Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

El costo del cuidado dental Skip to content
 

El déficit de cuidado dental para los adultos mayores

El envejecimiento de los dientes y las encías puede llevar a enormes facturas dentales, que a menudo no están cubiertas por Medicare.

Dentista mostrando una radiografía a su paciente

GETTY IMAGES

In English |  Cuando Jo Calk, de 70 años, residente de Lincoln City, Oregón, se rompió un diente el año pasado, nunca consideró visitar a un dentista. En cambio, ella tomó el asunto en sus propias manos. "Las puntas afiladas de los empastes de metal aún intactos me desgarraban dolorosamente la lengua, así que tomé prestada una lima de diamantes de un amigo y corté los bordes", dice. "Al menos ya no me pinchan más".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Al igual que muchos adultos mayores, Calk dice que tuvo que renunciar a la atención dental para poder subsistir con sus ingresos fijos. Si tienes más de 65 años, quizás puedas verte reflejado en esta situación. En las encuestas, más de la mitad de las personas mayores dicen que no han ido al dentista en el último año y mencionan el costo como la razón principal. 

Calk fue fielmente al dentista dos veces al año durante la mayor parte de su vida adulta, cuando tenía la cobertura de un seguro médico patrocinado por el empleador. Dice que se sorprendió cuando se jubiló y supo que tendría que comenzar a pagar esos costos ella misma. Renunció a ir al dentista aproximadamente un año después de jubilarse, cuando se dio cuenta de que estaba gastando sus ahorros demasiado rápido.

Medicare nunca ha cubierto la mayoría de la atención dental de rutina, y Medicaid ofrece una cobertura extremadamente limitada que varía según el estado. Algunos planes Medicare Advantage ofrecen beneficios dentales, pero la mayoría ni siquiera se acerca a cubrir el costo de procedimientos costosos, como endodoncias, cirugía de encías e implantes. 

La desafortunada ironía es que las personas mayores pierden su cobertura dental precisamente en el momento en que más la necesitan. El envejecimiento tiene un impacto en los dientes. El tejido de las encías retrocede naturalmente a medida que envejece, exponiendo las raíces a las caries, y una vida de mascar y triturar desgastan el esmalte dental. Además, muchos medicamentos causan resequedad en la boca, lo que aumenta el riesgo de enfermedades de las encías, caries e infecciones.

Según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud, aproximadamente 1 de cada 5 personas de 65 años o más tienen caries no tratadas y 2 de cada 3 tienen enfermedad de las encías.

Renunciar a la atención dental puede tener graves consecuencias a largo plazo, dice Stephen Shuman, dentista de la Facultad de Odontología de University of Minnesota que dirige el grupo de salud oral de la Sociedad Gerontológica de Estados Unidos (Gerontological Society of America). La mala salud bucal afecta tu capacidad para hablar, comer alimentos saludables y sentirte seguro de cómo te ves. Más importante aún, quizás, cuidar bien de tus dientes puede disminuir tu riesgo de problemas graves, como ataques cardíacos, derrames cerebrales y diabetes mal controlada.

Amber Willink, investigadora de servicios de salud en la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins, ha analizado los impactos económicos de la falta de cobertura dental para las personas mayores. Ella dice que posponer la atención probablemente te costará dinero y dolor en el futuro.  "Lo más probable es que vayas a terminar en la sala de emergencias con dolor rotundo o con una infección", dice ella.

Cómo mantener tu sonrisa sin salirte del presupuesto

Antes de renunciar por completo a la atención dental, considera las siguientes estrategias de reducción de costos:

Pide un descuento 

Si tu dentista recomienda un tratamiento particularmente costoso, negocia el costo antes de realizar el trabajo. Muchos dentistas reducirán su factura si pagas por adelantado, dice Matt Messina, vocero de la Asociación Dental Americana (American Dental Association). Él recomienda ser honesto con tu dentista sobre tu situación financiera: "Hazte un examen exhaustivo y pídenos que elaboremos un plan para ti. O podemos hacer el tratamiento en pasos y fases para que tengas tiempo de ahorrar".

Visita la clínica de una escuela de odontología 

Los estudiantes de odontología, supervisados ​​por un dentista con licencia, obtienen experiencia práctica y ahorras del 20 al 70% en la mayoría de los procedimientos. Busca un programa en tu área en el sitio web de la Asociación Dental Americana (en inglés).

Ve a un higienista dental

Cuarenta y dos estados ahora permiten que los higienistas dentales traten a pacientes sin la autorización específica o la presencia de un dentista, y el ahorro de costos puede ser significativo. Verifica los detalles de cómo y qué pueden tratar en tu estado.

Utiliza proveedores dentales gratuitos o de bajo costo. 

Algunas clínicas de salud sin fines de lucro y otras financiadas por el Gobierno brindan servicios dentales gratuitos o a un costo reducido (a menudo a base de los ingresos). Sus servicios tienen mucha demanda, así que habrá una lista de espera. Tu departamento de salud local o United Way puede conectarte con programas en tu área. O prueba la herramienta "Find Care" en ToothWisdom.org (en inglés), una organización sin fines de lucro dedicada a conectar a las personas con clínicas dentales asequibles.

Inscríbete en un plan de ahorro dental 

Estos planes dentales no proveen la cobertura de un seguro, pero negocian descuentos del 10 al 60% en costos dentales. Pagas una pequeña tarifa mensual para inscribirte, y obtienes los descuentos siempre que utilices un dentista que acepte el plan. Busca planes en tu área en DentalPlans.com (en inglés),. 

Pide recomendaciones

Los precios de los servicios dentales pueden variar por cientos de dólares, incluso en la misma comunidad. Busca los precios promedio en tu área en FAIR Health (en inglés), una organización nacional sin fines de lucro dedicada a brindar transparencia en los costos de salud, y luego llama a algunos dentistas para obtener cotizaciones. Si vives en una comunidad con un alto costo de vida, conducir a un área menos costosa puede aumentar tus ahorros.

Busca cupones u ofertas

Algunos dentistas ofrecen ofertas especiales para nuevos clientes en sitios web de ofertas diarias como Groupon o mediante paquetes de cupones por correo directo. Una oferta típica puede incluir un examen, limpieza y radiografías de $40 a $60, una fracción del costo habitual.   

Practica la prevención

Cuidar tus dientes diariamente y ver a un dentista de manera regular es la forma más asequible de reducir tus costos de atención dental. "Cuanto antes detectemos algo, menos costoso es", dice Messina. "La carie más barata es la que nunca te sale, y la siguiente más barata es la que detectamos temprano". Visitar a un dentista para limpiezas y chequeos regulares puede ahorrarte dinero a largo plazo y puede salvar tu sonrisa.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.