Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

El lado cultural e histórico de Washington Skip to content
 

El lado cultural e histórico de Washington

Guía para conocer la capital estadounidense.

Una multitud de turistas visitan la estatua de Abraham Lincoln en el Lincoln Memorial.

LAZYLLAMA/ALAMY

El Lincoln Memorial.

Caminar

In English | Alista tu Fitbit. La ciudad es pequeña y plana, con muchas atracciones populares concentradas en un mismo lugar. Situada a lo largo del río Potomac, que tiene senderos para caminar en ambos lados, también es una de las ciudades más bellas del mundo, verde, limpia, adornada de edificaciones en mármol blanco y de poca altura, gracias a un límite de altura de 110 pies en las construcciones.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

El parque urbano más grande y más antiguo de EE.UU., Rock Creek Park (la versión de Central Park en D.C.) atraviesa la ciudad a lo largo de un sistema de senderos de 32 millas que atrae a corredores, ciclistas e incluso jinetes. Es la sede del zoológico nacional del Smithsonian (¡hogar de los pandas!), que es ideal para excursiones familiares y a una corta distancia en metro desde el centro de la ciudad. En las primeras horas de la mañana y al final de la tarde podrías escuchar los rugidos de un león, en serio.

La ciudad está distribuida en cuatro cuadrantes, pero en realidad es una ciudad de vecindarios, los cuales se prestan para caminar, cada uno con su propia distinción e identidad. Un paseo por el arbolado National Mall, una amplia zona verde donde los residentes pueden descansar y lanzar discos voladores, te llevará desde el Lincoln Memorial hasta el Capitolio. Es fácil completar tus 10,000 pasos diarios aquí.

Pasea frente a las majestuosas casas históricas de Capitol Hill a la sombra del epicentro político de D.C. donde podrías encontrarte con un miembro del Congreso. Allí y en el centro de la ciudad serás testigo del bullicio particular de Washington D.C. de empleados del Congreso, periodistas apurados para cumplir con sus plazos, cabilderos y activistas en su camino al trabajo, acostumbrados a la majestuosidad legendaria de las calles de su ciudad. Después de perderte entre las hileras de la Library of Congress y la Folger Shakespeare Library, sal a tomar aire en el renovado mini vecindario Barrack's Row, donde se preserva el espíritu de la historia marítima de D.C.

Muchos barrios se encuentran a poca distancia del Mall, como el pequeño pero vibrante Chinatown (también llamado Penn Quarter). Cuenta con lugares tan emblemáticos como la National Portrait Gallery (no te pierdas los nuevos retratos de Barack y Michelle Obama), Ford's Theatre y Capital One Arena, así como restaurantes al estilo asiático de chefs de renombre (China Chilcano, la fusión asiática-peruana de José Andrés) y comida barata para llevar.

Al sur del Mall encontrarás el District Wharf, un sector recién renovado frente al río Potomac de una milla de extensión, que ha atraído a chefs de moda como Kwame Onwuachi y Mike Isabella, además de tiendas y tres nuevos hoteles.

Para bistros, boutiques y bares, dirígete al animado Dupont Circle, sede de la Phillips Collection y una fuente emblemática rodeada perpetuamente de jugadores de ajedrez y gente que descansa en las bancas (excelente lugar para ver pasar gente, ¿te animas?). Prueba los quesos locales, la cerveza artesanal y los productos horneados en el animado mercado agrícola de los domingos, uno de los aproximadamente 200 que encontrarás en la ciudad. Muy cerca de ahí, cuenta las banderas de los países mientras paseas por la elegante Embassy Row (Massachusetts Avenue) y haz una pausa en la versión de D.C. de los Spanish Steps, escondidos en un callejón sin salida.

No muy lejos se encuentran las calles históricas de Georgetown, hechas para ir de compras, y las casas adosadas al estilo federal sureño, como en la que vivieron John y Jackie Kennedy (3307 N St.). Date un respiro en uno de los jardines más bellos de la ciudad en Dumbarton Oaks. O pasea por el C&O Canal (actualmente en restauración) bordeado de senderos, junto a edificios de ladrillo de baja altura que evocan el pasado colonial de Georgetown.

A solo unas millas al norte de Georgetown, disfruta de una vista incomparable de 360 ​​grados de la ciudad desde su punto más alto en la Washington National Cathedral, sede de servicios fúnebres y conmemorativos para 21 presidentes estadounidenses. Detente y percibe el aroma de las rosas en la versión del "jardín secreto" propia de Washington, el tranquilo Bishop's Garden, adornado de bancas y un mirador a la sombra. (La catedral tiene acceso en silla de ruedas, pero los senderos del jardín tienen piedras irregulares con algunos escalones).

Maneras de ahorrar: Los mayores de 65 años ahorran $4 en el precio de admisión a la Washington National Cathedral.

El Mall, arte y museos

Es probablemente la razón por la cual has venido; la cronología esencial de la historia y la cultura estadounidenses en forma de museos, estatuas y monumentos. Podrías pasar semanas recorriéndolos todos hasta desgastar tus zapatos. El National Mall y Memorial Parks se extiende por casi dos millas entre el Lincoln Memorial y el Capitolio, con el Washington Monument en el centro. Aquí hay elegantes e inspiradores monumentos en honor a Thomas Jefferson, Franklin Delano Roosevelt y Martin Luther King Jr., y a los veteranos de la Guerra de Corea, la Guerra de Vietnam y la Segunda Guerra Mundial. En la rotonda de los National Archives, puedes apreciar la Declaración de la Independencia, la Constitución y la Declaración de Derechos; solo prepárate para esperar en largas colas para entrar (se proporcionan sillas de ruedas).

Once museos y galerías Smithsonian se alinean como centinelas en el "jardín del frente" de Estados Unidos. Hay dos favoritos para las familias: el National Air and Space Museum, el museo más popular del país (no te pierdas las cápsulas espaciales y Spirit of St. Louis) y el National Museum of Natural History, cuyos huesos de dinosaurios garantizan complacer a los niños. Puedes ver dos docenas de vestidos inaugurales en la Colección de Primeras Damas y la cocina de Julia Child en el National Museum of American History. Y la incorporación más reciente, el National Museum of African American History & Culture, puede ser el boleto más popular de la ciudad.

Todos los destinos del Smithsonian acomodan a visitantes con impedimentos de movilidad, auditivos y visuales. Incluso puedes reservar visitas guiadas gratuitas en lenguaje de señas con un docente capacitado con al menos dos semanas de anticipación. Hay sillas de ruedas disponibles para alquilar en el Mall, y puedes descargar un mapa de entradas accesibles.

Aunque el Mall cuenta con varios museos de arte, en particular la histórica National Gallery of Art con su edificio en el lado este diseñado por I.M. Pei, el Hirshhorn Museum and Sculpture Garden, repleto de arte moderno y las galerías Freer/Sackler para arte asiático; los residentes locales tienen favoritos más allá del Mall. En Dupont Circle, the Phillips Collection tiene una impresionante colección de arte impresionista y postimpresionista (deléitate con la famosa pintura de Renoir Luncheon of the Boating Party (El almuerzo de los remeros). En una mansión de Georgetown, Dumbarton Oaks cuenta con la principal colección de arte precolombino de Estados Unidos. Los amantes del arte popular disfrutan de la Renwick Gallery, frente a la Casa Blanca, y los que prefieren las artes decorativas, los Hillwood Estate, Museum and Gardens con vistas al Rock Creek Park, con sus excepcionales huevos Fabergé cubiertos de oro y joyas.

Las gemas de la historia están esparcidas por todas partes, como en el Frederick Douglas National Historic Site, la William H. Seward House (conocida como la Casa Blanca del Sr. Lincoln) y Mount Vernon, la finca restaurada de George Washington en un suburbio de Virginia. (Mount Vernon es accesible en silla de ruedas excepto en los pisos superiores de la mansión y ofrece dispositivos de mano para personas con discapacidades visuales y auditivas). 

En una ciudad dedicada a los monumentos, no se puede doblar una esquina sin toparse con uno, incluso más allá del Mall. Estatuas de Einstein, Churchill, Gandhi, Kahlil Gibran e incluso María Magdalena cubren la ciudad. Dos monumentos se encuentran en Virginia: el altísimo Air Force Memorial y el icónico Marine Corps War Memorial (mejor conocido como el Iwo Jima Memorial), a las afueras del Arlington National Cemetery, el campo santo militar más grande del país. El cementerio ofrece un servicio de transporte gratuito para visitar tumbas individuales.

Maneras de ahorrar: ¡Y hablando de la tierra de los libres! La entrada es gratis a todos los museos del Smithsonian, al igual que a otros en el Mall, incluidos la National Gallery of Art y los National Archives, y la mayoría de los otros lugares públicos de la ciudad. A lo largo del año, puedes escuchar música en vivo gratis en el Smithsonian American Art Museum en un evento mensual llamado Luce Unplugged; si la banda no te atrae, entonces las muestras de bebidas gratuitas sí lo harán.

Los visitantes de 62 años o más ahorran $2 en el costo de la entrada a la Phillips Collection, Dumbarton Oaks es gratis y Hillwood pide una donación sugerida. Los mayores de 65 años tienen descuentos en las visitas guiadas al Arlington National Cemetery, y las personas con discapacidades pueden viajar en el autobús que ofrece servicio gratuito de interpretación (con un acompañante). Los mayores de 62 años obtienen descuento en los boletos para Mount Vernon, con descuento adicional si se compran en línea.

Visitas guiadas

Como corresponde a una ciudad llena de intriga política, abundan las historias fascinantes y las curiosidades de la historia, y una visita guiada es la mejor manera de aprender. Las visitas guiadas narradas en autobuses en los que te puedes subir y bajar, como el Big Bus (con acceso en silla de ruedas; reserva con 48 horas de anticipación) y el Old Town Trolley (algunos pueden acomodar sillas de ruedas), te muestran mucho en poco tiempo, como el Capitolio de EE.UU. la Corte Suprema, el Lincoln Memorial, los monumentos de los veteranos de Vietnam y de la Segunda Guerra Mundial, y varios museos Smithsonian.

Los recorridos en bote por el Potomac, ofrecidos por Potomac Riverboat Co. y Capitol River Cruises, ofrecen vistas panorámicas de la ciudad y los monumentos. El recorrido en bote por el Potomac también te lleva a Mount Vernon, en Virginia.

Las empresas de cicloturismo como Bike and Roll (que también ofrecen recorridos en transportador personal o segway) son populares, especialmente porque la "ciclabilidad" de la ciudad ha aumentado.

Numerosas compañías ofrecen recorridos a pie por el Mall y a las principales atracciones, además de recorridos temáticos sobre Abraham Lincoln, arquitectura, historia militar, historia afroamericana y más. Asegúrate de recorrer al menos uno de los monumentos por la noche. No solo lucen majestuosos bajo una luz tenue, sino que la multitud desaparece y los guardaparques permanecen en el lugar hasta las 10 p.m.

Los amantes de la gastronomía también pueden disfrutar de su pasión. DC Metro Food Tours, Carpe DC y Mangia DC les dan un toque único a los barrios clásicos, con un día lleno de historia, cultura, música y, por supuesto, degustaciones. Hay gemas culinarias escondidas en todas partes: U Street, Adams Morgan, Dupont Circle, en forma de productos horneados y cerveza recién salida del sifón.

Para aquellos que no pueden caminar o movilizarse grandes distancias, los recorridos por el Mall y los principales sitios con una bicitaxi a tu propio ritmo o un carrito eléctrico para 5 personas son excelentes.

Maneras de ahorrar: Reserva una visita guiada gratuita por el Mall y los monumentos con un guardaparques del Servicio Nacional de Parques. Free Tours by Foot ofrece visitas guiadas a pie al precio que tú pongas por el National Mall, Arlington National Cemetery, Capitol Hill, Embassy Row/Dupont Circle, Georgetown y más, así como visitas autoguiadas con audio. Di cuál es tu precio para las visitas guiadas gastronómicas de DC by Foot, que te llevarán a los mejores lugares para degustar. Una propina es un pequeño precio a pagar por un estómago lleno.

Puedes hacer tu propio recorrido si no te interesan los comentarios guiados: Los taxis acuáticos (accesibles en silla de ruedas) son baratos y están disponibles en Georgetown y The Wharf, además del National Mall; siéntate junto a la ventana en the Circulator (accesible en silla de ruedas), que llega a muchos de los destinos de los recorridos en autobús; o alquila una bicicleta en una estación de Capital Bikeshare y pedalea alrededor de los monumentos por $2 durante 30 minutos o $8 por 24 horas.

Entretenimiento en vivo

D.C. en sí tiene más teatros en vivo que cines. The Kennedy Center, un testimonio de mármol de 3,700 toneladas de la defensa de John F. Kennedy del "espíritu humano", es un faro internacional para las artes escénicas y la sede de la Orquesta Sinfónica Nacional y la Ópera Nacional de Washington. Puedes ver cualquier cosa, desde un musical ganador de un Tony hasta un conjunto íntimo de jazz. Ford's Theatre no solo es el sitio del asesinato más infame de la historia de Estados Unidos, sino que también es un teatro activo, que se especializa en clásicos estadounidenses y dramas históricos. Combina una visita guiada investigativa con una obra de un solo acto único que deconstruye el crimen. El National Theatre ha estado presentando exitosos espectáculos durante casi 200 años. Y también tienen algo para los nietos: Invita a toda la familia a espectáculos de marionetas, bailes y actuaciones todos los sábados por la mañana a las 9:30 y 11. Otros teatros ofrecen espectáculos de primer nivel en toda la ciudad, incluidos el Atlas Performing Arts Center, Studio Theatre, Arena Stage (producciones exclusivamente estadounidenses), Warner Theater (música, danza y obras de teatro) y el Folger Theatre (parte de Folger Shakespeare Library). Todos son accesibles en silla de ruedas y ofrecen dispositivos de escucha asistida.       

Maneras de ahorrar: ¿No hay entradas? No te preocupes. Todos los días a las 6 p.m., el Kennedy Center ofrece presentaciones gratuitas en su Millennium Stage. También tiene un número limitado de boletos con un 50% de descuento para personas mayores de 65 años y con discapacidades disponibles en orden de llegada. Ford's Theatre ofrece a las personas de 60 años o más tarifas con descuento para muchos matinés en días de semana y fines de semana. Los que tienen 62 años o más reciben un descuento de $5 en Studio Theatre, y los mayores de 65 años reciben $10 de descuento en el Folger Theatre. Arena Stage vende algunos entradas a mitad de precio en la taquilla media hora antes del inicio de la función. Los descuentos en entradas incluyen Goldstar y TodayTix.

 

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO