Skip to content
 

Alquila un barco en tus próximas vacaciones

Un barco de vela en Miami o una elegante lancha a motor en Barcelona, las opciones son innumerables.

Un hombre y una mujer navegan en un bote

Getty Images

Los barcos compartidos se prestan para alquilarlos para reuniones y fiestas, dando lugar a un ingreso extra para los dueños.

In English | Los barcos compartidos, un nuevo sector de la industria del consumo colaborativo que está creciendo rápidamente, te permite alquilar el barco de alguien de la misma forma que alquilas un lugar para quedarte en sitios como HomeAway y Airbnb.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Según las compañías, el número de barcos que se alquilan en cada operación “entre pares” se está duplicando o triplicando cada año y actualmente se ofrece una amplia variedad de embarcaciones. Los amantes del agua pueden alquilar desde una tabla de surf, un kayak o una moto acuática hasta casas flotantes o yates de lujo (todo por medio de una aplicación de teléfono inteligente).

Tienes varias alternativas. Pasa un día en un barco de vela de 22 pies en Miami por $203 o alquila una elegante lancha a motor en Barcelona con capacidad de seis pasajeros por $334. Lleva a un grupo de 25 personas en un barco para pescar en la Bahía de San Francisco por $2,568 o relájate en un pontón de 12 pies en Paw Creek, Carolina del Norte, por $225. 

El sistema colaborativo también tiene sentido para los propietarios de barcos, ya que un dueño promedio de barco usa su embarcación solo 17 días al año, según una encuesta de los Guardacostas de Estados Unidos.

Estos son otros servicios compartidos:

Boatsetter. La compañía con sede en Florida es la más grande dedicada a barcos compartidos con 200,000 usuarios registrados y 20,000 barcos disponibles. Los alquileres incluyen asistencia en el agua las 24 horas y hay una red de capitanes que puedes contratar si no tienes experiencia en el timón.

Click&Boat. Esta compañía europea procesa 60,000 alquileres anuales y tiene 150,000 usuarios registrados en su plataforma; un tercio de las 22,000 embarcaciones publicadas está pilotado por un capitán con licencia de la Guarda Costera o por el dueño del barco.  

GetMyBoat.  Un servicio mundial lanzado en San Francisco con más de 108,000 anuncios en 184 países, desde Australia hasta el Caribe y hasta la costa de Oregón. 

Para alquilar un barco, debes registrarte en uno de los sitios; escoger una ubicación y la embarcación; especificar la fecha, la hora y la duración de la navegación; esperar la aprobación del dueño; y pagar el alquiler, las tasas y el depósito de seguridad en línea con una tarjeta de crédito. Si planeas pilotar el barco, probablemente el dueño te preguntará sobre tu experiencia de navegación.

Las tres compañías de barcos compartidos exigen que los dueños tengan seguro, y que el dueño y el que alquila la embarcación paguen una comisión (por ejemplo, GetMyBoat cobra una comisión del 7% a la persona que alquila y al dueño del barco). Esto suele incluir servicios de remolque de emergencia, pero es importante leer detenidamente los términos de servicio de la compañía para evitar sorpresas. 

Otra medida de seguridad para evitar que la excursión en barco se salga de control es la publicación de críticas por parte de los usuarios. Tanto las personas que alquilan como los dueños las leen y, si son positivas, les ayudan a ambas partes a sentirse más cómodas con la transacción. Ambas partes pasan por una revisión de antecedentes de fraude y conducción, en tierra y en el mar.

Si deseas hacer más que relajarte en un barco, Boatsetter se asoció con Airbnb Experiences en varias ciudades, y ahora puedes, por ejemplo, aprender a navegar en la Bahía de San Francisco o pescar peces espada cerca de la costa de Florida. GetMyBoat también ofrece actividades, desde lecciones de surf y buceo hasta expediciones para ver a las ballenas. 


También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO