Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Guía turística para visitar Anchorage, Alaska Skip to content
 

Una guía turística de Anchorage, Alaska

Qué hacer, ver y comer en esta estupenda ciudad del norte cuando los cruceros anclan en el puerto.

Perspectiva en el horizonte de la ciudad de Anchorage, Alaska

Chilkoot/Getty Images

In English | Dentro de las dos horas después de llegar a Anchorage, me sentí relajado. Mi prisa por terminar el trabajo, apurarme a empacar y el estrés de estrujarme en un asiento de avión se desvanecieron; aliviados por las escarpadas pero tranquilas Montañas Chugach y el aroma ahumado de las salchichas de reno chispeando en los carritos que se encuentran por la Fourth Avenue en el centro de la ciudad. La cerveza en 49th State Brewing Company —junto con su patio en la azotea, que tiene vistas de la cordillera de Alaska y la ensenada de Cook— me hicieron sentir más sereno y burbujeante.

Anchorage (en inglés) puede ser la ciudad más grande de Alaska (población: 294,000), pero tiene una vibra de tranquilidad que es tan estimulante como las vistas de las montañas. Sus residentes son una mezcla excéntrica y relajada de alasqueños autóctonos de rasgos duros y los oriundos de otros lugares que aman la naturaleza y toleran el frío, y ya sea que camines por el mercado de Anchorage un fin de semana o el parque Town Square lleno de flores, la actitud de tomarse su tiempo es contagiosa. Tal vez sea por eso que los alces y osos ocasionalmente deambulan por los patios y las calles de la ciudad. Anchorage es tan increíblemente acogedora (un alce recientemente entró con pesadez a un hospital de Anchorage, aparentemente le atrajeron las plantas del vestíbulo).

Si Anchorage es tu puerto de escala de un crucero o tu sede para aventuras en Alaska, te recomendamos visitar la ciudad durante los meses de mediados de mayo a mediados de septiembre. Los inviernos son largos, fríos y oscuros. En el solsticio de invierno, el sol sale a las 10:14 a.m. y cae a las 3:42 p.m., y la temperatura máxima promedio en enero es de 22.2 °F. (En un viaje diurno a Seward, le pedí a un lugareño que compartiera su mejor estrategia para enfrentar los inviernos de Alaska. Su respuesta: “Salir de aquí").

Sin embargo, el verano es agradable y fresco, con una temperatura promedio en julio de 65 °F; clima perfecto para pescar, escalar, pasear en bicicleta, contemplar montañas nevadas o comer salchichas de reno.

Cómo llegar

Cerca del 60% de los visitantes de Anchorage llegan por crucero: se esperaba que un número récord de 1.3 millones de viajeros por crucero caminaran por las calles de la ciudad en el verano del 2019. Si llegas por avión a Anchorage, el aeropuerto internacional de Anchorage Ted Stevens está a solo 15 minutos por carretera desde el centro de la ciudad. Quienes viajan de la costa este tendrán que tomar un vuelo de conexión. Durante todo el año, salen vuelos sin escala desde Chicago, Denver, Honolulú, Los Ángeles, Minneapolis, Phoenix, Portland y Seattle. En el verano, también encontrarás vuelos sin escala desde Atlanta, Dallas y Salt Lake City. Alaska Airlines (qué sorpresa) ofrece la mayoría de los vuelos a Anchorage.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Qué hacer

Ve un glaciar

Existen más de 60 glaciares dentro de 50 millas a la redonda de Anchorage. Para disfrutar increíbles vistas desde lo alto, haz un recorrido por helicóptero con compañías como Chugach Adventures y Ascending Path, que también ofrecen actividades como paseos en kayak y senderismo.

Prueba un vuelo panorámico

Los helicópteros no son tu única posibilidad de volar por las nubes. Puedes subir en aviones pequeños para gozar de vistas inigualables de las maravillas de Alaska, como Denali, la península Kenai, la ensenada de Cook, las montañas Chugach y el horizonte de Anchorage. La oficina de turismo Visit Anchorage mantiene una lista de 14 compañías de vuelos panorámicos (en inglés).

Observa la aurora boreal

Claro, hay una desventaja de ir a Alaska en el verano: el cielo está demasiado brillante para ver la aurora boreal. Pero puedes disfrutar un poco de la experiencia en pantalla grande en el Alaska Center for the Performing Arts, que ofrece la presentación “AurorA — Alaska's Great Northern Lights” en alta definición, la cual incluye imágenes del fotógrafo de auroras Dave Parkhurst (del 24 de mayo al 1.° de septiembre). Y si quieres afrontar el clima del ártico para ver la aurora boreal en el otoño, invierno o primavera, Visit Anchorage mantiene una lista de las compañías turísticas.

Practica el senderismo

El sendero costero pavimentado abarca 11 millas de costa, desde el centro de Anchorage hasta el Parque Kincaid (en inglés). Es el sendero más popular de la ciudad y es posible que veas no solo alces, sino también ballenas beluga, junto con vistas de la montaña McKinley y Denali. Si prefieres pasear en bicicleta, hay dos tiendas de alquiler ubicadas en el centro, sobre la Fourth Avenue, o en Copper Whale Inn (también puedes tomar una excursión en bicicleta con Alaska Trail Guides). Una opción más ambiciosa de escalar: la montaña Flattop, a unos 20 minutos de la ciudad de Anchorage, se considera la montaña más escalada de Alaska. Es una excursión de tres millas, aunque también hay un trayecto de un tercio de milla que es accesible con silla de ruedas.

Exhibición dentro del Museo de Anchorage, Alaska

Joe Vogan/Alamy Stock Photo

Exposiciones en el Museo de Anchorage.

Explora los lugares interiores

¿Quieres aprender más sobre Anchorage y Alaska? El Museo de Anchorage (en inglés) es el museo más grande del estado y se enfoca en la cultura e historia de Alaska y el ártico. Para comprender mejor la cultura autóctona, dirígete al Alaska Native Heritage Center, observa las seis viviendas nativas en el lago Tiulana. Si te encantan los animales, no te pierdas el Alaska Wildlife Conservation Center (en inglés), a unos 40 minutos al sur de Anchorage, cerca de Girdwood. El centro cuida a animales lesionados y huérfanos, incluso alces, osos y águilas. Puedes tomar una excursión guiada y hasta ayudar a dar de comer a algunas de las criaturas (quizás también conozcas a Dirus, un lobo blanco).

Dónde comer y beber

Sí, Anchorage cuenta con una gastronomía de clase mundial. En abril del 2019, Laura Cole, la exparticipante de Top Chef y nominada al premio James Beard, empezó a servir comida local y sustentable de Alaska en el café del atrio y restaurante del Museo de Anchorage, Muse.

Para opciones más casuales, los lugares favoritos locales incluyen Glacier Brewhouse (una taberna cervecera que sirve mariscos de Alaska), Snow City (apodado “el mejor lugar de desayunos en Anchorage” según el Food Network) y Bubbly Mermaid (un bar pequeño que sirve champaña y ostras de Alaska). Para probar una salchicha de reno, dirígete a International House of Hotdogs.

Además de una salchicha de reno, puedes disfrutar de pizza y salmón local en Moose's Tooth, ganador del premio a la mejor pizza según Anchorage Press. Los amantes del helado deberían visitar Wild Scoops para probar las delicias artesanales y a veces inusuales (como el helado con sabor a donas de sidra de manzana, en el otoño).

Si te interesan más las cervezas artesanales que los conos de azúcar, Anchorage tiene 12 cervecerías artesanales. La más nueva es Turnagain Brewing al sur de Anchorage, que se enfoca en cervezas estilo belga, incluida una ale lambic de frambuesa de Alaska. Big Swig Tours te llevará a cervecerías locales y hasta ofrece viajes en tren a cervecerías afuera de la ciudad.

Dónde alojarte

Encontrarás precios más bajos en la periferia de la ciudad que en el centro, aunque las opciones son mayormente cadenas de hoteles. Los precios empiezan desde $69 la noche en el Motel 6. En algunos hoteles pagarás considerablemente más en el verano. Por ejemplo, el Hilton Garden Inn empieza desde $249 la noche en el verano y $129 la noche en el invierno.

Una alternativa que no es cadena es Lakefront Anchorage en el lago Hood, desde $129 la noche. Es el único hotel a la orilla de un lago en la ciudad, y es sede de la base de hidroaviones más concurrida del mundo. También es la sede de la carrera Iditarod anual en marzo.

En el centro encontrarás desde hoteles de propietarios independientes y cadenas de hoteles hasta pensiones y propiedades de Airbnb. Las opciones tipo boutique incluyen el Hotel Captain Cook, el Historic Anchorage Hotel (establecido en 1916), la pensión Copper Whale Inn con 15 habitaciones y el Jules, uno de los hoteles más nuevos de la ciudad que se encuentra cerca del Museo de Anchorage.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO