Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Reconocimiento facial en los aeropuertos Skip to content
 

Las aerolíneas usan el reconocimiento facial para acelerar el registro en los aeropuertos

Con el tiempo, la identificación biométrica reemplazará otras formas de identificación.

Hombre parado frente a un escáner biométrico de reconocimiento facial en un aeropuerto.

Washington Post

Los funcionarios del Washington Dulles International Airport recientemente presentaron escáneres nuevos de reconocimiento facial.

In English | Algún día, solo necesitarás tu rostro para identificarte en el aeropuerto —y ese día no pertenece a un futuro lejano de ciencia ficción—. En los aeropuertos del país, se llevan a cabo pruebas de la tecnología de reconocimiento facial (también conocida como biometría).   


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Delta, por ejemplo, ha implementado la opción de reconocimiento facial para los viajeros internacionales que salen por el terminal F del Hartsfield-Jackson Atlanta International Airport. La aerolínea lo denomina el primer “terminal biométrico”, ya que la tecnología se encuentra disponible en distintos puntos del terminal —desde el quiosco de autoservicio o mostrador de registro hasta la zona de reclamo de equipaje, el punto de control de la TSA y, por último, en la puerta de embarque—. Otras aerolíneas han comenzado a usar la biometría de forma limitada.

Cómo funciona:

En el mostrador de registro o en el quiosco de autoservicio, puedes elegir la opción biométrica y que se te tome una foto. La foto luego se contrastará con otras que se encuentren en la base de datos de Customs and Border Protection (CBP, Aduanas y Protección Fronteriza) de EE.UU., como las fotos en los pasaportes o las visas. Si no hay señales de alerta, verás en la pantalla una marca de verificación de color verde y podrás dirigirte directamente al punto de control de seguridad de la TSA (donde escaneará tu rostro nuevamente) y, luego, a la puerta de embarque (tu rostro se escaneará una vez más) y, por último, a tu asiento en el avión.

Todo sin tener que buscar tu identificación en el bolsillo. De todas maneras, tendrás que tener a mano tu pasaporte para mostrarlo, por ejemplo, cuando llegues a tu destino en el exterior.

“Estamos dando a los clientes la opción de transitar el aeropuerto con una preocupación menos”, afirma Gil West, directora de operaciones de Delta.

Delta también ha puesto a prueba el abordaje biométrico para los viajeros internacionales en el John F. Kennedy International Airport de Nueva York y en el Detroit Metropolitan Airport, donde planea ofrecer la experiencia completa, de inicio a fin, en 14 puertas de embarque en algún momento en el próximo año. Cuando se trata de viajes nacionales, Delta ha puesto a prueba la biometría para el abordaje en el Reagan Washington National Airport y para el registro de equipaje en el Minneapolis–Saint Paul International Airport. La aerolínea también está ofreciendo a los miembros del Delta Sky Club la opción de usar la biometría para entrar a cualquier club nacional.

CBP está asociándose con otras aerolíneas y aeropuertos para poner a prueba e implementar la tecnología, que hasta ahora se está usando para el control de los pasajeros en aproximadamente 47 vuelos internacionales al día en 17 aeropuertos de todo el país, incluidos en Miami, Orlando, Los Ángeles, Las Vegas y Chicago. Hasta ahora, Atlanta es el único aeropuerto donde la biometría se usa para la identificación en cada etapa, desde el registro hasta el abordaje. Otros solo la tienen en el registro o la puerta de abordaje.

“En algún momento, nuestra meta es que todas las puertas de llegada internacionales de los aeropuertos principales tengan la tecnología”, apunta Dan Tanciar, director ejecutivo adjunto de planificación, análisis y evaluación del programa de la Office of Field Operations de CBP. “Sin lugar a dudas, estamos intensificando la iniciativa”. Tanciar dice que los sistemas biométricos ya han ayudado a desenmascarar a tres impostores en el Washington Dulles International Airport que usaban identidades falsas.

Además de su poder de detección de impostores, la tecnología tiene otras ventajas. Tanciar señala que también es “muy útil y verdaderamente rápida” para los pasajeros. Disminuir el esfuerzo y tiempo que toma desde el registro hasta llegar al avión es una prioridad importante para los viajeros: el 65% de los pasajeros han afirmado que están dispuestos a compartir datos personales para agilizar el tema de la seguridad, según la encuesta global de pasajeros del 2018 de la Air Transport Association (IATA, Asociación de Transporte Aéreo Internacional). Y ese hallazgo quizá subestime el deseo de los pasajeros de una experiencia de viaje más rápida de inicio a fin. Según Delta, solo el 2% de casi 25,000 pasajeros que viajan por el terminal F cada semana optan por no usar el control biométrico.


¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.