Skip to content
 

¿Qué es una tarjeta de crédito que ofrece recompensas, o “rewards card”?

Muchas instituciones financieras las tienen, pero ¿deberías solicitar una?

Tarjetas de crédito sobre billetes de 100 dólares

Athima Tongloom/GETTY IMAGES

Como en todo negocio, las empresas e instituciones financieras que ofrecen tarjetas de crédito buscan atraer a más clientes. A menudo, ofrecen promociones como regalos, millas y reembolsos en dinero en efectivo. Aunque suenen fabulosas, estas ofertas no siempre tienen un verdadero beneficio para el consumidor.

¿Cómo determinar si vale la pena solicitar una tarjeta de crédito que tenga recompensas, conocida en inglés como “rewards card”? A continuación, contestamos 8 preguntas que te ayudarán a entender cómo funcionan y a elegir la más adecuada según tus necesidades.

1. ¿Qué es una tarjeta de crédito que ofrece recompensas?

Los bancos ofrecen al cliente un reembolso por compras o gastos al solicitar ciertas tarjetas de crédito. Al gastar más, aumentan las recompensas o “rewards” que van desde devolución de dinero en efectivo (“cash back” o “cash rewards”) y puntos, que se pueden canjear por tarjetas de regalo, hasta millas para viajar. Generalmente, estos reembolsos se miden por cada dólar que se gasta, pero tienen ciertos límites. 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


2. ¿Cómo funcionan las tarjetas de crédito de recompensas o “rewards”?

Algunas tarjetas de devolución en efectivo ofrecen diferentes niveles de reembolso según su uso. Por ejemplo, pueden ofrecer un 3% de reembolso de los gastos en restaurantes o gasolineras y un 2% en otras compras. A veces, se rotan las categorías durante el transcurso del año o puedes elegir la categoría que más te convenga.

Cómo y cuántos puntos se pueden acumular y los beneficios varían, según la tarjeta y la institución financiera que la ofrece.

3. ¿Qué incentivos ofrecen las empresas para atraerte a inscribirte en ofertas de tarjetas con “rewards”?

Muchas instituciones financieras ofrecen una bonificación introductoria de cientos de dólares o miles de puntos si se realiza cierto gasto en un período de tiempo inicial limitado. Algunas ofrecen un interés inicial del 0% durante los primeros meses, sin cargos o cuotas durante el primer año.

Por ejemplo, Bank of America ofrece $200 de bonificación en efectivo tras gastar $1,000 en los primeros 90 días después de abrir una cuenta. Sin cuota anual, esta tarjeta tiene 0% de interés durante los primeros 15 meses. Sin embargo, después de que termina la oferta la tasa aumenta a entre 14.24 y 24.24%, dependiendo del historial crediticio del cliente.

Asimismo, la cadena de tienda mayorista Costco ofrece una tarjeta de crédito sin cuota anual que da recompensas (en inglés) a sus socios. Además, les da un bono anual del 2% a los que tienen la membresía ejecutiva; estos pagan $120 al año, el doble de lo que cuesta la membresía regular. 

Quizás ya estés familiarizado con la tarjeta AARP Essential Rewards Mastercard (en inglés) de Barclays que ofrece un bono de $100 en compras de hasta $500 que se hagan en los primeros 90 días. Además, ofrece un 3% de rembolso en efectivo en compras en gasolineras y farmacias, 2% en gastos médicos y 1% en el resto de las compras.

4. ¿Qué beneficios ofrecen?

“Las grandes ventajas son las recompensas, es la gran motivación para solicitar este tipo de tarjetas, ya sea que devuelvan efectivo o den recompensas para viajar. Es una forma de hacer que el dinero que ya gastas en compras diarias funcione un poco más a tu favor”, explica Sara Rathner, experta en tarjetas de crédito para el sitio de finanzas personales NerdWallet.

Hay que analizar el costo versus el beneficio de cada tarjeta, señala Rathner; ¿cuánto cuesta mantener la tarjeta? “Las que ofrecen las mejores recompensas a menudo cobran una tarifa anual. Hay que asegurarse de que el valor que se obtiene del reembolso, recompensas de viaje o bonos por inscribirse a la tarjeta sea mayor que el costo de mantenerla. Si no es así, no es necesariamente una buena tarjeta para ti”, dice la experta.

Al solicitar y mantener una tarjeta de recompensas es importante considerar la tasa de interés, especialmente si no se salda la deuda mensualmente. “Las tarjetas de crédito cobran tasas de interés muy altas si tienes deudas elevadas. Lo que estás gastando en intereses anulará cualquier reembolso que obtengas de la tarjeta de crédito con recompensas”, explica.

5. ¿El historial de crédito afecta la posibilidad de obtener estas tarjetas?

Muchas tarjetas que ofrecen devolución de dinero en efectivo requieren que el cliente tenga buen crédito. Algunas de las mejores exigen un puntaje de crédito muy bueno o excelente.

Cuanto más alto sea tu puntaje de crédito, las tarjetas pueden ofrecer bonos de introducción más jugosos y mayores porcentajes de devolución de efectivo.

Las personas con mal crédito también pueden calificar para algunas tarjetas que ofrecen recompensas, pero generalmente, las instituciones financieras les darán menos beneficios y tarifas más altas.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


6. ¿Qué conviene más, tarjetas que te devuelven dinero (“cash back”) o que te dan millas para viajar?

Todo depende de la situación y necesidades de cada persona.

Marco González, un consultor de relaciones públicas de 51 años y residente de Los Ángeles, California, mantiene tres tarjetas para las cuales paga cuotas anuales que benefician su pasión por viajar.

“Me di cuenta de que la recompensa, los puntos que te dan por lo que gastas, realmente valía la pena. He acumulado miles de puntos que transfiero a aerolíneas. He viajado en primera clase gracias a los puntos que he acumulado con estas tarjetas”, dice. Por eso, González las prefiere a las que devuelven dinero. “Cuando viajas lejos, después de los 50 años, quieres volar en primera clase, viajar más cómodo. Y a veces, no lo puedes costear por tu cuenta porque son realmente caros esos boletos. Si voy a comprar gasolina e ir al supermercado; ¿por qué no usar las tarjetas y sacarles beneficio a los gastos diarios?”, explica.

Por su parte, María Inés Bertone, gerente de viajes de 66 años y residente de Miami, Florida, aunque mantiene una tarjeta que le ofrece recompensas por compras en Amazon, no le saca mucho provecho. “No la uso tanto ya que no soy muy amiga de comprar por internet. Tengo que conocer muy bien el producto o que la única opción de compra sea en línea, ya que muchas veces el producto que llega es de baja calidad y el proceso de devolución puede ser engorroso”, explica. Por otro lado, Bertone mantiene dos tarjetas de crédito, desde hace años, con las cuales acumula millas para dos líneas aéreas distintas.

7. ¿Cómo se recibe el dinero o se redimen los puntos?

Dependiendo de cada institución financiera, el cliente puede seleccionar recibir el efectivo como un crédito a su tarjeta, un depósito directo en su cuenta bancaria o una tarjeta de regalo. Para hacer el canje a millas o hacer reservaciones en hoteles hay que seguir las instrucciones de la institución bancaria.

Las recompensas no se reciben de inmediato. Puede tomar uno o dos ciclos de facturación después de una transacción para que se refleje el reembolso o los puntos en la cuenta.

Ten presente que, si devuelves una compra, ese monto se revierte y se retira el reembolso o puntos acumulados por ese gasto.


AARP Money Map™ te ayuda a retomar el control de tus finanzas. 


8. ¿Cómo elegir la tarjeta de recompensas adecuada para ti?

Hay miles de tarjetas de crédito en el mercado. Encontrar y entender cuál es la mejor para ti puede ser abrumador. Pero existen varias listas, compiladas por diferentes sitios de finanzas que te pueden ayudar a hacer una selección preliminar. Entre ellas, las de Bankrate, Wallethub, cardratings.com y Nerdwallet (en inglés), pero hay otras.

Revisar estas listas es un buen comienzo; sin embargo, tendrás que hacer una investigación más profunda y basar tu decisión no solo en las ofertas de los bancos, sino en tu situación financiera y tus necesidades.

Recuerda que una tarjeta de crédito es simplemente una herramienta para manejar tu dinero y tu presupuesto. Como con cualquier otra tarjeta de crédito o préstamo, lo ideal es no endeudarte y evitar pagar intereses o cargos adicionales. Hazte el propósito de saldar tu tarjeta todos los meses, pagar a tiempo, y no gastar más de lo que puedas saldar a fin de mes. Estar libre de deudas es la mejor recompensa.
 

Verónica Villafañe es una periodista multimedia que ha recibido múltiples premios de excelencia periodística, incluyendo un Emmy, y cuyo trabajo ha sido publicado en español e inglés en Univision, Telemundo, CNN en Español, San Jose Mercury News y Forbes, entre otros. Fundadora y editora de MediaMoves.com, Villafañe es expresidenta de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ).