Skip to content
 
  • Ser mamá a los 50

    Qué debes saber antes de dar el paso: procedimiento, riesgos y costos.

    Qué debes saber antes de dar el paso: procedimiento, riesgos y costos.

Cada vez es más común que por múltiples razones las mujeres retrasemos la maternidad. Si bien nuestro periodo reproductivo tiene un límite, la realidad es que, gracias a los avances de la ciencia y la tecnología, es posible alcanzar el sueño de ser mamá por primera vez a edades nunca antes imaginadas. Sin embargo, este anhelo no está libre de riesgos.

Seguramente has escuchado casos aislados de mujeres que, ya pensando que terminaron su vida reproductiva, de repente se encuentran con la sorpresa de que van a tener un bebé. De hecho, hay casos reportados en la literatura médica como el de una mujer en Japón que, a partir de los 45 años, se sometió a seis ciclos de estimulación ovárica y dos transferencias embrionarias, sin lograr quedar embarazada. Después de esos intentos y resignada a no experimentar la maternidad, tras cumplir 50 años, quedó embarazada de su esposo de manera natural. Logró ser mamá de un bebé totalmente sano. Tuvo un embarazo de 38 semanas y dio a luz por vía vaginal. Sin duda es posible, pero definitivamente es muy poco común.

La mayoría de los embarazos naturales en mujeres de 50 años o mayores, de por sí poco frecuentes, terminan en aborto, principalmente por trastornos cromosómicos que impiden el desarrollo del embrión. Aun así, cada vez escuchamos más casos exitosos, gracias a la reproducción asistida con óvulos donados de mujeres jóvenes. He tenido la oportunidad de conversar con algunas y debo confesarte que en todos los casos hay un denominador común: están en buen estado de salud.

Los riesgos

La ciencia revela que las mujeres de 50 años y mayores —generalmente hasta 52— que se someten a fertilización in vitro con óvulos donados, tienen un mayor riesgo de desarrollar complicaciones como enfermedad hipertensiva del embarazo, diabetes gestacional y dar a luz por cesárea a bebés de bajo peso y prematuros. Sin embargo, estos problemas sobrevienen a tazas similares a las de mujeres más jóvenes, por ejemplo, de 42 años de edad.

Costos

Otros estudios destacan que, en las mujeres de 50 años y mayores, la mortalidad materna, es de decir aquella que ocurre desde el momento del embarazo hasta 42 días después de dar a luz, es mayor que en las mujeres jóvenes, toda vez que sigue considerándose baja. En la actualidad, gracias a que en Estados Unidos la criopreservación, o congelación, de óvulos dejó de considerarse experimental, se cuenta con bancos de óvulos. Lo negativo es que la reproducción asistida es costosa y para muchas resulta inalcanzable. Los costos oscilan entre los 20 y 30 mil dólares aproximadamente, dependiendo del centro de reproducción asistida y si el óvulo donado es fresco o congelado.

Qué debes saber antes de dar el paso

Si tienes 50 años o más y quieres ser mamá, hay varios factores que debes considerar. Primero, es fundamental que cuentes con un buen estado de salud. Idealmente no debes tener problemas cardiacos, ya que en el embarazo y al momento del parto tu corazón tiene una carga mucho mayor: durante la gestación el volumen sanguíneo aumenta 50% y el gasto cardiaco se incrementa hasta un 75% al dar a luz. Además, es importante que no tengas trastornos de la coagulación, anemia, ni problemas tiroideos, entre otros padecimientos. Definitivamente antes de tomar la decisión debes consultar a tu médico para evaluar tu potencial riesgo.

El especialista y el procedimiento

Una vez que estés determinada a hacerlo, debes consultar a un ginecólogo con una subespecialidad en biología de la reproducción. Estos médicos suelen trabajar en clínicas de reproducción asistida, ya sea independientes o como parte de un centro hospitalario.

¿Qué se hace médicamente para que una mujer de 50 o más pueda quedar embarazada con un óvulo donado?

Primero, se prepara hormonalmente el útero para poder recibir al embrión. Al mismo tiempo, el especialista junta el óvulo con el esperma, ya sea el de la pareja o el donado, para formar el embrión; mismo que se deja madurar generalmente entre tres y cinco días para realizar la transferencia. Esta consiste en la introducción del embrión o embriones, comúnmente dos, al útero a través de un catéter delgado. En ese momento la mujer está despierta, y en algunos lugares hasta puede ver el procedimiento a través de un monitor, ya que el médico se guía por ultrasonido para depositar los embriones en la matriz. Posteriormente, se recomienda reposo por unas horas y evitar, los días subsecuentes, realizar grandes esfuerzos. Al cabo de 11 días, la mujer recibe la respuesta positiva o negativa de su embarazo.

Todas las mujeres deben estar bajo vigilancia médica durante la gestación, pero por obvias razones, a los 50, dicho monitoreo debe ser aún más estricto y preciso para detectar cualquier variación en el estado de salud. Hay que tomar las medidas y acciones correspondientes para preservar la vida de la madre y la del bebé. 

También te puede interesar

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO