Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

6 ideas de viajes para madres e hijas

Fortalece los lazos de la relación y crea nuevos recuerdos en estos hermosos e interesantes lugares.

Dos mujeres, madre e hija, sonríen al caminar juntas

Hero Images/Getty Images

In English |  No hay nada como hacer un viaje juntas para crear un vínculo entre madre e hija. Pero un escape estelar de mujeres de diferentes generaciones necesita algunos ingredientes: un destino hermoso, un itinerario que incluya una buena mezcla de actividades (por ejemplo, relajación) y, en mi opinión, pasar un poco de tiempo separadas cada día.

Centro de Greenville, Carolina del Sur

Sean Pavone / Alamy Stock Photo

Greenville, Carolina del Sur

Un pueblo amistoso en el montañoso norte del estado de Carolina del Sur, Greenville (en inglés), ofrece un centro muy accesible con tiendas que se pueden recorrer a pie y un oasis urbano en Falls Park, en el río Reedy, donde llaman la atención un gran césped verde y un puente colgante de más de 345 pies de largo colgado por un solo cable. Consigan los ingredientes para un picnic en Caviar & Bananas, un mercado gourmet y tienda de sándwiches con deliciosos platillos y postres. Consideren un fascinante paseo histórico o culinario por el centro de la ciudad con Greenville History Tours, dirigido por el historiador John Nolan (o hagan el recorrido turístico en una cómoda camioneta). También pueden pasear por Greenville por su cuenta para disfrutar del arte público —unas cien obras que incluyen la Rose Crystal Tower, de Dale Chihuly— y aprender a verter sus propias velas de soja bajo la tutela de un maestro en Magnolia Candle. Luego, relájense con vino y pizzas en el Foxcroft Wine Bar. Busquen vuelos a Atlanta (Georgia) o a Charlotte (Carolina del Norte), así como al aeropuerto internacional de Greenville-Spartanburg para obtener las mejores tarifas aéreas.

Dónde alojarse: el nuevo Springhill Suites Greenville Downtown tiene una piscina interior y exterior, y los precios de las habitaciones oscilan entre $125 y $175, según la época del año. Swamp Rabbit Inn es una moderna posada con servicio de desayuno de seis habitaciones que se encuentra a lo largo del mejor sendero para ciclistas de Greenville, con bicicletas disponibles para alquilar; las tarifas oscilan entre $135 y $200 por noche.

Café al aire libre en Park Avenue en Winter Park, Florida

James Schwabel/Alamy Stock Photo

Winter Park, Florida

Las ciudades que te permiten estacionar el auto al llegar y olvidarte de él por el resto del viaje son mis favoritas. La lujosa ciudad de Winter Park (en inglés) —justo al norte del centro de Orlando— es precisamente ese tipo de lugar. Empiecen por conocer los lagos. Estarán rodeadas por la cadena de lagos naturales de Winter Park, donde hay casas majestuosas. Los cruceros en pontón con Scenic Boat Tours las llevan a través de canales sombreados y a poca distancia de los elegantes céspedes de las mansiones, con magníficas vistas a cada paso. Park Avenue, repleta de adorables cafeterías (como el tradicional lugar para desayunar Briarpatch) y elegantes boutiques es un lugar agradable para pasear. También en Park Avenue, el museo Charles Hosmer Morse Museum of American Art alberga la mayor colección de cristalería de Louis Comfort Tiffany, que pasaba el invierno en la zona ($6 para adultos, $5 para mayores de 60 años o más; cerrado los lunes). Todos los sábados por la mañana, un maravilloso mercado de agricultores tiene lugar en la histórica estación de trenes de Winter Park, donde pueden tomar el tren de pasajeros SunRail hacia el centro de Orlando para explorar más.

Dónde alojarse: dependiendo de su presupuesto, pueden quedarse a poca distancia de todo en el encantador Alfond Inn, en el campus del Rollins College y hogar de una exquisita colección de arte. Las habitaciones oscilan entre $200 y $300 la noche. O consideren una de las muchas cadenas de hoteles en Orlando y sus alrededores.

Vista de las montañas Blue Ridge al norte de Georgia

Allen Creative/Steve Allen/Alamy Stock Photo

Blairsville, Georgia

A unas 2 horas y media al norte del aeropuerto de Atlanta, este acogedor lugar en las montañas Blue Ridge del norte de Georgia (en inglés) ofrece una atractiva mezcla de actividades en la naturaleza y del encanto de un pueblo pequeño. Visiten Paradise Hills Winery, Resort & Spa, una propiedad de 40 acres con su propio viñedo y sala de degustación. (Tal vez puedan darse el gusto de despilfarrar en masajes de una hora por $100 cada uno). Es un punto donde comenzar excursiones a lo largo de la Georgia Wine Highway, en el condado de Union. Descubran cómo se hace la cerveza "moonshine" en la destilería y museo Grandaddy Mimm's Moonshine Distillery and Museum (las visitas de 20 minutos cuestan $5). No olviden pasar por Sunrise Grocery, una encantadora tienda de campo de los años 1920 que vende miel local, jabones, maní recién hervido y más. Para disfrutar de las vistas, pueden caminar media milla o conducir hasta la cima de Brasstown Bald, el pico más alto de Georgia, donde hay un mirador abierto a los visitantes desde mayo hasta noviembre. En un día despejado, incluso podrían ver Atlanta, a unas 100 millas de distancia.

Dónde alojarse: en Paradise Hills hay adorables cabañas de una habitación (o de hasta cuatro habitaciones, si son más de dos) por entre $89 y $149 la noche; también pueden elegir entre varias cadenas de hoteles asequibles de la zona.

Vista en el horizonte de la ciudad de Quebec

DenisTangneyJr/Getty Images

Ciudad de Quebec, Canadá

Nada puede transportarte a ti y a tu hija o madre (¡o ambas!) a Francia como un fin de semana en la ciudad de Quebec. Durante los meses más cálidos (finales de la primavera, verano y otoño), tomen un poco de aire fresco con un paseo a lo largo de la Promenade Samuel-de-Champlain, un sendero que se extiende más de 2.5 millas y está bordeado de jardines temáticos y paseos interpretativos. El Vieux-Quebec, la ciudad antigua fortificada, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, rezuma ambiente e invita a pasear en cualquier época del año (incluso si necesitan abrigarse durante los fríos inviernos). Compren todo lo necesario para un pícnic o happy hour en su hotel o alquiler de vacaciones en la tienda de comestibles más antigua de Norteamérica. L'Épicerie J.A. Moisan se estableció en 1871 y vende quesos gourmet canadienses, patés, terrinas y salchichas secas que querrán llevar a casa.

Dónde alojarse: los alquileres de vacaciones de una habitación se pueden encontrar en la ciudad antigua por alrededor de $60 por noche. Y para la indulgencia más digna de Quebec, no hay lugar como el Fairmont Le Château Frontenac, situado dentro de las murallas de la ciudad vieja, por $150 durante las épocas tranquilas del año (como a mediados de enero), y mucho más en otras épocas.

Una calle con palmeras en Palm Springs, California

Tomasz Zajda/EyeEm/Getty Images

Palm Springs, California

Las perfectas temperaturas invernales hacen de Palm Springs (en inglés) la escapada ideal y cálida de la Costa Oeste. Pero la ciudad oasis del desierto, a unas 100 millas al este de Los Ángeles, ofrece mucho más que cielos soleados y palmeras. En el 2020, esperen el debut de la nueva Agua Caliente Cultural Plaza de la tribu del mismo nombre, completa con un museo y una hermosa casa de baños con un cuarto de nieve para refrescarse entre las piscinas. El estilo del diseño moderno de mediados de siglo de la ciudad es visible por todas partes; y se puede explorar en un recorrido en camioneta Mod Squad, donde verán ejemplos del estilo de arquitectura clásica, junto con los lugares frecuentados por el Rat Pack (el tour de 90 minutos de Essential Palm Springs cuesta $75). El Backstreet Art District tiene un paseo artístico el primer miércoles del mes, en el que se pueden visitar los estudios y charlar con los artistas. Cuando las hermosas montañas circundantes les llamen la atención, aprovechen una forma económica de obtener vistas desde lo alto con un viaje de diez minutos en el Aerial Tramway de Palm Springs. Tiene vistas al Cañón del Chino y las lleva hasta la zona silvestre del Parque Estatal Mount San Jacinto. Una vez que lleguen a la estación de montaña, relájense con un almuerzo en un restaurante del lugar.

Dónde alojarse: pueden elegir entre hoteles de marcas de lujo de gran renombre y pequeños lugares familiares que pueden o no haber sido renovados desde la década de 1960. El Desert Riviera Hotel data de 1951, pero tiene habitaciones alegres y actualizadas, y una agradable piscina al aire libre con vistas a la montaña (las tarifas recientes estaban en el rango de $180 a $190). Echen un vistazo a la boutique Orbit In, de precio similar, para ver el estilo retro.

Vista aérea del pueblo y las playas de Anna Maria Island

Thomas De Wever/Getty Images

Isla Anna Maria, Florida

¿Quieren relajarse juntas? A una hora de aterrizar en el aeropuerto de Tampa o St. Pete, pueden encontrarse disfrutando de las arenas azucaradas de la Isla Anna Maria (en inglés), una isla de barrera en la costa del Golfo de Florida con ninguna cadena de tiendas a la vista. Los carros de golf son el medio de transporte preferido aquí, pero, si están dispuestas, es igual de fácil desplazarse sobre dos ruedas. Beach Bums también alquila bicicletas de Surrey para hasta cuatro personas a la vez. El desayuno seguido de una visita a las chucherías de la playa es algo que no se pueden perder en Ginny's and Jane E's, el emblemático restaurante de la ciudad que se encuentra en el interior de una antigua tienda de la IGA (las tostadas francesas de crème brûlée tienen muchísimos fans). La tienda de regalos Sand Dollar es otra de las tiendas que no puedes pasar por alto para comprar recuerdos divertidos con temática de Florida. El lugar donde hay que estar al final de la tarde es el Sandbar, un restaurante de mariscos que se encuentra frente a una playa de postal con vistas a la puesta de sol sin obstáculos.

Dónde alojarse: hay muchas opciones de alquileres de vacaciones en la Isla Anna Maria y en la vecina Playa Holmes, a través de servicios como Airbnb y HomeAway. Waterline Marina Resort & Beach Club es una propiedad de lujo cuyas suites de dos habitaciones tienen cocinas completas; las tarifas pueden rondar los $500 o más por noche.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO