Skip to content
 

Los secretos de alquilar casas de vacaciones

Las tácticas de búsqueda pueden parecerse a esas de las citas a ciegas. Aquí te damos pautas.

Piscina en casa de alquiler en Hawaii

Cortesía de Luxury Retreats

Esta villa de cinco dormitorios en Kauai (Hawái) resultó ser un buen negocio para unas vacaciones de una semana con los parientes.

In English | Después de buscar en sitios web de alquiler, enviarme mensajes electrónicos con los posibles propietarios y, finalmente, decidirme por un departamento pequeño, llegué a Londres para ver mi alquiler de $230 la noche. Recogí una llave escondida y llevé mi maleta al segundo piso de una casa de ladrillo en Islington, abrí la puerta con un poco de temor y respiré un profundo suspiro de alivio.  

Como conocedor de más de una docena de alquileres de vacaciones por web, aprendí que reservar uno puede ser como buscar amor en un sitio de citas en internet: puede que la foto que ves en línea no se parezca en nada a la vida real. Un alquiler de lujo en California resultó estar a solo unos metros de una autopista muy transitada por un lado y de una ruidosa playa pública por el otro. Un campamento diurno abría a las 8 de la mañana y los niños gritaban bajo la ventana de nuestro dormitorio. No es de sorprender que nos fuimos antes de tiempo y logramos recuperar el dinero por las noches que no usamos.

Pero, cuando eliges bien, los beneficios de las vacaciones son enormes. Quedarme en una casa acogedora, con espacio para descansar y una cocina para hacer mis propias comidas me hace sentir más como un local que como un turista. E incluso los alquileres de lujo pueden resultar menos caros que los de un hotel "fino".

Por ejemplo, con mi familia extendida alquilamos una villa de cinco dormitorios en la isla de Kauai (Hawái), por $13,000 a la semana. Tenía la piscina privada más bonita que he visto en mi vida, y dividida entre 13 personas, pagamos menos que si nos hubiéramos quedado en un resort lujoso. Era el lugar perfecto para una reunión familiar.

Luego estaba el apartamento que alquilé en Airbnb en Lafayette (Luisiana), que estaba conectado a la casa de un artista. Por $90 la noche, incluía vino y entremeses de cortesía y el desayuno entregado a la puerta, y el anfitrión hospitalario ofreció grandes consejos sobre qué ver y comer en la región cajún.

Habitación en una casa de alquiler en Londres

Cortesía de HomeAway

Este alquiler en Londres te hace sentir en casa.

Pero, volvamos a Londres. Cuando llegué al apartamentito de Islington, me encantó que me recibiera la luz que entraba por los ventanales. La cama era matrimonial tamaño "king" y muy cómoda, había una pequeña mesa de vidrio junto a una chimenea y la cocina contaba con un buen surtido. Me sentí como en casa.

El arte del trato

  • Obtén la dirección exacta y utiliza una aplicación de mapas o Google Earth para inspeccionar el barrio y asegurarte de que estarás en un lugar cómodo y bien ubicado.
  • Comunícate con los dueños o los agentes de bienes raíces por correo electrónico o por teléfono. Pregunta si hay vecinos ruidosos, reglas de la propiedad, servicios (disponer de wifi gratis es clave para mí).
  • Da prioridad a los alquileres que tienen comentarios. Los inquilinos anteriores hablarán sobre las ventajas y desventajas.
  • Firma un contrato que parezca razonable (ten en cuenta que los sitios web pueden cobrar tarifas de servicio y que la mayoría de los propietarios exigen depósitos reembolsables por daños).
  • Envía el pago solo a una agencia inmobiliaria o a través de un sitio web de buena reputación (como Airbnb, HomeAway, VRBO, TripAdvisor Rentals). Si se te pide que pagues fuera del sitio, ten cuidado con las estafas.

También te puede interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO