Skip to content

AARP reafirma su compromiso de ayudar a aquellos con demencia al hacer importante inversión. Entérate.

 

Dr. Elmer Huerta

 

Transfusión autóloga: Todo lo que necesitas saber

Ventajas y desventajas de donar tu propia sangre antes de una cirugía.

Paciente recibiendo una transfusión de sangre - Transfusión autóloga

Getty Images

En la actualidad existen tres tipos de transfusión sanguínea.

A menos que suframos una cortada u otro accidente que nos cause sangrar, muy pocas son las veces que pensamos en la importancia de nuestra sangre. ¿Sabías que cada ser humano adulto tiene aproximadamente 1.4 galones (5.5 litros) de sangre? Ese volumen se mantiene constante y solo disminuye significativamente en situaciones extremas como cuando se presenta una hemorragia severa o infecciones y alergias graves.

El volumen sanguíneo es muy importante porque a través del mantenimiento de una presión arterial adecuada, permite el buen funcionamiento del corazón, los pulmones y los riñones. Es por eso que una de las cosas que más cuidan los cirujanos y los anestesiólogos, durante una cirugía, es el mantenimiento adecuado del volumen sanguíneo.

En operaciones en las que se piensa que el paciente va a perder mucha sangre, los cirujanos aconsejan que se use una transfusión durante o después de la operación. La transfusión no solo se hace con la finalidad de restaurar el volumen de sangre perdido, sino también para restaurar la cantidad de glóbulos rojos, células que llevan hemoglobina, moléculas que permiten el transporte del oxígeno de los pulmones a los tejidos del organismo.

En la actualidad existen tres tipos de transfusión sanguínea:

1-Aquella en la que el enfermo recibe sangre de un repositorio común de voluntarios.

2-Aquella en la que un familiar o amigo dona sangre especialmente para el paciente.

3- Aquella en la que la propia persona hace una auto donación antes de la operación.

Esta última se llama una donación autóloga y es de la cual nos vamos a ocupar en esta columna.

¿Quiénes son candidatos a la donación autóloga?

Si la persona va a donar sangre para sí misma, debe cumplir dos requisitos básicos. Primero, estar relativamente saludable antes de la operación de tal modo que la pérdida de sangre, por la donación, no le agrave su enfermedad. Segundo, que la auto donación se haga algunas semanas antes de la cirugía, para que el paciente tenga tiempo de formar nueva sangre y pueda entrar en buena condición para la operación.

Los tipos de operación que más usan donaciones autólogas son la cirugías ortopédicas, de reemplazo de rodillas o caderas, por ejemplo, la cirugía vascular y la cirugía cardiaca o del tórax. Las cirugías que no necesitan donaciones autólogas son aquellas en las que no se espera una gran pérdida de sangre tales como: operaciones de la vesícula biliar, hernias, histerectomías (extracciones del útero) y cesáreas.

Un tipo de cirugía en la que no se aconseja una donación autóloga es la estenosis de la válvula aórtica, en la que una pérdida de volumen sanguíneo puede empeorar el problema (la válvula aórtica es la que permite la salida de sangre del corazón a la arteria aorta). A los pacientes que presentan estas otras condiciones no se les aconseja una donación autóloga: anginas de pecho (dolor del corazón por falta de circulación coronaria), infecciones bacterianas de la sangre (septicemia), ataques convulsivos, historia de un infarto cardiaco o derrame cerebral en los seis meses previos a la cirugía, y presión arterial muy elevada.

El procedimiento

Para que se haga un donación autóloga, el paciente debe tener más de 11 gramos de hemoglobina, no haber consumido aspirina, acetaminofén o alcohol 48 horas antes y necesita siempre la orden escrita de su cirujano. Con esa orden, el paciente dona la sangre del mismo modo que lo haría en una donación voluntaria. La gran diferencia es que, por ser la sangre de la misma persona, no se hacen todas las pruebas para descartar infecciones. Esta es la razón por la cual, si la sangre auto donada no se usa, no puede ser usada por otra persona y debe ser descartada.

Se aconseja que la persona no done más de una unidad de sangre (una pinta) por semana. Si se necesitaran varias unidades de sangre, la donación se puede hacer durante varias semanas y debe coordinarse con el banco de sangre para que esta sea almacenada adecuadamente. La donación no se debe hacer más allá de 42 días, antes de la cirugía y no menos de 3 días antes de la misma. Es también importante que el donante tome suplementos de hierro que lo ayuden a formar glóbulos rojos antes de su operación.

Ventajas

  • Es una alternativa para personas que tengan un tipo de sangre difícil de conseguir por donaciones voluntarias.
  • Es excelente en personas que hayan tenido múltiples transfusiones y hayan desarrollado anticuerpos a la sangre donada, lo que aumenta el riesgo de rechazar una nueva transfusión.
  • Se previenen infecciones y reacciones alérgicas por las transfusiones y se evita que la persona forme anticuerpos a sangre extraña.
  • No se depende de la disponibilidad de sangre de donantes voluntarios y la tranquilidad psicológica que experimenta el paciente al saber que la sangre que le están transfundiendo es la suya.

Desventajas

  • A pesar de que la sangre es de la misma persona, puede aun contaminarse durante la manipulación, por lo que la posibilidad de una infección no se descarta completamente.
  • Otras desventajas son el alto costo del procedimiento, el descarte de la sangre que no se usa (40% a 50% de la sangre autóloga es descartada).
  • Problemas de anemia antes y después de la operación debido a que la donación dejó con poca “reserva” de sangre al paciente. Algunos estudios han demostrado que las personas que usan la donación autóloga terminan necesitando más sangre que una persona que utilizó sangre de donantes voluntarios.
  • Se pueden presentar errores en el banco de sangre, pueden ocurrir accidentes por transfusión de sangre equivocada.

Debido a que las donaciones de voluntarios es mucho más asequible, fácil y barata, las donaciones de sangre autólogas no son tan usadas como se podría pensar; sin embargo, es importante tenerla en cuenta como un método que está disponible para el paciente que cumpla los requisitos después de una evaluación completa por el cirujano.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO