Skip to content
 

Los viajeros a Europa pronto pagarán una nueva tarifa

Los visitantes también deberán solicitar autorización antes de entrar en 26 países.

Figura de avión junto a un pasaporte con billetes de euros

Alesia Ausiyevich/Getty Images

In English

El próximo año, los viajeros a Europa se encontrarán con algo inesperado, una tarifa de entrada.

A partir de mayo del 2023, los visitantes de EE.UU. a la Unión Europea tendrán que pagar una tarifa de siete euros (unos $7.13), y deberán solicitar la aprobación antes de su llegada al país a través de un sitio web o una aplicación.

La autorización, que será emitida por el Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes (ETIAS), puede aplicarse a múltiples viajes y es válida durante tres años o hasta que expire el pasaporte del viajero, lo que ocurra primero. Aunque se eximirá de la tarifa a los viajeros mayores de 70 años y a los menores de 18 años, todos los viajeros deberán solicitar su aprobación.

La tarifa se anunció en el 2016 y originalmente iba a ser implementada en el 2021, pero se retrasó debido a la pandemia mundial. Sin embargo, pocos viajeros lo saben. Los funcionarios europeos afirman que el nuevo sistema pretende mejorar la seguridad en todo el continente y permitirá a los Gobiernos hacer un mejor seguimiento de quiénes visitan los 26 países del espacio Schengen de la Unión Europea, que tienen las fronteras abiertas para los viajeros. (La tarifa y la aprobación no son necesarias para viajar al Reino Unido, que ya no es miembro de la Unión Europea).


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


"Necesitamos saber quién cruza nuestras fronteras", dijo Jean-Claude Juncker, expresidente de la Comisión Europea, cuando anunció el programa en el 2016. "Así sabremos quiénes viajan a Europa incluso antes de que lleguen".

Pero para los viajeros de Estados Unidos y cerca de otros 60 países, el nuevo requisito de entrada supondrá un nuevo nivel de inconvenientes. "Es un paso adicional. Ya no se trata solo de comprar un pasaje y dirigirse al aeropuerto", dice Melanie Lieberman, redactora de artículos globales de The Points Guy (en inglés), un sitio web de información sobre viajes. "Este es un recordatorio importante para que siempre verifiques los requisitos de tu destino".

Todavía no se han ultimado muchos detalles, pero según un comunicado publicado por la Comisión Europea, los viajeros podrán solicitar la autorización en línea, lo que les tomará unos 10 minutos. El formulario pedirá información básica como los datos del pasaporte, el lugar de nacimiento, la profesión, la dirección de correo electrónico y el número de teléfono. También preguntará por los antecedentes penales y si el viajero ha visitado zonas de conflicto. Se requerirá una tarjeta de crédito o débito para el pago.

La información se cotejará con las bases de datos gubernamentales y, en aproximadamente el 95% de los casos, los solicitantes recibirán la aprobación en cinco minutos. Aquellos que no obtengan una aprobación inmediata deberían saber en 96 horas si están autorizados a viajar a Europa, aunque algunos pueden tener que presentar documentos adicionales y esperar hasta 30 días para la aprobación. También hay un proceso de apelación si a alguien se le niega la entrada.

"A la mayoría de las personas no les afectará", dice Peter Vlitas, vicepresidente ejecutivo de Internova Travel Group, una de las principales redes de asesores de viajes del mundo. Pero no está claro qué es lo que descalifica a un viajero. Señala que en ocasiones se deniega la entrada a visitantes de Estados Unidos a Canadá por antecedentes penales de hace décadas, incluidos los cargos por conducir bajo los efectos del alcohol.

"Hay muchas respuestas que aún no tenemos. Mayo no está tan lejos y, sinceramente, no hemos visto mucha comunicación por parte de las aerolíneas", dice.

"Este es un recordatorio importante para que siempre verifiques los requisitos de tu destino".

En última instancia, las aerolíneas, los cruceros y las compañías de excursiones en autobús tendrán que confirmar que sus pasajeros están autorizados a entrar en Europa antes de permitirles embarcar. Los viajeros que entren en Europa por su cuenta deben solicitarlo en un quiosco de la frontera. Si viajas con un grupo de excursión organizado o reservas un viaje a través de un asesor de viajes, el organizador o el profesional de viajes debería poder solicitarlo en tu nombre, dice Vlitas.

La tarifa, que algunos han calificado de impuesto, responde en parte a una tasa similar de $21 que Estados Unidos cobra a los pasajeros internacionales que llegan, dice Vlitas. "En la diplomacia, las medidas siempre son recíprocas".

Mientras tanto, los expertos dicen que los viajeros que tengan previsto visitar Europa después de abril del 2023 deben consultar a su asesor de viajes o a su aerolínea cuando se acerque la fecha de su viaje para conocer las últimas novedades sobre el requisito.

Larry Bleiberg, originario de Virginia, es presidente de la Society of American Travel Writers, colaborador habitual de BBC Travel y creador de CivilRightsTravel.com.