Skip to content
 

Inversionistas mayores pierden millones al comprar oro y plata a precios excesivos

A muchas víctimas las instaron a que sacaran todos sus ahorros jubilatorios.

Lingotes y monedas de oro

Getty Images

In English | Según reguladores federales y estatales, dos hombres de Los Ángeles supuestamente estafaron a por lo menos 1,600 personas en Estados Unidos, en su mayoría inversionistas de edad avanzada. Obtuvieron más de $185 millones vendiéndoles oro y plata a precios muy inflados.

Las acusaciones reflejan una tendencia: un “esfuerzo agresivo por parte de individuos involucrados en esta industria” para atraer a los adultos mayores a fin de que inviertan en oro y plata, según dijo a AARP la comisionada de valores de Colorado, Tung Chang. El suyo es uno de los 30 estados que se unieron a una agencia federal reguladora en un caso para hacer cumplir las leyes civiles.

Otro estado fue Florida, donde Ashley Moody, fiscal general, dijo: “Me asquea la manera en la que estos estafadores se aprovecharon de los miedos de los inversionistas vulnerables sobre la inestabilidad del mercado y la incertidumbre económica”.

En Texas, los funcionarios dijeron que debido a que los inversionistas pagaron precios “extremadamente inflados”, sus pérdidas “se materializaron en el momento en el que confiaron sus ahorros a los acusados”. En promedio, los precios que pagaron los inversionistas por monedas y lingotes fueron entre un 100 y más de un 300% mayores que los precios predominantes en el mercado.

Según las autoridades, los hombres no tenían licencia ni estaban registrados para vender metales preciosos.

  • Los dos hombres y sus empresas se aprovecharon de personas de entre 60 y 90 años.
  • Intentaron estafar a adultos mayores “vulnerables” que tenían poca experiencia con inversiones en metales preciosos.
  • Ellos y sus colaboradores se pusieron en contacto con posibles inversionistas por medio de llamadas de ventas no solicitadas desde centros de operaciones con tácticas de alta presión.
  • También buscaron inversionistas con anuncios en Facebook y en programas conservadores de radio, apuntando directamente a cristianos y personas conservadoras.

Los acusados alentaron a los compradores a recurrir a sus ahorros jubilatorios:

  • A un inversionista de California le dijeron que habría una caída inminente del mercado de valores que sería “peor que la caída del 2008”.
  • A un inversionista de Maryland le dijeron que el oro aumentaría a $3,000 por onza y que “no hay riesgo” al convertir valores para comprar lingotes. (Según el Federal Reserve Bank of St. Louis, el oro se estaba vendiendo a $1,923 por onza el 9 de octubre).
  • A un inversionista de Alabama le dijeron que el Gobierno confiscaría el dinero guardado en una cuenta IRA u otra cuenta de jubilación.

“Desconfía de cualquier oferta que parezca demasiado buena para ser verdadera. Detente, haz una pausa y busca a alguien de confianza con quien hablar de eso antes de transferir tu dinero”.

— Comisionada de valores de Colorado Tung Chang

Recurrieron a los ahorros para la jubilación

Para financiar las compras, los inversionistas vendieron acciones, sacaron dinero de anualidades y pólizas de seguro de vida y transfirieron fondos para la jubilación de cuentas 401(k) y cuentas IRA, según el escrito de demanda.

El caso fue presentado por la Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos de Estados Unidos (CFTC) y 30 estados se unieron: Alabama, Alaska, Arizona, California, Carolina del Sur, Colorado, Dakota del Sur, Delaware, Florida, Georgia, Hawái, Idaho, Indiana, Iowa, Kansas, Kentucky, Maine, Maryland, Míchigan, Misisipi, Nebraska, Nevada, Nuevo México, Nueva York, Oklahoma, Tennessee, Texas, Virginia Occidental, Washington y Wisconsin.

Si bien la demanda no incluye detalles por estado, los respectivos funcionarios estatales informaron que las víctimas fueron 84 inversionistas en Texas, 79 en Colorado, al menos 60 en Florida, alrededor de 25 en Míchigan y 16 en Wisconsin.

En febrero, una pareja de Colorado compró monedas de oro de los acusados y luego la acosaron durante tres semanas con entre 12 y 14 llamadas adicionales, según aparece en los documentos del tribunal. Durante las llamadas, a la pareja le dijeron que debería vender sus acciones para comprar más oro; que “pronto las acciones no valdrían nada” y que “el dinero en efectivo no tendría valor a causa de la inflación”.

En Colorado, Chan dijo que debido a que los acusados agudizaron el miedo mientras proclamaban que los metales preciosos eran seguros, el resultado fue “una situación perfecta”. “Desconfía de cualquier oferta que parezca demasiado buena para ser verdadera”, aconseja Chan. Si alguien te presiona para que inviertas y fomenta miedo o apremia, da un paso atrás: “Detente, haz una pausa y busca a alguien de confianza con quien hablar de eso antes de transferir tu dinero”.

Y si ya te vendieron metales preciosos de manera agresiva, Chan ruega que te pongas en contacto con tu agencia reguladora estatal.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Los acusados

En el caso civil en el que se afirma que hubo un plan de fraude a nivel nacional se acusa a dos hombres de Los Ángeles, Lucas Asher y Simon Batashvili, y a sus empresas, de estafar en su mayoría a inversionistas de edad avanzada. Asher también usó los nombres Luke Asher y Lucas Thomas Erb.

Los acusados eran directores de TMTE Inc. y Barrick Capital Inc. La primera de estas empresas también operó bajo los nombres Metals.com, Chase Metals LLC y Chase Metals Inc. (Ya no se puede ingresar a Metals.com en internet).

El 22 de septiembre, un juez federal emitió una orden de restricción para congelar los activos de los acusados. El juez además nombró a un síndico para que se encargara de los activos de los dos hombres y sus empresas.

El Gobierno federal y los 30 estados que participan en el caso desean que en última instancia el juez ordene a los acusados que paguen indemnización y sanciones civiles y devuelvan las ganancias deshonestas.

Los abogados de los hombres no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Trampa de ratón con oro y una mano atrapada.

Getty Images

¿Quieres acumular una fortuna en oro y plata? No pierdas la tuya cuando los compres

Evalúa con cuidado una posible compra de metales preciosos, entre ellos oro, plata, platino o paladio, un metal poco común de color blanco platinado parecido al platino. Y sea como sea, averigua por adelantado sobre un vendedor potencial.

Para evitar el fraude, sigue los consejos de los reguladores de Estados Unidos..

1. Ten cuidado con vendedores que:

  • Dicen ser “concesionarios de metales” o “comerciantes” y no pueden demostrar que tienen licencia de una agencia gubernamental o están registrados en una agencia gubernamental.
  • Crean una sensación falsa de urgencia al decir que hay disponibilidad limitada. “Solo quedan dos unidades y el mercado asiático está a punto de abrir, por lo que yo me apuntaría hoy”.
  • Ofrecen un favor a cambio de otro: “Si compras ahora, te descontaré la mitad de mi comisión”.

2. Desconfía de los intentos de venta que:

  • Hacen publicidad por radio, televisión o internet.
  • Tientan con la perspectiva de riqueza. “Se garantiza que esta compra de oro duplicará el rendimiento de tus inversiones actuales”.

3. Asegúrate de hacer averiguaciones primero:

(enlaces en inglés)

La Red contra el Fraude, de AARP, puede ayudarte a identificar y evitar las estafas. Inscríbete para recibir nuestras Alertas de vigilancia, consulta nuestro mapa de rastreo de estafas (en inglés) o llama gratis a nuestra línea de ayuda especializada en fraudes al 877-908-3360 si tú o un familiar sospechan que han sido víctimas de una estafa.