Skip to content
 

10 formas de proteger los oídos

Qué hacer —y no hacer— para mantener a salvo los oídos y poder oír con nitidez.

  • Getty Images

    Toma medidas ahora

    In English | La pérdida auditiva se hace más común con la edad. Pero hay mucho que puedes hacer para reducir los riesgos. A continuación brindamos 10 consejos para crear conciencia y ayudarte a proteger tus oídos.

    1 of 12
  • Johner Bildbyra AB/Getty Images

    Estimula la circulación sanguínea

    El ejercicio cardiovascular —caminar, correr, ciclismo— ayuda a mejorar el flujo sanguíneo hacia los oídos, que beneficia la audición. Utiliza un casco si montas en bicicleta, porque las caídas que resultan en contusiones cerebrales pueden dañar los oídos.

    2 of 12
  • Marvin E. Newman/Getty Images

    Toma un descanso

    Si estás constantemente rodeado por ruidos fuertes —en un club de música, bar o hasta un estadio de deportes— abandona el lugar por cinco minutos cada hora para darle un descanso a tus oídos.

    3 of 12
  • Corbis

    Bloquea los ruidos

    Los tapones para los oídos hacen más que atenuar el sonido de los ronquidos de tu cónyuge. Pueden proteger tus oídos de los ruidos fuertes producidos por aparatos, tales como las podadoras del césped o herramientas eléctricas. En las tiendas e internet encuentras una gran variedad de cómodos tapones y audífonos que bloquean el ruido.

    4 of 12
  • Getty Images

    Haz música para los oídos

    Si escuchas música con audífonos intraauriculares, cambia a los audífonos tipo diadema, que proporcionan un sonido de mejor calidad a un volumen más bajo. Sigue la regla 60/60: un 60% del volumen máximo por no más de 60 minutos a la vez. Cuando escuchas música en un entorno cerrado, como el de un automóvil, baja el volumen un par de niveles.

    5 of 12
  • Getty Images

    Mantén secos tus oídos

    El exceso de humedad puede permitir a las bacterias atacar el canal auditivo; después de bañarte o nadar, seca a fondo los oídos con una toalla, o inclina la cabeza hacia un lado y estira el lóbulo de la oreja para drenar el agua. Sé consciente de los varios organismos que contaminan el agua de las piscinas, lagos, jacuzzis y océanos que podrían conllevar infecciones o enfermedades.  

    6 of 12
  • studiomode / Alamy

    Extrae el exceso de cera —con cuidado—

    Los oídos necesitan cierta cantidad de cera para su protección. Pero si sientes que tienes demasiada cera en tus oídos, utiliza un kit de extracción de cerumen por un par de noches. La solución ablandará la cera, y saldrá.

    7 of 12
  • Getty Images

    Préstale atención a los medicamentos

    Algunos medicamentos pueden ser ototóxicos (perjudiciales para los oídos, posiblemente provocadores de la pérdida auditiva). Estos incluyen ciertos fármacos diuréticos, quimioterapéuticos y antiinflamatorios (AINES) —y hasta los salicilatos (como la aspirina)—. Toma todos los medicamentos según lo indicado, e informa a tu médico sobre cualquier efecto secundario inusual.

    8 of 12
  • Getty Images

    Defiéndete contra las enfermedades

    Entre las muchas enfermedades y trastornos relacionados a la pérdida auditiva se encuentran la diabetes, hipofunción tiroidea, enfermedad de Lyme, hipertensión, el sarampión, las paperas, la rubeola, tos ferina, meningitis y sífilis. En lugares donde las vacunas están disponibles, los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) ofrecen pautas para la vacunación de adultos.

    9 of 12
  • Getty Images

    Decide actuar ahora

    Algunos de los placeres (y vicios) cotidianos pueden afectar los oídos. El alcohol, la cafeína y hasta el estrés pueden hacer más patente los acúfenos (el zumbido de oídos). El sodio aumenta la retención de los fluidos, que puede conllevar la inflamación del oído interno. Las personas que fuman (o están expuestas con regularidad al tabaquismo pasivo) tienen una mayor probabilidad de padecer de la pérdida auditiva relacionada a la edad.

    10 of 12
  • Alan Schein/Corbis

    Vuela con comodidad

    Todos sabemos cómo se sienten los oídos cuando un avión baja de altitud. Sencillamente bostezar o tragar en general "destapa" los oídos e iguala la presión en ambos lados del tímpano. Pero si aún tienes problemas, prueba utilizar un atomizador nasal o tomarte un descongestionante oral antes del descenso para evitar el barotraumatismo, que puede dañar el tímpano o las estructuras del oído medio u oído interno.

    11 of 12
  • Robert Beck /Sports Illustrated/Getty Images

    Lo que necesitas saber acerca del ruido

    Incluso los gritos de los aficionados al fútbol puede afectar tu capacidad auditiva. ¡Lee más!

    12 of 12

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO