Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Guía para ir al Parque Nacional Joshua Tree

En este paraíso californiano se asienta un paisaje escarpado y hermoso.

Jumbo Rocks en Joshua Tree

Alan Majchrowicz

Jumbo Rocks en Joshua Tree.

In English

En este pintoresco y remoto desierto del sureste de California, se escuchan los sonidos animados de la vida silvestre que gorjea y corretea en los oasis; fantásticas formaciones rocosas relucen bajo espectaculares puestas de sol de colores pasteles, y un deslumbrante cielo nocturno repleto de estrellas ilumina los campamentos. En las colinas ondulantes, una legión de árboles de Josué, Yucca brevifolia, parece convocar a los visitantes con sus ramas elevadas hacia el cielo

Los árboles que dan nombre al Parque Nacional Joshua Tree (JTNP) —y a los que debe su fama este curioso paisaje— han cautivado la imaginación de sus visitantes desde que las tribus indígenas de los serranos y los chemehuevi pintaron pictografías de la flora hace siglos. Se dice que pioneros mormones, de camino a California en la década de 1850, apodaron estos árboles en honor a Josué, con las manos elevadas en oración y señalando el camino hacia la tierra prometida. El explorador John Fremont, menos impresionado, describió los árboles de Josué como “los árboles más repulsivos del reino vegetal”. La banda U2, inspirada por la noble resiliencia de los árboles de Josué en un entorno inhóspito, nombró su álbum más vendido en honor a esta resistente planta.

Este parque nacional bien merece una visita, no solo por sus árboles, sino para explorar a fondo los ecosistemas únicos ubicados en el límite de los desiertos de Mojave y del Colorado. Además, las divertidas actividades abarcan desde observar aves, escalar rocas y contemplar las estrellas, hasta dar paseos panorámicos a pie a lo largo de la carretera o hacer recorridos en auto para disfrutar del paisaje cambiante. Sarah Jane Pepper destaca la belleza minimalista del parque cuando dice “Joshua Tree es un fascinante lugar para visitar, pero no es nada como Yosemite o el Gran Cañón. Es un parque muy primitivo, sin hoteles ni restaurantes o cosas de ese tipo. Pero eso es lo que me encanta de Joshua Tree”.

JTNP finalmente consiguió la denominación de parque nacional en 1994, después de languidecer en el olvido como uno de los monumentos nacionales menos protegidos durante casi seis décadas debido a intereses mineros y de construcción. Este hermoso y agreste paisaje atrae a más de 2 millones de visitantes al año debido a su proximidad a Los Ángeles y al paraíso turístico de Palm Springs.

Lo último por la COVID-19

Los campamentos del parque, los centros de visitantes y las librerías están abiertos (excepto el Centro de Naturaleza Black Rock, que permanece temporalmente cerrado). Los programas de visitas guiadas por guardaparques han sido cancelados, con la excepción de algunas excursiones vespertinas al aire libre. Keys Ranch, un rancho de desierto restaurado ubicado en el centro del parque, ofrece limitadas excursiones para grupos, solo con reserva. Ten en cuenta que toda persona, sin importar si está vacunada o no, debe usar mascarilla dentro de los edificios del parque nacional y en cualquier medio de transporte público. . Visita el sitio web del parque para ver las últimas actualizaciones (en inglés).

Mapa muestra la ubicación del Parque Nacional Joshua Tree en California

Getty Images/AARP

Ubicación: en el sureste de California, unas 140 millas al este de Los Ángeles

Superficie: aproximadamente 800,000 acres, con un 75% designado como área silvestre

Puntos de mayor y menor altitud: 5,814 pies de elevación en la cumbre de la montaña Quail; 536 pies sobre el nivel del mar en el límite sureste del parque

Millas de senderos: 191, con diferentes niveles de dificultad, desde senderos accesibles para sillas de ruedas hasta otros muy desafiantes

Atracción principal: el singular paisaje desértico con formaciones rocosas y los árboles de Josué que dan nombre al parque

Costo de la entrada: $30 para automóviles (el pase anual para adultos mayores [62 años o más] cuesta $20)

Mejor forma de verlo: al amanecer o al atardecer, desde una de las muchas formaciones rocosas cercanas a la carretera

Cuándo ir para evitar multitudes: los días de semana en primavera y otoño

Planea una visita

El JTNP está ubicado a unas 140 millas al este de Los Ángeles y a 220 millas al oeste de Phoenix, a corta distancia de la ruta interestatal 10. Desde Palm Springs International Airport, las entradas principales del parque se encuentran a una distancia de aproximadamente 50 millas por carretera, mientras que gran parte de la comunidad turística está a una media hora en auto.

El parque abarca 800,000 acres, limitado en el norte por la carretera 62 de California y en el sur por la carretera interestatal 10. Puedes acceder al parque por cuatro entradas desde la carretera 62: yendo de oeste a este, la entrada al campamento Black Rock Campground, la West Entrance Station en el pueblo de Joshua Tree, la entrada al campamento Indian Cove Campground y la North Entrance Station cerca de Twentynine Palms. Ten en cuenta que las dos entradas de los campamentos no se conectan con las carreteras principales del parque. Desde la entrada sur del parque hay que hacer un trayecto en auto más largo hasta los campamentos centrales.

Visita los cuatro centros de visitantes del parque para obtener mapas y folletos gratuitos; allí también encontrarás exhibiciones de la naturaleza, baños y librerías que venden recuerdos. El centro de visitantes Joshua Tree se encuentra en el pueblo de Joshua Tree; el centro de visitantes Oasis está en Twentynine Palms; el centro de la naturaleza Black Rock (abierto solo entre octubre y mayo) está ubicado cerca del campamento, en el límite oeste del parque, y el centro de visitantes Cottonwood está cerca de la entrada sur.

Para disfrutar de una experiencia completa en el parque, atraviesa las 60 millas de carreteras que conectan las entradas norte y sur; de esta manera, no solo recorrerás el circuito central principal, que pasa junto a formaciones rocosas, senderos y grandes extensiones de árboles de Josué, sino que obtendrás también un panorama general de los ecosistemas y elevaciones cambiantes del desierto, entre el desierto de Mojave, en el lado norte del parque (con árboles de Josué) y el desierto del Colorado al sur (sin árboles de Josué, pero con gran cantidad de flora única, como los árboles paloverde de corteza verde y la chuparosa, un arbusto con flores rojas anaranjadas que atraen a los colibríes).

Es posible obtener una impresión general del parque durante un recorrido en auto de un solo día, pero para apreciarlo realmente, debes planear permanecer allí al menos una noche para disfrutar de la puesta del sol, el cielo nocturno estrellado y el amanecer al día siguiente. Mejor aún, pasa allí varios días y haz caminatas hasta oasis en el desierto y miradores de montaña, a la vez que aprendes sobre la historia local y disfrutas de la comida y el arte en los pueblos de acceso. Jennifer Albrinck, encargada de información del parque, dice: “Hace ocho años que trabajo aquí y sigo descubriendo nuevas cosas sobre el parque cada día”.

Aunque el clima desértico extremo del JTNP (con temperaturas que pueden superar 120 °F en el verano y caer por debajo del punto de congelación en las noches de invierno) puede presentar dificultades para los visitantes, con un poco de planificación y preparación es posible disfrutar del parque durante todo el año. En verano, sigue el ejemplo de los animales nativos y realiza tus actividades temprano en la mañana y a última hora del día, cuando las temperaturas son más razonables. Visita el área en la primavera, cuando el tiempo es más moderado (con temperaturas máximas de unos 70 °F y mínimas de entre 40 y 50 °F), y podrás ver plantas en flor y aves migratorias. El otoño también es agradable, con temperaturas moderadas y menos gente. En el invierno los días son más fríos y los campistas deben estar preparados para pasar algunas noches gélidas en el desierto. Y la época festiva de invierno atrae a grandes multitudes de la cercana ciudad de Los Ángeles, por lo que debes reservar tu alojamiento con mucha antelación. El mediodía puede ser un reto durante todo el año, así que asegúrate de seguir las advertencias del parque y llevar mucha agua y protector solar.

Independientemente de la época del año, recuerda que el parque está en el desierto y dispone de servicios limitados, por lo que debes estar bien preparado. Dentro de los confines del parque no hay comida ni combustible, y solo encontrarás grifos y agua potable en las entradas y en un par de campamentos. El servicio de telefonía móvil es limitado o inexistente, por ello debes asegurarte de obtener mapas de papel en los centros de visitantes y en los puntos de entrada.

Campamento Black Rock

Natural History Library / Alamy Stock Photo

Campamento Black Rock.

Dónde alojarse y comer

El alojamiento en el JTNP y en sus cercanías se divide en tres categorías principales: campamentos dentro del parque, hoteles y moteles a precios asequibles en los pueblos cercanos y centros turísticos de lujo en el área de Palm Springs/Palm Desert, a unas 40 millas al suroeste del parque. Muchas de estas opciones pueden agotarse durante los ajetreados fines de semana en el invierno y la época de las fiestas, pero con la adecuada planificación y flexibilidad es posible reservar los mejores lugares y conseguir buenas ofertas.

Campamentos

No hay nada como acampar en el desierto bajo el increíble cielo estrellado del JTNP, despertar a amaneceres coloridos y recibir la mañana con un desayuno al aire libre, y luego terminar el día con una puesta de sol espectacular en el campamento. Por este motivo, los 500 sitios para acampar, distribuidos entre los nueve campamentos del JTNP, a menudo se llenan durante los fines de semana y días festivos. En (recreation.gov -en inglés-) puedes reservar seis de los campamentos (Black Rock, Cottonwood, Indian Cove, Jumbo Rocks, Ryan y Sheep Pass) con seis meses de anticipación por un costo de $20 a $25 por noche ($50 para sitios grupales). Los tres restantes (Belle, Hidden Valley y White Tank) se asignan por orden de llegada y cuestan $15 por noche —y tendrás que llegar temprano para obtener un sitio en las épocas más concurridas—. Los nueve campamentos admiten vehículos recreativos.

Los campamentos Black Rock (99 sitios) y Cottonwood (62 sitios) son los únicos con agua corriente, baños con inodoros y estaciones de descarga séptica de vehículos recreativos, por lo que se suelen llenar muy rápido. El campamento Black Rock se encuentra a una elevación de 4,000 pies en el extremo noroeste del parque, por lo que debes esperar temperaturas más frías que en los campamentos a elevaciones más bajas. Tiene un área designada para campistas con remolques para caballos y puedes hacer compras en el cercano pueblo de Yucca Valley, que está a solo cinco millas de distancia.

Acampar en zonas silvestres es gratis, pero es necesario inscribirse; debes prestar mucha atención a tu suministro de agua y a las condiciones meteorológicas antes de acceder a las áreas remotas. 

Alojamiento y restaurantes en las cercanías

Localidad de Joshua Tree (cinco millas al noroeste de la estación de entrada oeste)

Alojamiento: a finales de este año llegará a la zona Autocamp, un campamento retro de lujo donde los huéspedes pueden instalarse en 47 lujosos remolques Airstream. Pero si viajas con tu propio alojamiento (es decir, en un vehículo recreativo) hallarás una buena opción 25 millas al suroeste de Joshua Tree, en el campamento KOA Campground, en Desert Hot Springs. Cuenta con 260 sitios para vehículos recreativos con conexiones de servicios, así como 26 sitios para tiendas de campaña y cinco cabañas, además de una variedad de servicios para toda la familia, incluidos una lavandería, minigolf, canchas de pickleball, un parque infantil, una piscina con un café, un centro social y una tienda.

Restaurantes: en la localidad de Joshua Tree, empieza tu día con un abundante desayuno en JT Country Kitchen y prueba las tostadas francesas con banana o los panecillos con salsa. Para almorzar, Crossroads Cafe sirve generosos sándwiches, entre ellos sándwiches Reuben y de berenjena a la parmesana. A la hora de cenar, degusta la carne a la barbacoa casera de Joshua Tree Saloon, acompañada de música en vivo en el patio.

Twentynine Palms (cinco millas al norte de la estación de entrada norte)

Alojamiento: el hotel Best Western SureStay Plus, de 83 habitaciones, ofrece una ubicación ideal a pocos minutos del parque, con buenas ofertas, desayunos gratis y una piscina grande a la sombra de las palmeras, con un jacuzzi.

Restaurantes: carga energía antes de tu caminata con croissants, pasteles y sándwiches en Campbell Hill Bakery. Para cenar, Kitchen in the Desert sirve pollo trinitense cocinado a la parrilla con mezquite en un entorno de galería de arte.

Nota: la entrada sur no tiene restaurantes ni alojamientos cercanos, pero si conduces 30 millas al oeste por la carretera interestatal 10 llegarás a la localidad de Indio, en la parte más oriental de las comunidades turísticas de Palm Springs.

Palm Springs

Alojamiento: elige las comunidades cerca de Palm Springs si buscas centros turísticos de lujo, como el Ritz Carlton de 244 habitaciones en Rancho Mirage, que mima a sus huéspedes con sus vistas desde lo alto de un acantilado, acceso a campos de golf, club infantil, piscinas y spa. En Palm Springs, el extenso complejo turístico La Quinta Resort & Club de Waldorf Astoria tiene un aire del Hollywood antiguo (ya que data del año 1926), con un servicio e instalaciones de primera categoría en sus casi 800 habitaciones, suites y villas en hermosos edificios del estilo de las misiones españolas.

Restaurantes: en Miro’s, en el centro de Palm Springs, puedes degustar cocina paneuropea (escalope vienés al estilo de Budapest, camarones y vieiras provenzales) en su espacio interior de ambiente mediterráneo o en un romántico patio. El restaurante también obtiene altas calificaciones por su extensa carta de vinos. Si prefieres una comida más informal y rápida, dirígete a John’s, una popular cafetería justo al norte del centro de la ciudad, que sirve desayuno a todas horas del día, hamburguesas gourmet, pollo frito y su especialidad de costillas.

Excursionista bajo un arco de roca

Don Paulson Photography/Getty Images

Qué hacer

Caminar: las 191 millas de senderos del JTNP varían de fáciles (aunque solo unas pocas son accesibles para sillas de ruedas) a desafiantes; estas últimas son únicamente para personas en buen estado físico y solo deben emprenderse cuando el tiempo es más fresco y con los suministros adecuados, incluidos abundante agua, protector solar, un sombrero y ropa ligera. Casi todos los años mueren de insolación una o dos de las personas que visitan el parque, por lo que debes tomarte en serio las advertencias. Pero no dejes que el calor extremo del mediodía y las condiciones meteorológicas del desierto te impidan hacer senderismo: las caminatas temprano en la mañana y a última hora del día pueden ser muy agradables, y hasta frías en invierno.

Pasea por el fácil sendero Oasis of Mara, junto al centro de visitantes Twentynine Palms, que te brinda una buena introducción al desierto. Es un circuito plano y pavimentado de media milla, accesible para sillas de ruedas. El sendero Hidden Valley Trail, un circuito de una milla ubicado en el centro del parque, atraviesa terreno que supuestamente en su día fue utilizado por cuatreros para ocultar el ganado robado detrás de las enormes rocas del cañón. Descubre el lado espeluznante del parque al recorrer el sendero Skull Rock Trail (sendero de la calavera) de 1.7 millas (con la roca del mismo nombre, perfecta para tu publicación en Instagram) en la parte centro sur del parque.

Si buscas un mayor reto, elige el sendero Mastodon Peak Trail, que asciende 375 pies a lo largo de tres millas y está ubicado en el límite sur del parque. Para disfrutar vistas espectaculares, emprende una caminata de tres millas de ascenso y descenso de la montaña Ryan, de 1,000 pies de altura, ubicada en el centro del parque. Consejo exclusivo: toma este sendero para admirar la puesta de sol, pero no olvides tu linterna para la caminata de regreso. Si eres realmente osado, prueba el nuevo sendero Long Canyon Trail, de 12 millas, que empieza en Desert Hot Springs, atraviesa el JTNP y el recientemente creado Monumento Nacional Sand to Snow y termina en el límite occidental del parque.

 Escalar rocas: las imponentes formaciones rocosas de granito del JTNP han convertido el parque en un destino de fama mundial para el escalamiento de rocas, con miles de rutas bautizadas que atraen a escaladores de élite y a principiantes por igual. “Cualquiera puede escalar rocas. Hay escaladores de más de 80 años que vienen aquí regularmente”, dice Albrinck. Muchas de las escarpadas rutas de 200 pies están reservadas para los escaladores bien equipados y capacitados, pero las empresas de guías de montaña locales como Cliffhanger Guides y Stone Adventures ofrecen escaladas guiadas de un día para principiantes.

No necesitas equipo ni capacitación para divertirte trepando las formaciones rocosas más pequeñas, ya que este es un lugar de recreación natural popular entre niños y adultos por igual. Las áreas de Hidden Valley y Jumbo Rocks, en el centro del parque, tienen docenas de rocas de entre 5 y 10 pies de altura y son un lugar excelente para disfrutar. Y a pesar de su nombre —“Hall of Horrors” (Salón de los horrores)—, este sendero de media milla formado por rocas y ubicado en el centro del parque se asemeja más a una atracción de feria que a un lugar terrorífico; allí podrás admirar afloramientos rocosos y pequeñas grutas,

Contemplar las estrellas: debido a su aire seco, la mayor elevación y la ubicación lejos de ciudades grandes, el JTNP ha sido designado como un área de “cielo oscuro”, lo que lo convierte en uno de los mejores lugares del mundo (y definitivamente del sur de California) para contemplar las estrellas. En los cielos despejados del parque, la Vía Láctea tiene un color lechoso, las lluvias de meteoros parecen estar tan cerca que tienes la sensación que podrías tocarlos y las constelaciones son tan brillantes como los dibujos de puntos conectados que aparecen en los libros infantiles. Las noches sin luna en las áreas más remotas del parque (lejos de las luces de los campamentos) son el momento y el lugar ideal para contemplar las estrellas, pero la intensidad de las estrellas te deslumbrará incluso en un campamento lleno de gente. La guardaparques Pepper recomienda el estacionamiento Echo T (a poca distancia de la carretera principal y cerca de Hidden Valley) para tomar fotografías de las estrellas con las siluetas de los árboles de Josué y las formaciones rocosas. El Joshua Tree Astronomy Arts Theater en la localidad de Joshua Tree y el observatorio y centro de naturaleza Sky’s the Limit en Twentynine Palms, ofrecen charlas sobre astronomía y sesiones guiadas para contemplar las estrellas.

Observar aves y hacer excursiones en la naturaleza: el parque cuenta con más de 250 especies de aves, incluidas 78 especies nativas que anidan en los oasis verdes y hábitats del desierto del JTNP. Cottonwood Spring, el oasis de Mara y el cañón Smith Water son los mejores lugares para ver cucaracheros desérticos, palomas locales y cenzontles, y se pueden observar halcones volando en círculos a gran altura. Las codornices y los correcaminos trotan entre la maleza del parque durante todo el año. Durante la época de migración primaveral, puedes ver coloridos azulillos, tangaras y reinitas, así como amenazantes bandadas de buitres pavo. Los guías de la reserva natural Big Morongo Canyon, contigua al parque, facilitan encontrar e identificar a muchas de estas pequeñas aves. O inscríbete en cualquiera de las excelentes excursiones educativas ofrecidas por el cercano Desert Institute.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Ciudades aledañas

En las localidades de Joshua Tree y Twentynine Palms, en el límite norte del JTNP, abastécete de suministros para acampar, pasa la noche en un motel o come en un restaurante antes o después de tu visita. Sumérgete también en el ambiente artístico de estos pueblos. El curioso museo Noah Purifoy Outdoor Desert Art Museum, ubicado al norte de Joshua Tree, se parece a un jardín postapocalíptico de esculturas donde se puede ver arte creado con objetos hallados. El “Oasis de Murales” en Twentynine Palms captura la fauna, la historia y la cultura del desierto en dos docenas de muros ubicados en distintos puntos del pueblo. También puedes visitar galerías de arte y tiendas de antigüedades más convencionales en ambos pueblos. En Pioneertown, en las afueras de Joshua Tree, presencia emocionantes tiroteos escenificados; luego, acércate a Pappy and Harriet’s Pioneertown Palace para escuchar música en vivo y saborear un plato “vaquero” combinado de pollo, costillas y bistec a la barbacoa.

No encontrarás un pueblo de acceso en la entrada sur de Joshua Tree; en cambio, tendrás que recorrer una distancia de 30 millas desde allí hasta llegar al lado este de las comunidades turísticas de Palm Springs/Palm Desert/Indio.

De camino

El área de Palm Springs, incluido Palm Desert y Ranch Mirage, ha sido durante mucho tiempo un popular destino vacacional tanto para los residentes de Los Ángeles como para visitantes de todo el país que vuelan a Palm Springs International Airport. Además de galerías de arte, boutiques, restaurantes de alta cocina, golf y complejos turísticos de lujo, esta área ofrece actividades al aire libre que complementan las visitas al JTNP. Sube a bordo del teleférico de Palm Springs y asciende hasta la estación de montaña, a 8,516 pies de altura, donde podrás admirar espectaculares vistas del desierto. Recorre el sendero Tahquitz Canyon Trail de 1.8 millas (en su mayor parte pavimentado, pero con algunos escalones empinados), que conduce hasta una cascada de 60 pies, una auténtica sorpresa en el desierto. En el Palm Springs Air Museum podrás admirar aviones de combate (e incluso volar en ellos) de la Segunda Guerra Mundial y más recientes, que se conservan en buen estado gracias al clima seco del desierto.