Skip to content

Navegador de beneficios de salud: Revisa esta guía para veteranos y sus familiares.

 

Viaja a través del tiempo en el TWA Hotel y otros alojamientos retro

4 destinos donde los viajeros pueden encontrar el sensacional ambiente de los años 60.

Foto exterior del TWA hotel en el aeropuerto JFK

Cortesía TWA Hotel/David Mitchel

In English

Los viajeros con desfase horario o "jet-lag" que busquen un respiro en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York no tienen que alejarse mucho para encontrar una habitación de hotel, siempre que no les moleste volver a 1962.

El TWA Hotel, el único alojamiento dentro del aeropuerto, es un destino único para los fanáticos de la aviación, los aficionados a la historia o viajeros de la "jet set" que sienten nostalgia por otra época.

El antiguo centro de vuelos de la TWA —un edificio histórico que sirvió como terminal de la aerolínea desde los albores de la era de los aviones hasta el 2001— se conservó y restauró para convertirlo en un hotel que captura tiempos pasados.

TWA Hotel

Cómo llegar: se puede llegar al hotel por transporte terrestre o desde cualquier terminal mediante el sistema de transporte AirTrain del aeropuerto JFK (parada de la terminal 5). Si conduces, dirígete hasta 1 Idlewild Drive, Nueva York, Nueva York. El estacionamiento del hotel cuesta $40 por noche, o $30 por noche si quieres estacionarte y volar.

Costo: el precio básico de las habitaciones es de unos $230 por noche (hay un cargo adicional por usar la piscina de borde infinito de la azotea, que se debe reservar con anticipación), y se admiten mascotas por un cargo de $65.

Reservaciones: www.TWAHotel.com (en inglés); 212-806-9000

Los huéspedes se registran en el mismo vestíbulo construido hace 60 años donde generaciones anteriores depositaron sus maletas para iniciar sus viajes a lugares remotos. La estructura diseñada por Eero Saarinen no tiene esquinas angulares: los suelos se transforman en paredes, que a su vez se convierten en techos, todo con formas curvas. El ambiente de época también se nota en el bar Sunken Lounge con su alfombra roja; la sala Twister, con lunares de colores de pared a pared y una aguja giratoria; un auténtico tablero de vuelo con pestañas divididas; un muro con teléfonos públicos; un avión Lockheed Constellation de 1958 (donde, a ciertas horas, se sirven cócteles) que se encuentra justo afuera de los ventanales de piso a techo; y, en las 512 habitaciones hay teléfonos de disco, muebles de la década de 1960 y carteles de viaje retro. También hay una piscina en la azotea desde donde se puede contemplar la constante actividad en las pistas, aunque es necesario hacer reservaciones para usar la piscina.

No hace falta que te alojes aquí para ver las exposiciones del museo, que se centran en la marca TWA y en la edad de oro del transporte aéreo. La exposición gratuita, seleccionada por la New York Historical Society, incluye 2,367 artefactos de la TWA, docenas de uniformes que abarcan desde 1945 al 2001, además de maletas antiguas, la mesa de dibujo de Saarinen y una sala de estar amueblada de mediados de siglo.

Otros hoteles retro

Para los que buscan un viaje nostálgico a otra parte de EE.UU., cada vez hay más opciones a medida que moteles antiguos se remodelan en estilo clásico u hoteles boutique se decoran con un estilo de mediados de siglo. Estos son algunos:

Hotel Dylan, Woodstock, Nueva York

Paz, amor y lujo esperan a los visitantes en este motel boutique cuyas 22 habitaciones son un guiño a cierto festival que tuvo lugar cerca de allí en 1969 (y cuyo lema es "paz, amor, estadía"). Las habitaciones llevan los nombres de los grandes del rock 'n' roll que tocaron en Woodstock  (como The Baez), con fotos del famoso concierto en sus paredes, tocadiscos de estilo antiguo y discos. Además, cuentan con todas las comodidades del siglo XXI que cabría esperar, como servicio wifi gratuito, piscina (en verano), un moderno restaurante mexicano en el mismo hotel y una fogata al aire libre, donde los huéspedes pueden disfrutar en las noches de los fines de semana durante todo el año. El precio base de las habitaciones es de $189 por noche.

320 Maverick Road; www.thehoteldylan.com (en inglés); 845-684-5422

Lone Star Court, Austin, Texas

¿Anhelas una estadía clásica de viaje por carretera actualizada para el siglo XXI? Descubre el Lone Star Court en la capital de Texas. La propiedad forma parte de una zona de compras de lujo llamada Domain, y está centrada alrededor de un patio de actividades con juegos de jardín, bicicletas (que se pueden tomar prestadas de forma gratuita), fogatas y una piscina que evoca una poza para nadar de Hill Country. Los cuartos están amueblados con muebles de estilo moderno de mediados de siglo ("rancho retro", como dicen aquí) y un refrigerador Smeg de estilo antiguo. Hay música en vivo (bluegrass y country) todos los fines de semana y comida casera (costillas a la barbacoa, hamburguesas, budín de pan) en el restaurante y bar Water Trough. También puedes conducir 20 minutos hacia el sur, hasta el centro de Austin, donde encontrarás una gran variedad de entretenimiento musical. El precio base de las habitaciones empieza a partir de $200 y se aceptan mascotas por un cargo de $50.

10901 Domain Drive; 512-814-2625; www.LoneStarCourt.com (en inglés)


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Foto panorámica del Phoenix Hotel

d747 / Stockimo / Alamy Stock Photo

Phoenix Hotel, San Francisco, California

Este hotel de 44 habitaciones, situado en el barrio Tenderloin de San Francisco, es otra opción para los amantes del rock que quieran disfrutar de los años 60. Las habitaciones están adornadas con carteles musicales de la época y teléfonos de disco. Pero el Phoenix, construido en 1956 y que en aquel entonces se llamaba Caravan Motor Lodge, no es ni mucho menos un lugar moderno. De hecho, fue un segundo hogar para bandas y músicos itinerantes a lo largo de los años, como Neil Young y Debbie Harry. Tras un periodo de deterioro, fue renovado y volvió a ser una parada para los músicos de paso y los viajeros que aprecian alojamientos singulares. El precio base de las habitaciones es de $169 por noche.

601 Eddy St.; 415-776-1380; www.Phoenixsf.com (en inglés)

El experiodista Thomas Becher es un ejecutivo de relaciones públicas y aficionado a la aviación que ha escrito dos libros sobre aviones.