Skip to content
 

6 cosas que debes saber sobre colaborar con un mentor más joven, y por qué deberías buscar uno

Aprende habilidades valiosas y construye relaciones asociándote con colegas más jóvenes.

Ejecutivo joven asesora a uno mayor

GETTY IMAGES

In English

Los beneficios de las mentorías están bien documentados: abarcan desde ayudar a que las personas sean más felices en su trabajo hasta lograr avances en el desarrollo profesional y expandir las oportunidades laborales. Las mentorías en el trabajo a menudo consisten en un profesional experimentado de más edad que ayuda a una persona más joven y con menos experiencia. Sin embargo, la “mentoría inversa” —una relación en la que un mentor más joven trabaja con un discípulo de más edad— también puede ser una forma efectiva para que los trabajadores de distintas generaciones se conecten y aprendan unos de otros.

“Los datos indican que a medida que avanzamos en edad, cada vez serán más las personas que se reporten a alguien más joven”, dice Charlotte Japp, fundadora de Cirkel (en inglés), una plataforma de membresía que conecta mentores y discípulos de distintas generaciones. Colaborar con un mentor más joven no solo es una forma de sentirnos cómodos al reportarse a alguien de menos edad, sino que también es una oportunidad de darnos cuenta de que podemos aprender algo de cada persona.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


1. Considera qué es lo que quieres aprender

Piensa en tus habilidades o en tu vida laboral en general. ¿Hay áreas en las que te podría ayudar alguien que creció con la tecnología? Por ejemplo, si quieres aprender más sobre estrategias para las redes sociales, podrías tomar una clase. Pero si quieres que alguien te enseñe los pormenores de TikTok o cómo crear una presentación de PowerPoint con animaciones, podría ser útil encontrar a alguien que conozca muy bien esas herramientas para que te ayude a aprender de forma más enfocada y personalizada.

“Cuando nosotros estábamos ocupados criando a nuestros hijos, esa generación estaba haciendo videos originales, editándolos y publicándolos, todo en tres minutos y medio, varias veces al día”, dice la orientadora profesional Chandra Turner, también conocida como Talent Fairy (el hada del talento). Recurrir a un mentor más joven que conoce bien el área que tú deseas aprender puede ser una manera excelente de obtener una orientación efectiva.         

2. Utiliza tu red para encontrar un mentor afín

Luego de identificar las habilidades en las que deseas profundizar o los objetivos que quieres lograr, pídeles recomendaciones a tus propios contactos. También puedes buscar personas interesantes en plataformas como LinkedIn e iniciar una conversación, dice Dinye Hernanda, consultora de diversidad y mentorías. Sé transparente sobre quién eres y por qué estás contactando a la persona, dice. Enviar un mensaje como “estoy interesado en aprender [algo en su área de experiencia]” o “me gustaría tener la perspectiva de alguien de una generación más joven” o “tú tienes una experiencia que me interesa” puede ayudar a iniciar una conversación, dice Hernanda.

Algunas empresas tienen programas formales de mentoría que podrían ofrecer oportunidades de conectarse con mentores más jóvenes. Además, comunidades como Cirkel también ponen en contacto a mentores y discípulos. De hecho, Japp creó su empresa cuando vio que sus padres sufrieron discriminación por edad a los 40 y 50 años, y finalmente los “desplazaron” de carreras de larga duración, dice. Ella, por otra parte, acababa de comenzar su carrera y estaba sumergida en la actividad diaria del mundo de la publicación. Cuando sus padres hicieron la transición hacia carreras de consultoría, buscaron su opinión en muchas áreas, desde cómo usar las redes sociales hasta cómo negociar. Se dio cuenta de que existía una oportunidad de conectar a personas de distintas generaciones para que pudieran aprender unas de otras.

3. Sé específico en lo que buscas

Una vez que has identificado a alguien que podría ser una persona afín, sé específico al expresar lo que deseas de ella. Hernanda dice que es común que los trabajadores de más edad quieran aprender sobre tecnologías emergentes y sus aplicaciones. Además, con frecuencia ve personas que buscan asesoramiento sobre estilos de liderazgo desde la perspectiva de una generación más joven. Describe lo que deseas aprender y lo que deseas del mentor —como que se reúna contigo una vez al mes a lo largo de varios meses o te permita asistir a algunas reuniones para observar, por ejemplo— y qué tipo de compromiso buscas en general.

También es una buena idea establecer objetivos para la relación, dice Japp. Define qué es lo que quieres lograr en un tiempo especificado y cómo medirán ambos el éxito de la relación, dice.

4. Deja espacio para que la relación crezca

Si bien lo que buscas es que haya una estructura para asegurar el logro de tus objetivos, también debes reservar tiempo para conversaciones espontáneas, dice Hernanda. A medida que ambos se vayan conociendo, “aprenderán más sobre la experiencia del mentor o las necesidades del discípulo”, dice. Eso podría dar lugar a nuevas oportunidades de ayuda mutua o a nuevos temas de conversación. Ella recuerda que una de sus relaciones de mentoría tuvo lugar durante las protestas de Black Lives Matter en el 2020, y su copartícipe le pidió su opinión. “La inclusión y la diversidad no eran uno de nuestros temas de conversación al comienzo”, dice. “Pero pasamos dos sesiones hablando de eso, y se convirtió en una parte muy integral de la mentoría”.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


5. Mantén la humildad y la curiosidad

Hernanda dice que las mentorías intergeneracionales que tienen éxito funcionan mejor cuando ambas partes mantienen la humildad y la curiosidad. No presupongas que no puedes aprender de tu socio. Haz preguntas y crea un espacio seguro para el debate. El objetivo es aprender, y la mejor manera de hacerlo a menudo es con conversaciones francas. Esta es tu oportunidad de hacer preguntas que probablemente no le harías a un desconocido, dice. Por supuesto, es buena idea establecer reglas de base sobre el debate primero, a fin de asegurar que ambos se sienten cómodos con los posibles temas.

6. Busca oportunidades para retribuir

Incluso mientras buscas información y perspectiva de tu mentor más joven, podrías encontrar oportunidades de enseñarle un par de cosas, dice Japp. Si tienes la oportunidad de retribuir y compartir tu perspectiva o tu experiencia, ofrece hacerlo. Y Japp agrega que el término “mentoría inversa” tiene doble significado. Además de hacer referencia a un mentor más joven, también puede indicar un enfoque recíproco de la mentoría en el que ambos individuos se ayudan mutuamente.

“[La mentoría] debería ser siempre algo recíproco, algo igualitario e inclusivo donde la experiencia y la valía de cada uno cuentan”, dice.

 

Gwen Moran es una escritora y autora que se especializa en negocios y finanzas. Sus artículos han aparecido en muchas de las principales publicaciones y sitios web de negocios, como Fast Company Inc. y Los Angeles Times Magazine.