Skip to content
 

¿Negocio o pasatiempo? El IRS quiere saberlo

Mantén un registro detallado para que no te lleves una sorpresa desagradable a la hora de presentar la declaración de impuestos.

Artista pinta una vasija de cerámica en una tienda

E+ / GETTY IMAGES

In English

Supongamos que durante la pandemia decidiste dedicarte a la apicultura y ahora estás comenzando a vender miel. ¿En qué momento puedes decir que tu pasatiempo es un negocio? Tal vez eso no sea algo importante para ti, pero lo es para el IRS, y no te va a gustar recibir una sorpresa a la hora de pagar los impuestos.

El Servicio de Impuestos Internos (IRS) establece una diferencia entre un negocio, que funciona para generar ganancias, y un pasatiempo, que se hace por placer o con fines recreativos. 

Consultamos a expertos para averiguar lo que debes saber —y por qué necesitas saberlo— sobre la diferencia entre un pasatiempo y un negocio y de qué modo esa distinción puede afectar tu declaración de impuestos del 2022 que deberás presentar el año próximo.

En primer lugar, todo ingreso que recibes está sujeto a impuestos, ya sea que provenga de un negocio o de un pasatiempo. Las pérdidas que ocasiona un pasatiempo no son deducibles, mientras que las pérdidas de un negocio, por lo general, sí lo son. 

El ingreso recibido se reporta en distintos sitios de la declaración, según cómo se clasifique la actividad. Los ingresos y gastos de un negocio se reportan en el Anexo C, “Profit or Loss from Business (Sole Proprietorship)” —Ganancia o pérdida de negocio (Empresa por cuenta propia)— y el contribuyente debe pagar un impuesto sobre el trabajo por cuenta propia del 15.3% de los ingresos netos para cubrir los impuestos del Seguro Social y de Medicare. Los ingresos derivados de un pasatiempo se reportan en el Anexo 1, “Additional Income and Adjustments to Income" (Ingreso Adicional y Ajustes al Ingreso), en el renglón titulado “Activity not engaged in for profit income" (Ingreso de actividad que se ejerce sin fines de lucro). 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Una vez que generas ingresos suficientes, es importante hacer pagos trimestrales estimados de los impuestos. “Para todo aquel que inicia un nuevo negocio, es muy importante comenzar a hacer estos pagos. Muchas personas no lo hacen y acaban recibiendo una sorpresa desagradable a fin de año”, dice el portavoz del IRS Eric Smith.

Si se trata de una actividad secundaria y tienes además un empleo regular con un formulario W-2 o recibes pagos regulares de pensiones, otra opción es aumentar tus retenciones para cubrir cualquier déficit derivado de los ingresos de la actividad ocasional, aconseja Smith. El Estimador de Retención de Impuestos del IRS puede ayudarte a calcular cuánto dinero necesitas retener.

Con un negocio se puede hacer más deducciones que con un pasatiempo

Una persona dedicada a un pasatiempo puede descontar el costo de los bienes vendidos al declarar sus ingresos en el formulario de impuestos, pero esa cifra no puede ser mayor que el ingreso. En el ejemplo del apicultor, los frascos en los que envasa la miel serían un costo deducible. Pero eso es todo. Anteriormente, los contribuyentes podían reclamar los gastos de un pasatiempo como deducciones detalladas por conceptos varios si detallaban las deducciones en el Anexo A, pero esa opción se suspendió a partir del año fiscal 2018 con la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos del 2017.

“Si estás incurriendo en gastos importantes [de un pasatiempo], estás perdiendo realmente cualquier beneficio impositivo relacionado con esa actividad”, dice Mary K. Ford, contadora pública certificada y directora impositiva de SobelCo. “Debes reportar la ganancia, pero te estás perjudicando por partida doble, ya que tus ingresos podrían ser sustanciales y también podrían serlo tus gastos, pero no puedes compensarlos mutuamente. El problema es que estarás pagando impuestos sobre los ingresos de una actividad que no genera necesariamente ganancias y eso es costoso”.

Un negocio ofrece más oportunidades de deducciones, como descontar los gastos generales o la parte de tu hogar donde se realiza el trabajo. Retornando a la actividad de venta de miel, el dueño puede deducir el cargo que paga para vender en el mercado de agricultores y el millaje que recorre para llegar a ese mercado, por nombrar solo dos ejemplos. “Te conviene aprovechar las deducciones que están disponibles”, dice Catina Downey, una contadora pública certificada especializada en contaduría de pequeñas empresas en Richmond, Virginia. 

Un negocio también puede solicitar una exención del impuesto a las ventas, lo que permite que el dueño demore el pago del impuesto hasta que se vendan los bienes y el cliente pague el impuesto. Un contribuyente que tiene un pasatiempo no puede acogerse a esta exención y debe pagar el impuesto sobre las ventas al comprar los materiales que necesita para su actividad.

El IRS ofrece pautas para clasificar una actividad

El IRS ha establecido nueve factores que se deben considerar al evaluar si una actividad es un pasatiempo o un negocio: 

  • Si la actividad se lleva a cabo con un enfoque empresarial y el contribuyente lleva libros y registros completos y precisos
  • Si el tiempo y el esfuerzo que el contribuyente dedica a la actividad demuestran que intenta hacerla lucrativa
  • Si el contribuyente depende del ingreso derivado de la actividad para vivir
  • Si las pérdidas experimentadas se deben a circunstancias fuera del control del contribuyente o son normales para la fase inicial de ese tipo de negocio
  • Si el contribuyente modifica los métodos de operación para aumentar la rentabilidad
  • Si el contribuyente y sus asesores poseen los conocimientos necesarios para llevar a cabo la actividad como un negocio exitoso
  • Si el contribuyente logró generar ganancias en actividades similares en el pasado
  • Si la actividad genera ganancias en algunos años y cuál es el monto de esas ganancias
  • Si el contribuyente puede anticipar ganancias en el futuro derivadas de la apreciación de los activos que utiliza en su actividad

Los contadores públicos certificados dicen que estos nueve puntos del IRS no son reglas inflexibles de las cuales haya que cumplir un cierto número. “Incluso si el IRS utiliza estas pautas para determinar si una operación es un pasatiempo o un negocio, todo depende de los hechos y las circunstancias, es decir, de la forma en que la persona opera el negocio”, explica Downey. 

Ford concuerda y observa que el IRS evalúa cada caso para determinar si el contribuyente está tratando la actividad como un verdadero negocio. “No puede ser algo hecho sin planificación o a la ligera”, dice Ford.

Aporta pruebas de que se trata de un negocio

La evidencia de que se trata de un verdadero negocio puede incluir una cuenta de banco separada para los gastos e ingresos de la actividad. Debes demostrar la intención de generar ganancias con la creación de un plan de negocios, publicidad, impresión de tarjetas de presentación y la participación en clases para profundizar tu conocimiento de la actividad.

Otro factor es si el contribuyente necesita el ingreso para mantenerse. Si lo necesita, eso puede ser prueba de que la actividad es un negocio. “Si vives del ingreso proveniente de ese negocio y tienes pérdidas porque estás pagando los gastos asociados, esa es una prueba realmente sólida para demostrar que se trata de un negocio y que es la forma en que te ganas la vida”, dice Downey.

Si el ingreso de la actividad se utiliza para pagar por viajes u otros gastos suplementarios, eso no significa que no puede ser un negocio, señala Ford. “Lo que quieres es demostrarle al IRS que intentas generar ganancias con ese negocio. Todo es muy subjetivo”. 

Lleva buenos registros

Para un pasatiempo, llevar la cuenta de gastos e ingresos puede ser tan simple como registrar las transacciones en un cuaderno. “Podrías anotar en la primera parte del cuaderno todos los ingresos, todas tus ventas, y en la parte de atrás todos tus gastos, y guardar todos los recibos juntos en el cuaderno. Ese sería el requisito mínimo”, dice Downey. A medida que la actividad crece, probablemente prefieras usar una hoja de cálculo o un programa de software para hacer el seguimiento de los gastos y los ingresos. “Depende de lo que sea más cómodo para la persona”.

En definitiva, lo importante es mantener registros precisos y claros, especialmente si deseas demostrar tu intención de generar ganancias comerciales. “La mejor manera de mostrarle al IRS tu intención es tener documentación”, dice Ford. “Debes respaldar o presentar documentación que apoye tus planes para el negocio”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


IRS podría ser responsable de la carga probatoria

Si un contribuyente cumple con el requisito de "refugio seguro" —que es generar una ganancia en tres de los últimos cinco años consecutivos (o dos de los últimos siete años para la cría o carreras de caballos)—, entonces le corresponde al IRS demostrar que no estás operando un negocio.

“La carga probatoria ahora es la responsabilidad del IRS. Por lo que deberán asignar recursos para demostrar que no tienes un negocio”, explica Ford. “El IRS podría argumentar que no se trata de un negocio, pero deberá tener las pruebas para respaldar esa afirmación. Tendrías que estar ganando mucho dinero con relación a tus gastos para que les valga la pena el esfuerzo”.

Si no has generado ganancias en cinco años, tal vez debas presentar pruebas al IRS de que tu actividad es un negocio. Puedes argumentar que estás operando un negocio demostrando que tienes una licencia, una cuenta bancaria comercial y experiencia anterior en la actividad, y que este tipo de negocio puede demorar varios años en generar ganancias, sugiere Downey. “Todo esto indica que la actividad se está realizando como un negocio”.

Mantener registros es crucial. “Si estás operando un negocio legítimo, no te preocupes si no estás generando una ganancia, y no temas que alguien quiera investigarte. La clave es llevar registros de todos los ingresos y de todos los gastos para determinar si se trata o no de un pasatiempo”, dice Downey.
 

Sharon Waters, antigua contadora pública certificada (CPA), ha escrito para Wired.com y otras publicaciones.