Skip to content
 

Cómo actualizar tu currículo para la era digital

Seis pasos que debes tomar ahora.

Hombre frente a una computadora y un efecto de luz en una esquina

GETTY IMAGES

Tu currículo actualizado debe estar listo para el lugar de trabajo digital.

In English | Después de trabajar por 23 años en el ámbito de la tecnología de la información para Weyerhaeuser, empresa líder en productos forestales, Neil Mann perdió su empleo por recortes de personal. Para Mann, actualizar su currículo por primera vez en dos décadas fue una tarea casi tan abrumadora como tener que encontrar un nuevo puesto.

"Mi currículo era un verdadero desastre", dice Mann, de Bellevue, Washington, que perdió su empleo en el 2009 y ahora tiene 65 años. "En realidad no tenía ni idea de cómo actualizarlo y usarlo para encontrar un nuevo empleo". Además de incluir mucha palabrería y jerga, tenía un formato pobre y la cronología de su carrera estaba obsoleta. Además, Mann dice que no sabía cómo prepararlo para el proceso de solicitud de empleo en internet utilizado por la mayoría de los empleadores en la actualidad.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Con la ayuda de un orientador profesional, volvió a redactar su currículo por completo. Varios meses después, consiguió un puesto en tecnología de la información en el sector de la atención médica, y luego, en la University of Washington en Seattle.

Si, como Mann, no has actualizado tu currículo en por lo menos cinco años y no estás seguro de dónde empezar, utiliza este artículo como tu manual básico.

1. Incluye solo tus empleos recientes y pertinentes.

El hecho de que hayas trabajado por tres o más décadas no significa que debes detallar cada empleo que hayas tenido. "Nadie necesita saber que fui maestro en una escuela secundaria por tres años", dice Mann de un trabajo que tuvo a finales de los años 1970. En vez, su currículo se centra en la experiencia que acumuló durante las últimas dos décadas como director principal de proyectos de informática.

Elimina todos excepto los últimos 15 años de experiencia profesional de tu currículo, aconseja Janet Scarborough Civitelli, psicóloga vocacional y orientadora profesional, que dirige la consultoría VocationVillage.com en Austin, Texas. (Ella hace una excepción para las personas que tienen una razón estratégica para incluir su experiencia más antigua). A no ser que trabajes en el ámbito académico o científico, no uses más de dos páginas impresas en una sola cara, agrega ella.

Otro consejo es organizar tu currículo cronológicamente para que sea fácil de seguir. Si tus logros más pertinentes no son tus más recientes, comienza el documento con una sección en la que destacas tus logros profesionales y detállalos ahí, sugiere Scarborough Civitelli. Entonces resume tus otras experiencias menos pertinentes de los últimos 15 años en una segunda sección titulada Otra experiencia profesional.

2. Préstales atención a los períodos sin empleo.

Supongamos que pasaste cinco años sin desempeñar un trabajo pertinente. Necesitas abordar este período en tu currículo, dado que los empleadores desearán saber cómo pasaste este tiempo. "Los profesionales de recursos humanos y los reclutadores están capacitados para identificar dichos intervalos, y esto será lo primero que te preguntarán", dice Sherri Edwards, orientadora profesional, dueña y principal de la consultoría Resource Maximizer en Seattle.

Afortunadamente, dice Edwards, hay formas positivas de presentar los intervalos sin empleo sin mentir. La clave es decidir cómo explicar el camino que tomaste, por muy serpenteante que sea, de una forma que tenga sentido. Supongamos que dejaste el campo jurídico para trabajar en el ámbito de la administración artística para una organización sin fines de lucro, pero luego, después de varios años, decidiste volver al ámbito jurídico. Edwards sugiere condensar los datos de tu empleo en el sector artístico en tu currículo para que no ocupe tanto espacio como tu experiencia jurídica.

3. Usa palabras clave, pero con moderación.

Adapta tu currículo según el empleo que buscas, y usa palabras y frases clave que coincidan con la experiencia solicitada detallada en el perfil del puesto. "Es esencial usar las palabras clave adecuadas", dice Scarborough Civitelli, especialmente dado que algunas empresas usan sistemas electrónicos que buscan ciertos términos usados en la industria. Servicios en internet tales como Jobscan pueden informarte qué tan bien tu currículo se alinea con el perfil de un puesto específico.

Scarborough Civitelli advierte contra la táctica de jugar con el sistema a través del uso excesivo de palabras clave en el currículo o de colarlas con texto blanco. "El software probablemente rechazará estos trucos como fraude", explica ella.

Por supuesto, las palabras clave y los lemas de por sí no te garantizan una entrevista. Puedes hacer tu currículo más impresionante si agregas metas específicas sobre nuevos ingresos por publicidad, ventas o presupuestos. Solo asegura no divulgar información confidencial o los secretos comerciales de antiguos empleadores.

4. No incluyas las fechas de tus títulos o educación.

A no ser que hayas vuelto a estudiar recientemente u obtenido una certificación profesional, normalmente es mejor no incluir las fechas de tu educación en tu currículo, dice Scarborough Civitelli. Sin embargo, hay excepciones. En los campos académicos o científicos, por ejemplo, los gerentes de contratación esperan ver las fechas de graduación.

5. Utiliza un formato sencillo.

Una presentación nítida y limpia es fundamental. Elige una fuente tipográfica sencilla de 10 o 12 puntos, tal como Helvética o Calibri, pero cuando copies y pegues el currículo a un formulario en internet, posiblemente tengas que usar un texto simple, para evitar problemas con el formato.

Resiste el impulso de destacar tu currículo con letra en negrita, cursiva o subrayada, dice Edwards. Tampoco debes usar formatos inusuales. Aunque las listas de puntos normales se aceptan, las tablas y los cuadros pueden confundir a los sistemas electrónicos de reclutamiento, advierte Scarborough Civitelli. Y ni pienses en incluir tu fotografía. Los profesionales de recursos humanos no desean saber cómo luces (aunque es fácil encontrarte en LinkedIn), por si los exponen a declaraciones de discriminación si no te ofrecen el puesto, dice Edwards.

Dale a tu currículo un nombre sencillo, tal como Apellido.NombreCV.doc, dice Scarborough Civitelli, y envíalo adjunto solo si lo solicitan. Evita el formato PDF, dado que algunos sistemas electrónicos no pueden leerlo.

6. Moderniza tu información de contacto.

A diferencia del procedimiento estándar de hace 10 o 20 años, evita incluir tu dirección postal en tu currículo. En esta era digital nadie la necesita. Mejor, incluye tu dirección de correo electrónico, número de teléfono celular y el enlace a tu página de LinkedIn. Si deseas que el empleador sepa que vives cerca, agrega la ciudad y el estado donde vives, aconseja Scarborough Civitelli.

Tu dirección de correo electrónico debe ser sencilla y profesional. Nombre.Apellido@gmail.com es normalmente la apuesta más segura. Si eres dueño de tu propio dominio, como Nombre@Apellido.com, eso también funciona bien. Si tienes un perfil en LinkedIn —y si estás en el mercado laboral, debes tener uno— cerciórate de que no contradiga ningún detalle o fecha que menciones en tu currículo. "Tantos empleadores miran el sitio LinkedIn", dice Scarborough Civitelli. Lo que menos deseas es que duden de la validez de tu currículo.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.