Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Acepta ese trabajo, ¡te encantará!

Más que nunca, los estadounidenses están trabajando hasta pasado sus 70 años.

Doris McGhee Collins continúa trabajando después del retiro

Poon Watchara-Amphaiwan

Doris McGhee Collins regresó al mercado laboral para trabajar a tiempo completo como directora de recursos humanos de un grupo de escuelas públicas experimentales, denominadas "charter", en Washington D.C.

In English | Doris McGhee Collins probó la jubilación. A los 63 años, dejó su empleo como ejecutiva de recursos humanos en una empresa de servicios financieros en Arlington, Virginia. Entonces, en el 2008, el mercado de valores sufrió un colapso. Preocupada por la disminución de sus ahorros y sintiéndose intranquila en su casa, inició una empresa de consultoría de recursos humanos. Y el año pasado, a los 70 años, se encontró de nuevo trabajando a tiempo completo como directora de recursos humanos de un consorcio de escuelas públicas experimentales, denominadas "charter", de 1,600 alumnos en Washington D.C.

Aprecia los ingresos adicionales, pero la verdadera atracción es otra: llegar al trabajo en solo ocho minutos, tener la satisfacción de desempeñar un trabajo que conoce bien. Y, bueno, trabajar es divertido. "Solo visitar las escuelas y ver a los chicos me provoca una subida de adrenalina", dice Collins. ¿Cuánto tiempo seguirá trabajando? "En este momento me siento de maravilla, y mientras que mi salud y energía se mantengan a estos niveles, seguiré con el empleo. Trabajo por nueve o diez horas cada día, pero lo disfruto muchísimo".

Este es el grupo demográfico del momento en el mercado laboral: hombres y mujeres que trabajan no solo por más tiempo una vez pasada la edad tradicional de jubilación, sino pasados sus 70, 80 y algunas veces más años. En la próxima década, serán el segmento de más rápido crecimiento de la fuerza laboral, según la Bureau of Labor Statistics (BLS, Oficina de Estadísticas Laborales). Se pronostica que la participación en la fuerza laboral de las personas de 65 a 74 años alcanzará un 32% para el 2022, un aumento en comparación con un 20% en el 2002. La participación de aquellos de 75 años o mayores aumentará de un 5% en el 2002 a un 11% en el 2022. Mientras tanto, los índices de participación entre los grupos de edades más jóvenes no cambiarán o hasta disminuirán.

"El número de trabajadores mayores de 75 años que todavía trabajan es un pequeño fenómeno como un porcentaje de la población, pero definitivamente está en alza", dice Sara Rix, asesora principal de política estratégica del Public Policy Institute (Instituto de Política Pública) de AARP y experta sobre los trabajadores mayores. "Podría acelerarse si las personas pudieran cambiar de carrera más fácilmente en la mediana edad. ¿Quién desea hacer lo mismo que ha estado haciendo por mucho tiempo, por 20 años más? Muchas personas que actualmente están trabajando pasado sus 70 y 80 años tienen carreras que brindan mucha variedad, que ayuda a mantener el trabajo interesante y placentero".

El aumento en los niveles de logros educativos impulsa esta tendencia, dice Gary Burtless, economista en la Brookings Institution. En 1985, solo un 15% de los hombres entre 60 y 74 años tenían títulos universitarios; en el 2011, un 32% los tenían. Las cifras para las mujeres son menores, pero siguen la misma trayectoria general, dice Burtless. Hasta cierto punto notable, trabajar pasada la edad tradicional de jubilación tiende a ser el campo de un subconjunto de la población de alto nivel y muy educado: en el 2009, un 61% de personas de 62 a 74 años en el mercado laboral tenían doctorados o títulos profesionales, en comparación con solo un 28% de aquellos que no continuaron sus estudios tras graduarse de la escuela secundaria.

Ciertas profesiones son notablemente más aptas para sus más maduros profesionales, por varias razones. Los profesionales asalariados en campos tales como las artes, la medicina, derecho, educación o comercio no solo está a salvo del esfuerzo físico que exigen los empleos de los obreros, también frecuentemente reciben protecciones formales o informales en el trabajo, como el sistema numerario del mundo académico. Además, "muchos de estos empleos son más prestigiosos socialmente ", dice Burtless, "así que les ofrecen a las personas que siguen en ellos tener cierta posición social que posiblemente pierdan parcialmente cuando dejen de trabajar".

La pura necesidad económica claramente es un factor, también: los trabajadores pueden aplazar solicitar los beneficios del Seguro Social, ahorrar más para su jubilación y pasar menos años gastando esos ahorros para costear los gastos básicos. Según un estudio realizado en el 2014 por AARP, un 70% de los trabajadores experimentados afirman que piensan trabajar tras jubilarse, sea a tiempo parcial o completo; un 35% de las personas de 65 a 74 años citan los ingresos adicionales como la principal razón por hacerlo. "Trabajar unos cuantos años más y aplazar recibir los beneficios del Seguro Social hasta alcanzar los 70 años puede marcar la diferencia entre alimentarse con comida de gatos o solomillo", dice Harold Evensky, planificador financiero, que sobre esta cuestión hace lo que predica. A los 72 años, se mantiene activo en el manejo de su empresa.

En 1995, Amy Kaiser fue contratada por la Sinfónica de St. Louis, donde dirige el coro.

Poon Watchara-Amphaiwan

En 1995, Amy Kaiser comenzó a trabajar para la St. Louis Symphony, donde en la actualidad dirige el coro

Pero, como Collins, muchos que trabajan este turno adicional no lo hacen por el dinero, sino por el amor al trabajo. Según ese estudio de AARP, casi 1 de cada 5 personas en el grupo de edades de 65 a 74 años afirman que el placer que les brinda el empleo es la principal razón, y la más importante, por la que todavía trabajan. Para las mujeres a finales de sus 60 años y mayores, existe otra dimensión en la tendencia, argumenta Elizabeth Fideler, investigadora en el Sloan Center on Aging & Work en Boston College y autora de Women Still at Work: Professionals Over Sixty and On the Job, además de otro tomo complementario sobre los hombres. Alcanzaron la mayoría de edad antes del movimiento de liberación de la mujer y no tuvieron tantas opciones profesionales.

"Necesitaron mucha motivación y determinación para comenzar, y para muchas no era en realidad la carrera de sus sueños", dice ella. "Algunas comenzaron como maestras, trabajadoras sociales, secretarias o enfermeras, pero siempre desearon hacer otra cosa. Muchas de estas mujeres con el tiempo realizaron sus sueños —y ahora, a los 60, 70 años de edad o más se encuentran en la cúspide de sus carreras—. Han logrado mucho, y muchas están reacias a abandonarlo".

Esa es una de las principales razones por la que Amy Kaiser, directora del coro de la St. Louis Symphony, no tiene planes de dejar su batuta en un futuro cercano. Cuando se unió al mercado laboral a principios de los años 1970, el campo de la dirección de coros era exclusivamente para hombres: terminó aceptando un trabajo en la State University of New York at Stony Brook; luego dejó el mundo académico a mediados de sus 30 años para dedicarse a una carrera como directora autónoma en la Ciudad de Nueva York. En las audiciones, con frecuencia era la única mujer. Una vez, el encargado de un pequeño teatro de la ópera le dijo, "No estoy seguro que estamos preparados para tener a una mujer directora". En 1995 la St. Louis Symphony la contrató, donde ha trabajado desde entonces. En marzo celebra su 70 cumpleaños, y su carrera está floreciendo. "No concibo jubilarme a los 70 años", dice ella. "Y, me estoy divirtiendo muchísimo".

Bruce Chabner, M.D., es el director de la clínica de investigación del Hospital General de Massachusetts

Poon Watchara-Amphaiwan

El doctor Bruce Chabner es director de investigación clínica en el Massachusetts General Hospital.

Muchos hombres son igualmente reacios a abandonar sus carreras al llegar a esta edad. El doctor Bruce Chabner es uno de los mejores investigadores del cáncer —y después de 47 años en el campo, encuentra que los desafíos intelectuales lo siguen motivando—. "Estamos en medio de una época muy emocionante de cambios extraordinarios", dice él. "El campo de la investigación del cáncer está repleto de ideas nuevas".

A los 74 años, Chabner afirma que está demasiado absorto en esto para pensar en jubilarse. Como director de investigación clínica en el Massachusetts General Hospital Cancer Center en Boston, con frecuencia trabaja doce horas al día y mantiene una agenda de viajes agotadora. También enseña en el Departamento de Medicina de la Facultad de Medicina de Harvard, sirve como cofundador y editor de una revista profesional, y escribe frecuentemente para libros y revistas. "Sería muy difícil abandonarlo todo y decir 'Ya terminé. Regresaré a mi casa, dormiré hasta tarde, jugaré golf y me olvidaré de todo'", confiesa.

Ese sentido de propósito es el fundamento del bienestar psicológico, especialmente para los adultos mayores, dice Dorian Mintzer, de 69 años, psicóloga y consejera especializada en la transición a la jubilación, radicada en Boston. "Las personas deben considerar lo siguiente antes de jubilarse: ¿cómo te da el trabajo ese sentido de conexión y compromiso, y cómo lo lograrás tener después de jubilarte? Podrías lograrlo con actividades de voluntariado, pasando tiempo con tus nietos o al escribir tus memorias —cualquier cosa a la que te comprometas y que te dé ese sentido de conexión—".

¿Qué tal esas personas que siguen trabajando? "No se consideran ser viejos, y se dan cuenta que todavía tienen habilidades para contribuir", dice ella. "Su identidad de trabajo forma gran parte de sus sentidos de sí mismos y autoestima positiva".

A los 77 años, Blanca Almonte trabaja con un horario flexible como trabajadora social

Poon Watchara-Amphaiwan

A los 77 años Blanca Almonte tiene un horario flexible en su trabajo como trabajadora social.

Las buenas vibras también mantienen a Blanca Almonte, de 77 años, fiel a su trabajo. "Si has vivido toda tu vida pensando que estás haciendo algo que beneficia a otras personas además de a ti misma, es muy difícil dejar de hacerlo", dice la trabajadora social por muchos años. "Otros piensan que soy generosa, pero no lo soy —todos necesitamos que nos necesiten—".

Almonte inmigró a Estados Unidos desde México con su familia cuando tenía 12 años. Luego obtuvo un título de posgrado en trabajo social en la University of Chicago, y jugó un papel clave en el desarrollo y crecimiento de Family Focus, una organización pionera de servicios sociales radicada en Chicago que se centra en apoyar a los padres de niños pequeños.

Entonces, a los 65 años, se jubiló y se mudó a San Francisco para vivir con su hermana menor. "Me entregaron un pequeño y bonito trofeo, y pensé que comenzaría a vivir una vida de ocio", dice ella. "Compramos una casa, adoptamos a un par de perros, y pasamos mucho tiempo en el jardín. Pero esto sencillamente no resultó ser suficiente. Me costó un poco comprenderlo, pero lo que me faltaba era ese sentido de que estaba marcando la diferencia". Solo un año después, volvió a trabajar como trabajadora social para Family Builders, una organización sin fines de lucro de California que ayuda a encontrarles hogares permanentes a niños provisionalmente adoptados. Ha pasado una década, y todavía está trabajando.

Como muchos trabajadores de su edad, Almonte ha descubierto que el empleo posjubilación tiene sus propios beneficios. Los ingresos adicionales son útiles para los viajes y los proyectos de mejoras del hogar. Y ahora que se encuentra lejos de la presión que acompaña estar en busca de ascensos en el trabajo, puede disfrutar de quizás el mejor beneficio de trabajar después de los 70 años: poder elegir no trabajar. Hoy en día disfruta de un horario flexible; "redujo" su semana hace varios años. "Lo mejor", dice ella, "es que ahora tengo los viernes libres".

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO