Skip to content
 

10 maneras inteligentes de utilizar tu reembolso tributario

Cómo resistir la tentación de derrochar el dinero y así tomar mejores decisiones.

Qué hacer con tu reembolso

Getty Images

¿Recibirás un reembolso tributario? Resiste la tentación de derrocharlo y considera los 10 consejos que te presentamos para que tomes decisiones más sensatas de cómo utilizar tu dinero.

In English | Llegó la época cuando los estadounidenses comienzan a soñar con la llegada de su reembolso de impuestos federales.

Y, ¿por qué no? El IRS (Servicio de Impuestos Internos) dice que el reembolso promedio que se ha emitido en lo que va del 2015 es de $3,210.

Es muy sencillo gastar esa cantidad de dinero, ya sea en compras, vacaciones o equipo electrónico de primera calidad. En términos financieros es mejor utilizar ese dinero de una manera sabia. He aquí cómo:

1. Dale una inyección a tu fondo de ahorros para emergencias

La mayoría de los asesores financieros recomiendan tener un fondo para emergencias que sea suficiente para cubrir tus gastos durante seis meses. Esa garantía podría ser muy útil cuando suceda algo inesperado, como una enfermedad, pérdida de empleo o la muerte del cónyuge. "Si tienes suerte y recibes un reembolso guarda la mitad en tu cuenta de ahorros", dice la planificadora financiera certificada, Donna Skeels Cygan, dueña de Sage Future Financial LLC y autora de The Joy of Financial Security. "Ahorrar dinero es uno de los mejores compromisos que puedes hacer, dice ella, y señala que más de una cuarta parte de los estadounidenses no tienen ahorros para emergencias.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email

2. Paga tus deudas

Ya sea una deuda de tarjeta de crédito, un préstamo de auto o gastos universitarios, si tienes más de 50 años, este es el mejor momento para comenzar a saldar esas deudas. Los préstamos estudiantiles pueden ser una gran carga sobre todo para las personas de 65 años o más. Un informe de la U.S. Government Accountability Office (GAO, Oficina de Responsabilidad Gubernamental de EE. UU.) muestra que a pesar de que los estadounidenses entre las edades de 65 y 74 años  representan solo el 4% de las personas que aún pagan préstamos federales, estos prestatarios todavía adeudan $18,200 millones ($18.2 billion) en conjunto. Y la tasa de incumplimiento de pago es más alta en este grupo.

3. Abre una cuenta personal de jubilación (IRA)

Ahorrar dinero en una cuenta IRA aumenta tu garantía de jubilación y puede reducir la cantidad que pagas en impuestos. En el 2015, la aportación máxima que podías hacer a una cuenta IRA Roth o una tradicional era de $5,500 dependiendo de tus ingresos y tu clasificación como contribuyente. Los adultos de 50 años o más pueden hacer una aportación adicional "compensatoria" de $1,000. Aportar a tu cuenta IRA antes del 15 de abril del 2015 te permite deducir dichas aportaciones de tu declaración del 2014.

4. Cancela la hipoteca de tu vivienda

Deber dinero en una propiedad puede ser una carga pesada. "Aunque no hay escapatoria de la deuda significativa de una hipoteca, hacer un pago adicional anual a esta te ahorrará miles de dólares en intereses al cabo de los años", dice el especialista en jubilación Scott Cramer, presidente de Cramer & Rauchegger.

5. Haz mejoras a tu hogar

La factura anual de electricidad de una familia es aproximadamente $2,200 de acuerdo con las cifras del programa Energy Star de la EPA (Agencia de protección ambiental). Puedes realizar pequeñas reparaciones como sellar los ductos de calefacción y enfriamiento que discurren por el garaje, el ático, la cámara o el sótano sin calefacción. Comprar un calentador de agua solar podría conseguirte un crédito contributivo. Aún si no fuera así, comprar equipos de eficiencia energética es una buena inversión.

6. Haz un donativo

Si realmente no necesitas el dinero, utiliza tu reembolso para apoyar una causa. Asegúrate de obtener un recibo y de que estés aportando a una organización aprobada por el IRS bajo el artículo 501(c)(3). De este modo el año entrante obtendrías una deducción contributiva gracias a tu generosidad.

7. Abre o aporta a un plan 529

Un plan 529 es un plan de ahorros para gastos universitarios que te ayudará a sufragar los gastos de educación superior de tus hijos o nietos. Ante el alza en los precios de la educación, muchas familias se han visto en la necesidad de solicitar cualquier tipo de ayuda económica. Obtén más información y abre tu cuenta a través de Savingforcollege.com.

8. Invierte en tu carrera

Toma alguna clase y aprende algo nuevo, asiste a una conferencia de alguna industria o compra la membresía anual de alguna organización comercial mediante la cual puedas hacer contactos y mejorar tus prospectos profesionales. Este esfuerzo puede ser beneficioso para tu actual empleo o proporcionarte una nueva oportunidad.

9. Paga por adelantado alguno de tus gastos anuales

En lugar de sacar dinero todos los meses para pagar las cuentas, como el seguro del auto o el servicio telefónico, utiliza tu reembolso para pagar por adelantado el costo anual de uno o más de tus gastos mensuales.

10. Abona la cantidad de tu reembolso a la declaración de impuestos del año entrante

Si generalmente tienes que pagar impuestos, o hacer pagos de impuestos estimados (como la mayoría de los empresarios) puedes abonar todo o parte de tu reembolso tributario para la declaración del año entrante. Hacer pagos estimados te puede ayudar a evitar las penalidades por pago insuficiente en tu declaración del año siguiente. La línea 77 del formulario 1040 del IRS te permite designar la cantidad exacta de tu reembolso que deseas aplicar a tus pagos de impuestoss estimados.

Por último, si la cantidad de tu reembolso es significativa, algunas personas opinarían que tu planificación financiera no es la mejor. Tal vez deberías considerar no recibir el reembolso el año entrante y recibir más dinero regularmente. El formulario W-4, el cual te entrega tu jefe, te indica cuál es tu clasificación contributiva y descuentos. Cuantas más exenciones solicites, menos impuestos retendrá tu jefe de tu sueldo.

"A pesar de que a la mayoría de las personas les gusta recibir un buen cheque de reembolso al final del año, lo que esto significa es que simplemente le estás otorgando al gobierno un préstamo sin que devengue intereses. Cuando lo pones de esa manera, ya no te parece tan atractivo el cheque de reembolso del IRS", dice el CPA John Vento, presidente de una compañía de contabilidad con sede en Nueva York que lleva su propio nombre. "Créeme que no hay manera más sencilla de mejorar tu flujo de efectivo que ajustando tus exenciones de modo que no pagues impuestos demás con tu sueldo".

Lynnette Khalfani-Cox, The Money Coach(R), es experta en finanzas personales, personalidad de radio y televisión y colaboradora habitual de AARP.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto