplios márgenes. El informe examina en detalle los riesgos en estas predicciones. Si bien este pronóstico no es tan atractivo como los pronósticos precisos y confiados que hacen muchos gurús financieros, es mucho más útil. Hay que comprender tanto las ventajas de los retornos sustanciales como las consecuencias negativas de las pérdidas en el largo plazo.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


Qué hacer

Si de todos modos vas a confiar en un pronóstico económico o bursátil, sigue estos pasos.

  1. Asegúrate de que el pronóstico sea probabilístico en vez de ser preciso.
  2. Verifica que el pronosticador cubra en forma apropiada los riesgos del pronóstico y que no se proyecte como demasiado confiado.
  3. Examina la experiencia y trayectoria del pronosticador. Con una simple búsqueda en internet puedes hallar pronósticos anteriores.
  4. Determina si el pronosticador obtiene algún beneficio económico si confías en su pronóstico.

Evalúa tu propia cartera. Si estás seguro de que es a prueba de balas, creo que deberías preocuparte mucho. Anota al menos tres cosas que podrían salir mal. Luego, evalúa cualquier acción que podrías tomar ahora o más adelante si esas cosas efectivamente salieran mal. Piensa como un meteorólogo, no como un gurú del mercado.

Allan Roth es un planificador financiero en actividad que ha enseñado finanzas y finanzas conductuales en tres universidades y ha escrito para publicaciones nacionales, entre ellas The Wall Street Journal. A pesar de sus muchas credenciales (planificador financiero certificado [CFP], contador público certificado [CPA], maestría en Administración de Empresas [MBA]), sigue estando convencido de que aún puede mantener la simplicidad a la hora de invertir.