Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Empleos: Abandono repentino beneficia a trabajadores mayores Skip to content
 

Los trabajadores mayores se benefician del abandono repentino de empleos

Mientras otros empleados renuncian sin previo aviso, el profesionalismo de los trabajadores experimentados podría aumentar su valor.

Un hombre sostiene una caja con suministros de oficina

GETTY IMAGES

In English | ¿Ya pasó de moda la práctica de dar previo aviso de dos semanas antes de renunciar a un empleo? En un informe reciente sobre tendencias laborales, el Federal Reserve Bank de Chicago reveló que varios negocios en su región informaron “que han sido víctimas del 'abandono repentino', una situación en la que un empleado deja de ir a trabajar sin avisar y luego es imposible contactarlo”. 

El informe expone un fenómeno que algunos expertos en contratación y empleo también han comenzado a notar. El abandono repentino ("ghosting"), como se llama la práctica, hasta ahora parece estar limitada a trabajadores jóvenes, con la posible excepción de trabajadores mayores en puestos de ventas de alta demanda. Pero la diferencia en las actitudes sobre las formas aceptables de renunciar a un trabajo podría ser una ventaja para los trabajadores mayores, quienes saben que tener menos puertas cerradas podría llevar a más oportunidades laborales en el futuro. 


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


“No he visto que muchas personas mayores realicen la práctica”, dice Jeff Lipschultz, fundador de A-List Solutions, una compañía de búsqueda y contratación de personal. “Son un poco más tradicionales y ven su carrera como una travesía y no como experiencias laborales individuales”. 

Hay una excepción para los trabajadores mayores: “he observado que los candidatos para empleos de ventas se desaparecen por completo durante el proceso de contratación. Suelen estar saturados de oportunidades y no están pendientes de los detalles todo el tiempo, como regresarle la llamada a la persona de la agencia de contratación con la que ya habían hablado”, afirma Lipschultz.  

De hecho, la abundancia de oportunidades generada por la baja tasa de desempleo es un motivo por el cual algunos trabajadores jóvenes renuncian a sus empleos sin dar aviso. Según el informe del Federal Reserve Bank, muchos empleadores han “tenido limitaciones… por no poder atraer y retener trabajadores calificados”. Esto significa que algunas compañías están haciendo ofertas de trabajo que son demasiado buenas como para que los candidatos las pospongan.

“Es un mercado de empleados”, dice Donna Ballman, abogada laboral de Fort Lauderdale, Florida.

Otra teoría es que los trabajadores jóvenes, quienes han perfeccionado la técnica del “abandono repentino” con las aplicaciones de citas, no dudan en cortar una relación sin explicaciones y sin mirar hacia atrás. 

“Creo que este fenómeno aumentará”, dice Lipschultz. “Muchos empleados jóvenes consideran el trabajo como un contrato o algo temporal; cambiarse no es ‘gran cosa’ y no es necesario relacionar un trabajo con el siguiente”.

Sin embargo, para los trabajadores mayores, las conexiones y la cortesía profesional podrían ser particularmente importantes. 

“Incluso si no ven la hora de irse, los profesionales inteligentes invierten tiempo en renunciar con gracia porque saben que es probable que el mercado laboral sea más difícil en el futuro a medida que envejecen”, indica Beverly Jones, orientadora profesional ejecutiva y autora de Think Like an Entrepreneur, Act Like a CEO. “Las personas con las que trabajaste en este puesto pueden estar entre aquellas a las que llames en el futuro cuando estés buscando empleo o clientes”. 

Otro motivo para evitar la tentación de desaparecer sin avisar es que “irse o no reportarse probablemente hará que el empleador te califique como “inadecuado para volver a contratar”, dice Ballman. “Cuando tengo clientes que han perdido su empleo, les suelo aconsejar que envíen solicitud a los empleadores anteriores”. Si te fuiste en buenos términos, en muchos casos te contratarán de nuevo”. 

Piensa cuando alguien verifica referencias, dice Susan P. Joyce, experta en búsqueda de empleo en línea y editora de Job-Hunt.org. “A menos que la persona no incluya para nada ese trabajo en su currículo o en su perfil de LinkedIn, se contactará a su empleador anterior”, afirma. “Irse sin previo aviso definitivamente crea una muy mala imagen”.

Además, si no se incluye el empleo actual o reciente en el currículo o la solicitud de empleo, “el solicitante deberá explicar su ‘brecha laboral’", indica Joyce.

Linda Tuerk, encargada de contrataciones en Portland, Oregón, está de acuerdo. “Las referencias sí importan. Desaparecerse completamente sin una razón válida no te ayudará en el futuro”, dice. “Es mala educación a cualquier edad”. 

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO