Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Viajes para mujeres de 50 años o más Skip to content
 

5 viajes fabulosos para mujeres de 50 o más

Con amigas, solas o en busca de tu identidad. Estas ideas son el comienzo de tu nueva aventura.

Carmen Dominicci abre los brazos mirando de frente a un edificio moderno

Cortesía Carmen Dominicci

Carmen Dominicci en Reikiavik, la capital y ciudad más poblada de Islandia. Se sitúa en una zona donde abundan los géiseres.

Ah los 50… Ese punto mágico en que ya estás realizada personal y profesionalmente; tus hijos ya se han independizado; quizás estás divorciada o tu relación de pareja goza de un punto de madurez en que tienes la libertad de hacer aquello que te hace feliz. ¡Felicidades, estás en la mejor etapa para viajar!

Cada vez es más frecuente ver viajando a mujeres de 50 años o más. Lo hacen hacia todos los lugares posibles e inimaginables. No debería extrañarnos. Después de todo, son las mujeres las que generalmente deciden cómo, cuándo y dónde viajar con la familia. Además, ¿qué hacen cuando tienen más tiempo en sus manos? ¡Pues viajar! Pero ahora con energía y sabiduría.

No importa en qué punto de la vida estés, aquí te tengo unas estupendas sugerencias de viajes:

Viaje de amigas

Apuesto a que te has pasado los últimos 20 años viajando en pareja o en familia. Ahora, pregúntate: ¿cuándo fue la última vez que viajaste con un grupo de amigas? Tus inseparables de la preparatoria; tus compañeras del equipo de voleibol; tus cómplices de la universidad… ¡Tú eliges! Un viaje juntas es la excusa perfecta para reencontrarse y recordar los tiempos cuando la vida parecía libre de preocupaciones.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Cincuentañeros

¿Ya nos conoces?

Si crees que tu edad no te limita y que con cada año se te amplían los horizontes, ¡súmate al movimiento Cincuentañeros™!

Si la idea es relajarse, te sugiero un complejo con un spa estrella donde puedan consentirse en grupo. Si la idea es cometer fechorías juntas (o sea, ir de compras) un viaje a Las Vegas o Miami sería perfecto. Si desean un poco de todo y sin mayor preocupación, un crucero les ofrece la combinación de múltiples destinos, aventura, servicios de spa y la posibilidad de ir de compras.

Viaje de voluntariado

Seguro que siempre has querido hacer este viaje, y si no lo habías pensado, este es el momento de considerarlo. El concepto es sencillo: viajas a un destino con el objetivo de ayudar a una causa o comunidad. El menú de posibilidades incluye ayudar a estudiantes desventajados, conocer la cultura de otro país, realizar labores de conservación y hacer voluntariado social en organizaciones como Projects Abroad. Construir viviendas en otro país y conocer su cultura al mismo tiempo que ayudas a familias desventajadas en organizaciones como Hábitat para la Humanidad; o hacer un viaje para ayudar en la conservación ambiental y protección animal a través de Voluntarios en el mundo. Parece una contradicción, pero a pesar de que vas a trabajar, regresarás de estos viajes energizada y sintiéndote satisfecha de haber ayudado.

Viaje solitario

Si no lo has hecho aún, es hora de hacer "uno solita", después de todo, ¡ya es hora! Aprovecha este viaje para hacer más de lo que te hace feliz (spa, museos, safaris) o viajar a ese lugar que no les ha interesado a tus conocidos. Si estás casada o tienes pareja, es bien sabido que hacer algo por separado fortalece esos lazos emocionales y aumenta la pasión de volver a encontrarse. Cuando regreses, ¡cuántas historias frescas tendrás para contarle!

Carmen Dominicci parada en medio de un terreno desértico

Cortesía Carmen Dominicci

En la foto, Carmen Dominicci en la parte desértica de la Curva de la Herradura (Horseshoe Bend), situado cerca de la ciudad de Page, Arizona.

Viaje de aventura

Cuando tenemos chicos pequeños en casa tendemos a volvernos precavidos y arriesgarnos menos. ¡Imagínate, si regreso de una vacación con una pierna rota, quien atiende los muchachos! Pero ya a los 50, con los hijos criados ¡es tiempo de volver a las aventuras! La oferta es amplia y variada, como navegar los rápidos en Costa Rica; escalar el Kilimanjaro en Tanzania, “surfear” el volcán Cerro Negro en Nicaragua, o lanzarte en paracaídas en Estados Unidos. Recupera tu lado aventurero. Ha llegado el momento de que nuestros hijos se preocupen por nosotros.

Viaje ancestral

La explosión de programas de genealogía en línea como Ancestry.com y 23andme.com (en inglés) que, a través del ADN, ayudan a identificar tus raíces, ha disparado un nuevo tipo de turismo: el viaje ancestral. Quizás antes sentías la curiosidad, pero no tenías el tiempo. ¡Qué mejor motivación para viajar que la de pisar la tierra de donde provenían tus antepasados! Este viaje es ideal para coordinarlo con tu hija o hijo, o algún familiar a quien le encante la historia y la genealogía. Si no tienes alguien que te acompañe, hazlo sola. ¡El espíritu de tus ancestros te dará la bienvenida! 

Por supuesto, no tenemos que cumplir 50 años para disfrutar de estas sugerencias de viaje. Mas no hay duda, que esta etapa nos permite gozar de un equilibrio perfecto entre tiempo, sabiduría y aguante. ¡Así que, a viajar!

¿Cuál de estos viajes te animarías a realizar en tus 50?


¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.