Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Un viaje por carretera de cuatro días por Nevada

Disfruta de un recorrido sobrenatural, histórico y un cielo estrellado a través del desierto.

Mapa de carreteras de nevada con una ruta delineada en rojo

AARP / Getty

In English | Más allá de las brillantes luces de neón del Strip de Las Vegas yace un extenso desierto repleto de belleza sutil, tesoros ocultos y una pintoresca historia. Este viaje por carretera de cuatro días de ida y vuelta por el Lejano Oeste, hace un circuito de aproximadamente 500 millas desde Las Vegas y atraviesa partes remotas del sur y centro de Nevada, algunas sin servicios ni wifi (así que asegúrate de llevar mucha agua, protector solar y un kit de primeros auxilios). Ten a mano tu cámara para aprovechar todas las oportunidades fotográficas: arte al aire libre, vida silvestre, ocasionales paisajes otoñales, estrellas centelleantes, hoteles encantados y, quién sabe, puede que incluso veas un objeto volador no identificado en la autopista conocida oficialmente como la Carretera Extraterrestre (ruta estatal 375).

Letrero anuncia que se está ingresando al Área 51

Mr Doomits / Alamy Stock Photo

1º día: Las Vegas a Rachel (150 millas)

Empieza tu aventura con un largo trayecto en auto a través de la tranquila, y en gran parte desierta, carretera Great Basin Highway (ruta nacional 93), donde durante 100 millas encontrarás pocos signos de civilización. En su lugar verás cactus, árboles de Josué y yucas, hasta donde alcanza la vista. Sin embargo, es lo que no podrás ver al recorrer la Carretera Extraterrestre (E.T.H.) lo que hará que este día sea tan fascinante: la famosa carretera bordea el lado norte del campo de tiro de la Base Aérea Nellis, donde se encuentra el Área 51, una instalación gubernamental secreta y fuente de teorías de conspiración —historias alimentadas por los frecuentes informes de avistamientos de ovnis y de actividad extraterrestre—.

Sabrás que estás acercándote a la E.T.H. cuando los colores del paisaje cambian de tonos tierra y marrones claros a verdes y azules luminosos a medida que te aproximas a los pantanos y praderas frondosos del Refugio Nacional de Vida Silvestre Pahranagat (en inglés), en Alamo. No dejes de visitar el refugio, un importante punto de escala en la primavera y el otoño para más de 230 especies de aves migratorias y hogar durante todo el año de especies como las gallaretas y las garzas azules. También es posible que veas liebres de cola negra, tortugas del desierto, mariposas monarca, ciervos mulos y ranas leopardo del norte durante una caminata o paseo en bicicleta por las siete millas de senderos del refugio, o mientras pescas carpas y peces luna verdes en el lago Superior o en el pantano Norte. Los petroglifos y las pictografías históricos revelan los vínculos del Refugio Nacional de Vida Silvestre Pahranagat con la tribu paiute. Aquí encontrarás baños y sitios para hacer pícnic.

Llena el tanque de gasolina en Alamo o en el cercano Ash Springs, después continúa hacia el norte desde esta segunda localidad otras cinco millas por la ruta nacional 93 hasta una intersección en forma de Y, entre la E.T.H. y la ruta estatal 318. Pero no tomes la carretera alienígena todavía. En el cruce está E.T. Fresh Jerky, una curiosa tienda que vende refrigerios y regalos, y tiene baños. Tomate selfis en su exterior, delante de sus elaborados murales con extraterrestres. Dentro, descubrirás una selección de carne seca fresca, frutos secos, nueces y recuerdos con temática extraterrestre, como plastilina "slime" espacial viscosa, extraterrestres inflables y pequeños hombrecillos verdes de peluche.

Estaciona tu auto al principio de la E.T.H., a la sombra de los altos álamos, y tómate una foto delante del letrero de la Carretera Extraterrestre que indica la entrada oficial a la misma. Una vez en la carretera, verás de inmediato un marcador histórico estatal que apunta hacia el sur, seguido por una estatua de un extraterrestre plateado alto hacia el norte. El invasor espacial alargado y plateado vigila la entrada del Alien Research Center, otra tienda de regalos donde puedes ampliar tus conocimientos sobre ovnis y asuntos militares, compartir historias sobre abducciones extraterrestres, encontrar libros sobre temas paranormales y comprar una botella de Alien Tequila con forma de cabeza de extraterrestre, una marca de licor creada por el propietario de la tienda, George Harris. Detrás de la tienda verás réplicas de los letreros de advertencia de la instalación militar que se encuentran en el portón trasero del Área 51 para evitar el acceso no autorizado. En el interior puedes pedir indicaciones para llegar al portón trasero real, muy vigilado, ubicado a más de 40 millas y cerca de tu destino para esta noche, Rachel.

La E.T.H., que atrae a aficionados a la astronomía, "geocachers" (buscadores de tesoros guiados por GPS) y fotógrafos, ofrece un pintoresco recorrido a través de un área silvestre que permanece prácticamente intacta. Es probable que no te encuentres con nadie más, excepto ocasionalmente con alguna vaca. Desde el Alien Research Center, sigue la carretera a través de campo abierto durante 18 millas hasta el Black Mailbox (buzón negro), un contenedor para cartas a otra galaxia ubicado en la parte sur de la autopista, en Mail Box Road. Este punto de reunión para entusiastas de los extraterrestres brinda una excelente oportunidad fotográfica.

Conduce otras 20 millas por el desierto, a través de curvas, crestas y valles igualmente desiertos. Justo cuando empiezas a pensar que jamás volverás a ver signos de civilización, se vislumbra el pequeño pueblo de Rachel (54 habitantes) como un espejismo lejano. Conocido como la "capital mundial de los ovnis", Rachel es un antiguo pueblo minero con pocas estructuras y negocios permanentes. De hecho, el pueblo recientemente abrió su primera gasolinera en más de una década, la Alien Cowpoke Gasoline and Convenience Store. Al lado, el hotel Little A'Le'Inn proporciona a los terrícolas alojamiento y espacio para estacionar vehículos recreativos y para acampar, comida y bebida desde hace 25 años. Su comedor incluye una mesa de billar, una tienda de regalos, mesas y asientos en la barra. Aprovecha las oportunidades interesantes para tomar fotos dentro y fuera, que incluyen figuras de alienígenas, murales y una camioneta que remolca un platillo volador. Especialmente peculiar: un letrero de "estacionamiento libre" para ovnis. También es probable que te encuentres con al menos un par de lugareños dispuestos a compartir las misteriosas razones por las que se mudaron a Rachel.

Dónde alojarse: esta noche, prepárate para no solo ver estrellas brillantes en el cielo, una vez que te instales en una de las cinco unidades de remolque modulares de Little A'Le'Inn. No hay garantías, pero aquí se han visto cosas extrañas. Cada unidad básica cuenta con dos o tres habitaciones de tipo motel con un baño compartido, por lo que tendrás que reservar una unidad completa si quieres un baño privado. Aunque no hay mucho que hacer en Rachel aparte de charlar con los residentes de la zona y con otros visitantes, el hotel tiene cintas VHS que puedes ver en tu habitación. El precio de las habitaciones comienza en $60.

Toma aérea de un campo volcánico en el condado de Nye, Nevada, al atardecer.

halbergman / Getty Images

Monumento Natural Nacional del Cráter Lunar.

2º día: Rachel a Tonopah (110 millas)

Ayer aprendiste acerca de la entrada semioculta al Área 51. Hoy, después de ver un colorido amanecer en Nevada y saciar tu apetito con un abundante desayuno en el Little A'Le'Inn, dirígete por el largo camino de tierra hasta el portón, a unas ocho millas de Rachel. Sí, puedes acercarte al portón (la mayoría de personas incluso toman fotos), pero no intentes entrar ni hagas nada raro o tu viaje por carretera podría terminar con una estancia en la cárcel.

Después, dirígete hacia Tonopah por la E.T.H. Tras recorrer 59 millas desoladas pero tranquilas con desierto, crestas, un área silvestre de montaña, vacas y pantanos, llegarás al pueblo abandonado de Warm Springs. Aquí, toma el desvío de 34 millas hacia el noroeste por la ruta nacional 6 hasta el Lunar Crater Backcountry Byway, un circuito panorámico sin pavimentar que pasa junto al Monumento Natural Nacional del Cráter Lunar (en inglés). Ubicado en un campo volcánico, el cráter de 430 pies de profundidad, formado hace 6 millones de años por la lava y el agua, se parece tanto al paisaje lunar que los astronautas del programa Apolo lo usaron como campo de entrenamiento en la década de 1970. Aunque los vehículos deben permanecer en las carreteras y los senderos, puedes explorar a pie el cráter, los campos de lava y los volcanes extintos cercanos.

Dirígete de nuevo hacia el suroeste por la ruta 6 durante 84 millas hasta llegar a Tonopah. Encontrarás una cómoda área de descanso con baños a unas 25 millas de Tonopah, pero no encontrarás otros servicios hasta llegar a esa localidad.

Tonopah, una ciudad de 2,009 habitantes que prosperó antiguamente gracias a la minería, ha experimentado un cambio de imagen en los últimos años con la incorporación de macetas, bancos y arte público por todo el pueblo, así como varios nuevos negocios y tiendas. Canaliza tu vaquero interior con botas de punta cuadrada y sombreros vaqueros en A Bar L Western Store, o admira las joyas de plata y turquesas en Tonopah Trading Company, ambas ubicadas en la pintoresca calle Main Street de estilo del Oeste. La calle histórica también es donde se encuentra el emblemático hotel de cinco pisos Mizpah Hotel, con su letrero de época iluminado en la azotea. Este hotel, en su día el edificio más alto de Nevada, se inauguró en 1907 y fue restaurado en el 2011. Se dice que está poseído por fantasmas traviesos pero amigables, de la época minera, que mueven objetos y encienden luces.

Y hablando de hoteles encantados, es posible que ya hayas visto tu próxima parada en el programa Ghost Adventures del Travel Channel, el motel de fama mundial, multicolor y recientemente restaurado Clown Motel, ubicado a media milla al norte de Mizpah, en Main Street. Los visitantes suelen sacarse fotos delante del motel y luego entran para ver la exhibición de más de 2,000 figuras y muñecos de payasos en el vestíbulo. Si das un paseo por el inesperadamente encantador cementerio Old Tonopah junto al hotel, descubrirás detalles sobre las vidas y las muertes de algunos de los primeros residentes del pueblo. También puedes aprender más sobre la historia de Tonopah en el Museo de Nevada Central (en inglés), en Logan Field Road.

A la hora de cenar, disfruta de un festín de carne a la barbacoa cocinada a fuego lento y cerveza casera en el patio de Tonopah Brewing Company en Main Street, ubicado tres cuadras al sur del Mizpah. Termina tu día admirando increíbles vistas del cielo nocturno estrellado en Stargazing Park un poco más al sur, al final de Ray Tennant Drive, un camino no pavimentado al este de Main Street.

Dónde alojarse: comparte tu alojamiento con el fantasma de la Mujer de Rojo en la habitación 47 del Mizpah Hotel (habitaciones desde $116) o alójate en una de las 31 habitaciones del Clown Motel y ríete antes de dormir con las pinturas personalizadas de payasos (desde $75).


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Homenaje a la escultura de Shorty Harris en el Museo al aire libre de Goldwell

Ken Howard / Alamy Stock Photo

Museo al Aire Libre Goldwell.

3º día: Tonopah a Beatty (94 millas)

Visita el Mizpah's Pittman Café y pide el desayuno Pittman (dos huevos con tu elección de jamón, tocino o salchichas, papas ralladas fritas o papas fritas caseras y pan tostado) antes de pasar la mañana explorando el Parque Minero Histórico de Tonopah (en inglés), entre el Mizpah y Burro Avenue. Explora más de 100 acres donde encontrarás túneles mineros, equipo restaurado, exhibiciones históricas y una exposición de minerales iluminados con luz ultravioleta. También puedes pararte sobre una brecha en la tierra de 500 pies de profundidad en el interior de una jaula de observación de acero.

Después de comer un sándwich de especialidad y tomar algunas estupendas fotos en Tonopah Station —un hotel, casino, restaurante y parque de vehículos recreativos—, dirígete al sur por la ruta nacional 95 durante 27 millas. Te llevará hasta Goldfield (298 habitantes), una ciudad próspera a principios del siglo XX donde incluso vivieron, durante un período breve, Wyatt y Virgil Earp. En menos de dos décadas, esta próspera ciudad se arruinó, sufrió un incendio y una inundación. Solo permanecen en pie unos pocos de los edificios originales, entre ellos el tribunal, la cárcel, el Goldfield Hotel y el Santa Fe Saloon (que sigue abierto en la actualidad si te apetece tomar un trago). Además de los edificios de la ciudad que brindan excelentes oportunidades fotográficas, no te vayas sin visitar el Pioneer Cemetery y sacarle una foto a la tumba de 1908 de un vagabundo hambriento que murió en Goldfield por comer pasta para encuadernar libros.

Al llegar al límite de Goldfield, sigue las señales hacia el este hasta el International Car Forest of the Last Church, a una milla de la ruta 95. El paisaje de chatarra de camionetas y autos artísticamente decorados con grafiti —hay incluso un autobús— creado por dos artistas, Chad Sorg y Mark Rippie, emerge de la arena como un Stonehenge descompuesto que se alarga hacia las montañas.

De regreso a la ruta 95, un desvío de 30 minutos por la ruta estatal 266 hasta la ruta estatal 774 te llevará hasta el antiguo pueblo con minas de plata Gold Point, en la actualidad un pueblo fantasma bien preservado, con una calle principal que sigue en pie, una taberna y el hotel en funcionamiento Gold Point Bed and Breakfast. Gran parte del pueblo ha sido restaurado, lo cual brinda otro vistazo fascinante al pasado del Lejano Oeste de Nevada.

A continuación, conduce aproximadamente una hora hacia el sur por la ruta 95 hasta Beatty (1,015 habitantes). Ya que Beatty es el pueblo de acceso al Parque Nacional Death Valley (en inglés), vas bien encaminado si planeas visitar el parque. Tal vez veas uno o dos burros sueltos al pasar en auto por la calle principal de Main Street en Beatty en dirección a la ruta estatal 374 en sentido sur. En unas seis millas, llegarás a Rhyolite Ghost Town, un pueblo de minas de oro que una vez fue próspero, con tabernas, juegos de azar, alojamiento, restaurantes e incluso un periódico de publicación semanal. Una casa construida con 50,000 botellas, un cementerio y una estación de tren bien preservada, son algunos de los lugares de interés que verás hoy. La pieza central de Rhyolite, el Museo al Aire Libre Goldwell (en inglés), surgió en 1984 con una interpretación espectral en tamaño real de la Última Cena por el artista belga Albert Szukalski. El jardín de esculturas de 15 acres está abierto en la actualidad durante todo el año y cuenta con un programa de residencia para artistas y varias piezas de arte contemporáneo a gran escala.

En el camino de regreso de Rhyolite, haz una parada en el Beatty Museum (en inglés) en Main Street para descubrir más sobre la vida de los pioneros en el distrito minero de Bullfrog. Para cenar, prueba los tacos de carne asada del camión de comidas que está detrás de Gema's Café, en 2nd Street, o toma una cerveza fría y saborea un tazón de chili en el Happy Burro en Main Street.

Dónde alojarse: podrás ver cactus, hierbas, flores y árboles no nativos en el jardín xerófilo con bajo consumo de agua del Atomic Inn, un hotel de estilo retro y recientemente renovado de 45 habitaciones ubicado en South First Street. El precio de las habitaciones comienza en $60.

Interior del Refugio Nacional de Vida Silvestre Ash Meadows, Nevada

George Ostertag / Alamy Stock Photo

Refugio de Vida Silvestre Ash Meadows.

4º día: Beatty a Las Vegas (136 millas)

Compra café, productos de pastelería para desayunar, gasolina y regalos o refrigerios de último minuto en Death Valley Nut & Candy Co. en Beatty, antes de conducir 30 millas al sureste por la ruta 95 hasta llegar a la ruta estatal 373 en dirección sur; luego, continúa 18 millas hasta llegar al Refugio de Vida Silvestre Ash Meadows (en inglés). En sus 24,000 acres de pantanos y desierto alto encontrarás casi 30 especies endémicas de plantas y animales (que solo se encuentran aquí), incluida la única población de origen natural de ciprinodóntidos o carpas con dientes, unos peces en peligro de extinción, en la caverna misteriosa llena de agua, y aparentemente sin fondo, Devils Hole. Aunque las plantas florecen durante todo el año, cada temporada brinda la oportunidad de ver cosas distintas. En el otoño, los fresnos se tornan naranjas y dorados, y abunda la fauna, que incluye borregos cimarrones, lagartos y numerosas especies de aves. El vapor que se desprende de las aguas cálidas del refugio puede darles un aire místico a las mañanas de invierno.

Conduce 35 millas al sureste por la carretera Bell Vista Road hasta Pahrump y celebra tu viaje por carretera a través del Lejano Oeste con una degustación de vinos en la bodega Pahrump Valley Winery; almuerza o cena en su restaurante lujoso, pero al mismo tiempo relajado, Symphony's Restaurant, con vistas a un hermoso viñedo. Después de tu comida, regresa a Las Vegas, a 60 millas al este por la ruta estatal 160.

Aleza Freeman ha sido escritora de viajes y turismo en Las Vegas durante mucho tiempo. Su trabajo se ha publicado en Haute Living, Los Angeles TimesNevada Magazine, Vegas.com, Las Vegas Magazine y otras publicaciones.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.