Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

En el horizonte: una prueba de sangre para detectar la enfermedad de Alzheimer

Los investigadores prevén que la prueba estaría disponible dentro de dos años.

Tubos de ensayo con muestras de sangre

ANDREW BROOKES/GETTY IMAGE

In English | Una simple prueba de sangre podría decirte si tienes Alzheimer y, en algunos casos, podría detectar la enfermedad décadas antes de que se manifiesten los síntomas.

La investigación, presentada en la conferencia virtual de la Asociación de Alzheimer este martes y publicada en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA) (en inglés) se centró en una nueva prueba de sangre que puede detectar un tipo específico de proteína que sirve de indicador para tanto las placas amiloides como para los nudos de tau, dos de las características que definen la enfermedad de Alzheimer, la forma más común de demencia.   

El Alzheimer típicamente se diagnostica mediante una serie de pruebas de memoria y evaluaciones de comportamiento, que según algunos expertos, pueden ser inexactas. Si quieres saber si padeces la enfermedad antes de que aparezcan sus síntomas devastadores, la única forma de saberlo actualmente es a través de pruebas costosas, invasivas y muchas veces inaccesibles como escáneres cerebrales o punciones lumbares.  


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Por eso, una sencilla prueba de sangre “cambiaría totalmente las reglas del juego en la lucha contra el Alzheimer”, dice el doctor Eric Reiman, director ejecutivo del Banner Alzheimer's Institute y uno de los principales autores del estudio publicado en JAMA.

El diagnóstico temprano es crítico, a pesar de no haber cura

Aunque no existe una cura para el Alzheimer, que afecta a más de 5 millones de personas en Estados Unidos y a aproximadamente 50 millones en el mundo, los expertos recalcan que sigue siendo importante diagnosticar la enfermedad lo más temprano posible.

Por ejemplo, tecnologías de pruebas precisas y económicas podrían avanzar las investigaciones al identificar a “las personas más indicadas para los ensayos clínicos y darle seguimiento al impacto de las terapias que se ensayan”, explicó Maria C. Carrillo, directora científica de la Asociación de Alzheimer, en una declaración. Mejores herramientas de diagnóstico también permitirían la participación de más pacientes en ensayos clínicos de terapias que pudieran salvar sus vidas.  

Además, un diagnóstico temprano les daría a los pacientes y a sus familias más tiempo para planear para el futuro y para experimentar con medicamentos aprobados que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la enfermedad.

“Al menos en Estados Unidos, el 60% de los pacientes con demencia nunca reciben un diagnóstico en sus vidas. Nunca tienen la oportunidad de evaluar problemas potencialmente reversibles; sus familias muchas veces luchan solos contra la enfermedad”, dice Reiman. “No entienden muy bien que hay vida después del diagnóstico, aunque por ahora no se pueda hacer mucho por contener el avance de la enfermedad”.

Para el estudio, un equipo internacional de investigadores midió una proteína llamada p-tau217 en la sangre de más de 1,400 participantes en ensayos clínicos en Suecia, Colombia y Estados Unidos.

Encontraron que la prueba de sangre, desarrollada por la farmacéutica Eli Lilly, podía distinguir el Alzheimer de otras enfermedades neurodegenerativas al identificar niveles elevados de p-tau217, y con un alto grado de precisión (entre el 89 y el 98%). Ese nivel de precisión es similar al que se obtiene mediante imágenes de tomografía por emisión de positrones (PET) y pruebas de líquido cefalorraquídeo, y superior a los resultados que se consiguen a través de otras pruebas de sangre. 

En individuos con un gen que causa el Alzheimer, se pudieron detectar niveles elevados de p-tau217 unos 20 años antes de que aparecieran los síntomas.

“Aunque no es una cura, [esta prueba] sería un gran paso adelante”, dice Sarah Lenz Lock, vicepresidenta sénior de Política y Salud Cerebral de AARP y directora ejecutiva del Global Council on Brain Health (GCBH, Consejo Mundial sobre la Salud Cerebral), organización fundada por AARP. “He sabido de tantas familias que luchan por obtener respuestas a sus dudas sobre lo que les pasa a sus seres queridos. Esta prueba podría ayudar a los pacientes y a sus familias a planificar y a lidiar con esta enfermedad. Son muy buenas noticias. Nos pone en el camino correcto para mejorar el cuidado y ayudar a las personas a manejar mejor, y más pronto, esta enfermedad crónica”.  


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


La prueba podría estar disponible en dos años

El doctor Oskar Hansson, un investigador asociado a Lund University en Suecia y uno de los autores del estudio publicado en JAMA, dice que es probable que pasen dos años antes de que la prueba de sangre que él y sus colegas estudiaron esté disponible en las oficinas médicas. (Otros grupos de investigadores también estudian y desarrollan pruebas de sangre para detectar p-tau217. Algunos también presentaron sus resultados en la conferencia de la Asociación de Alzheimer este año).

Una vez que esté disponible, Hansson y Reiman prevén que los especialistas la utilicen para ayudar a diagnosticar a individuos que ya experimentan problemas de memoria. Más adelante, los médicos de cabecera la podrían utilizar como herramienta de diagnóstico temprano, especialmente si se hacen disponibles terapias preventivas o intervenciones para la enfermedad de Alzheimer.

“Una de las cosas que más me entusiasma es la idea de que la prueba de sangre haga que los médicos empiecen a pensar sobre este problema, a investigar si las personas están afectadas, para entonces desarrollar estrategias que les permita a las familias acceso a ayuda para navegar estos desafíos y mejorar su calidad de vida, mientras que seguimos nuestra búsqueda de tratamientos más efectivos”, dice Reiman.

“Creo que va a proporcionar un gran beneficio, y pronto. Solo tenemos que abordar los problemas con sensatez y medida”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO