Skip to content
 

Cómo eliminar las estrías

4 tratamientos que podrían ayudarte.

Mujer untándose crema en el cuerpo

Getty Images

La piel se ve afectada de diferentes formas y algo muy común que le ocurre es la aparición de líneas o bandas blancas.

Qué son las estrías y por qué aparecen

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo humano. Tiene la función de protegerlo de factores externos, así como de infecciones y traumas. Debido a esto la piel se ve afectada de diferentes formas y algo muy común que le ocurre es la aparición de líneas o bandas blancas, que dan la impresión de que la piel esta rasgada. A estas líneas blancas se les conoce como estrías. Son cicatrices que surgen como consecuencia de una piel que se ha estirado demasiado rápido. 

La piel se caracteriza por tener una excelente capacidad de estirarse y ser flexible. Esto se debe a que la piel se compone, entre otras cosas, de colágeno y elastina. La elastina es una proteína que encontramos en la piel y es la que le brinda a esta la capacidad de estirase. Por otro lado, el colágeno es el que crea fibras que le dan estabilidad a la piel. Ambas proteínas juntas son las que permiten que la piel tenga la capacidad de estirarse y recogerse durante el transcurso de nuestras vidas. Cuando la piel se estira demasiado rápido el cuerpo no crea la cantidad de colágeno y elastina con la misma rapidez, dando paso a piel nueva con deficiencia de ambas proteínas y a las muy temidas estrías.

Existen diferentes tipos de estrías. Pueden ser finitas o gruesas, de color rosadas o blancas. El grueso de las mismas dependerá de cuán rápido creció la piel y de la genética de cada persona. Mientras mayor es el estiramiento de la piel más grandes y notables serán las estrías que se presenten. Al principio suelen tener un color rosado. Esto, más que nada, dependerá de la pigmentación de la piel de cada persona. Luego de un tiempo el color cambia y se tornan blancas o pálidas. Para entonces se le considera una estría madura y se entiende que quedará así permanentemente.

¿Qué factores las causan?

Aunque podrían aparecer en cualquier área del cuerpo, las más vulnerables son: el busto, el abdomen, las caderas, los muslos, los glúteos y los brazos. Esto se debe a que estas áreas se ven afectadas en mayor escala por las fluctuaciones de peso. Entre las principales razones para la aparición de estrías están:

  • Adolescencia: Cuando llegamos a la pubertad experimentamos cambios hormonales que envían mensajes a nuestro cuerpo para que se desarrolle. El crecimiento es uno de estos cambios. Los “famosos estirones” que dan los adolescentes los hacen vulnerables a la aparición de estrías. Se presentan mayormente en las caderas y muslos en las adolescentes y en el abdomen y brazos en los varones. El crecimiento acelerado de esta etapa provoca la aparición de este tipo de estría. Es poco lo que podemos hacer para prevenirlas ya que la predisposición genética tiene mucho que ver.
  • Embarazo: Las estrías de embarazo generalmente comienzan a presentarse durante el tercer trimestre de gestación. El abdomen de la madre gestante comienza a crecer significativamente en los últimos tres meses, para entonces ya la piel está bastante estirada y comienza a quebrase dando paso a las estrías. El abdomen y el busto suelen ser los más afectados.
  • Obesidad: En las últimas dos décadas hemos visto en nuestra sociedad una incidencia más alta de sobrepeso y obesidad. Con un aumento de peso súbito aparecen las indeseables estrías que suelen aparecer en cualquier parte del cuerpo independientemente de la edad y el sexo. De todos los tipos de estrías, las que resultan por obesidad tienden a ser las más grandes y cuantiosas, lo cual ocasiona un problema estético adicional al problema del sobrepeso.
  • Medicamentos: Algunos medicamentos pueden producir estrías como efecto secundario. Las estrías causadas por medicamentos generalmente ocurren en pacientes que utilizan cortisona o ciertos tipos de corticoesteroides. Estos medicamentos se utilizan en pacientes de trasplante de órgano y en personas con condiciones autoinmunes. El utilizar este tipo de medicamento aumenta la cantidad de cortisol en sangre y provoca un afinamiento de la piel, dos factores que hacen la piel más vulnerable a la aparición de estrías. En este caso se pueden presentar estrías en cualquier área del cuerpo sin un patrón definido.

¿Cómo tratarlas?

La prevención es lo primero: La pregunta que siempre nos hacen a los cirujanos plásticos es: ¿qué se puede hacer para eliminar las estrías? Lamentablemente cuando salen estrías son pocas las opciones que tenemos disponibles para eliminarlas. No podemos controlar nuestra predisposición genética, la cual nos hace vulnerables, ni podemos controlar nuestro crecimiento durante la pubertad. Sí podemos controlar nuestro peso. Durante la adolescencia nuestro cuerpo comienza a crear memoria y se adapta a nuestro estilo de vida. Comer bien y hacer ejercicios te ayudaran a controlar y mantener un peso saludable. Esto reducirá significativamente las probabilidades de que salgan estrías durante la pubertad y los años venideros. En el caso de las embarazadas se recomienda no aumentar más de unas 25 a 35 libras —para una mujer de peso normal— durante todo el embarazo. Esto no solo permitirá tener un alumbramiento más seguro sino que también reducirá las probabilidades de las indeseadas estrías.

Tratamientos:

Lo más sencillo es mantenerte bien hidratado tomando mucha agua y aplicarte una buena crema humectante. En cuanto a la selección del tratamiento dependerá del área donde se encuentran y del tipo de estría que se va a tratar.

Abdomioplastía: En el caso de estrías localizadas en el abdomen la única opción es cortar la piel del área realizando una abdomioplastía (tummy tuck). Así nos podemos deshacer de muchas de ellas, sobre todo aquellas que se encuentran debajo del obligo. Cabe destacar que la abdominoplastía es un procedimiento quirúrgico el cual dejará una cicatriz —similar a una cesárea— en el área baja del abdomen.

Tratamientos tópicos: Estos tratamientos se consideran cuando las estrías son recientes y todavía no han madurado. En estos casos se podría recomendar el uso de retinoides o blanqueadores para la piel. La hidroquinona es un blanqueador que aclara el color de la estría y de esta forma la disimula. En cuanto a los retinoides, se utilizan para mejorar la textura de las estrías y hacerlas lucir más suaves. 

Microdermoabrasión: Se puede considerar la microdermoabrasión para suavizarlas. En la microdermoabrasión se utilizan microcristales, los cuales se frotan sobre la piel para modificar la textura del área y suavizarla. Hay que tomar en cuenta que mientras utilizamos estos tipos de tratamientos debemos evitar la exposición al sol y utilizar bloqueadores solares.

Láseres: Otras opciones son el uso de tecnologías más avanzadas como los láseres. Se considerarían los láseres fraccionados de CO2 o Erbio. Los láseres queman las capas superficiales de la piel, provocando remodelación de colágeno y estimulando la creación de células nuevas. Este tipo de tecnología solo la pueden administrar cirujanos plásticos o dermatólogos con el entrenamiento requerido para hacerlo. Otra opción lo es la luz intensa pulsada, o“IPL”, la cual reduce el enrojecimiento de las estrías, haciéndolas menos visibles.

Probablemente muchas de las estrías no se irán completamente con estos tratamientos que hemos mencionado, pero sí pueden ayudar a mejorar la apariencia de las mismas. Para saber cuál o cuáles son los tratamientos adecuados para ti es importante que visites a un especialista.

El Dr. Luis Rodríguez Terry es un cirujano plástico certificado por la American Board of Plastic Surgery y director del Plastic Surgery Institute en Puerto Rico. Para preguntas escríbenos a: info@rodriguezterry.com

También te puede interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO