Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Sigamos la corriente del taichí

Piernas más fuertes y un mejor equilibrio: dos beneficios de sus movimientos lentos.


spinner image Kathy Smith
AARP

En el mundo de las sesiones de entrenamiento, el taichí es más tortuga que liebre. Pero como en la fábula, sus movimientos lentos y deliberados pueden realmente ayudarte a llegar hasta el final.

En términos generales, el taichí se basa en las artes marciales chinas y llegó a nuestro país en la década de 1940.

El taichí, en el que se realizan posturas controladas y coreografiadas junto con un poco de espiritualidad, en términos generales se basa en las artes marciales chinas y llegó a nuestro país en la década de 1940: una época en la que nadie hubiera pronosticado cuántos estudios de salud algún día se centrarían en él.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Pero, aunque puedes imaginarte cómo esta "meditación en movimiento" puede ayudar a disminuir la presión arterial y el estrés, o fortalecer el sistema inmunológico, el taichí también ofrece beneficios de desarrollo muscular.

Algunos de estos beneficios provienen de la forma en que se completan muchos de sus movimientos erguidos y repetitivos —en los que caminas lentamente hacia adelante, mientras alternas el peso corporal de un lado al otro— con las rodillas ligeramente flexionadas. Hacer esto significa que estás usando los grupos musculares más grandes del cuerpo —los glúteos y los cuádriceps— que son los primeros en atrofiarse a medida que envejecemos.

Resulta que esos músculos también son muy importantes para mantener el equilibrio. Por esa razón, entre otras, se ha demostrado que el taichí para principiantes es especialmente beneficioso para ayudar a evitar las caídas entre las personas mayores de los 65 años. De por sí, el ejercicio se está convirtiendo en la principal línea de defensa contra las caídas que tanto afectan la calidad de vida.

Más que otras estrategias, tales como tomar suplementos de calcio, las pautas gubernamentales recientes recomiendan hacer ejercicio para evitar las fracturas de los huesos relacionadas con las caídas, lo que significa que tomar en serio el taichí puede definitivamente ser una sabia decisión para las personas de cierta edad.

Además, a los practicantes de taichí frecuentemente les recuerdan "sentir" la tierra o estar consciente de la conexión entre sus pies y el suelo: algo que puede ayudarlos a negociar las superficies desniveladas con más seguridad y, posiblemente, tener una base más sólida para abordar la vida.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.