Skip to content

AARP reafirma su compromiso de ayudar a aquellos con demencia al hacer importante inversión. Entérate.

 

Dr. Elmer Huerta

 

Cáncer: El daño que provoca la “toxicidad financiera”

¿Cómo se afecta el paciente? ¿Hay ayuda? ¿Dónde buscarla?

Doctor revisando una radiografía con su paciente

Istock

El costo de los medicamentos y tratamientos tiene un gran impacto sobre la calidad de vida del paciente.

El entrenamiento de un oncólogo, como el de cualquier otro especialista médico, es muy exigente. Los futuros cancerólogos tienen que aprender a evaluar y diagnosticar más de 200 diferentes tipos de cáncer, tienen que aprender a escoger los mejores tratamientos para sus pacientes y tienen además que aprender a evaluar la respuesta de estos a esos tratamientos.

Pero algo que muy pocas veces se enseña en la residencia de oncología, a pesar de ser una situación relativamente frecuente, es el impacto del costo de los medicamentos y los servicios médicos sobre la calidad de vida del paciente.

Al respecto, ha sido recién en los últimos dos años que los oncólogos en Estados Unidos han empezado a tomar en cuenta el efecto negativo que tiene el costo de los medicamentos y los servicios médicos —para tratar la enfermedad— sobre la calidad de vida del enfermo y han acuñado el término “toxicidad financiera”.

Esa “toxicidad financiera”, del mismo modo que la toxicidad de la quimioterapia, afecta la calidad de vida y el pronóstico del paciente. Por ejemplo, al no poder comprar las medicinas, el paciente deja de usarlas y eso disminuye la efectividad de su tratamiento. Al respecto, un estudio en Nueva York encontró que las mujeres con cáncer del seno, tuvieron que gastar sus ahorros, cancelar sus vacaciones o trabajar horas extras para poder comprar los medicamentos necesarios para evitar el regreso del cáncer.

Otro estudio, publicado en The Oncologist recientemente, documenta un hecho realmente chocante: en Texas, el sufrimiento emocional que causan las cuentas del hospital es percibido como más intenso que el sufrimiento físico causado por el cáncer. En otras palabras, el dolor al bolsillo es más que el dolor causado por la enfermedad.

Para este estudio se tomaron en cuenta 149 pacientes con cáncer avanzado del colon, pulmón, mama y próstata. De ellos, 72 se atendían en un hospital público y 77 en un hospital privado. El objetivo del estudio fue pedirle a los pacientes que compararan el sufrimiento emocional causado  por la “toxicidad financiera” con otros tipos de sufrimiento causados por el cáncer.

Los resultados mostraron que el estrés financiero fue percibido como:

  • 30% más intenso que los síntomas físicos;
  • 31% más intenso que la pérdida de capacidad física;
  • 43% más intenso que el estrés social y familiar; y
  • 37% más intenso que el sufrimiento psicológico causado por el cáncer.

Los investigadores documentaron también que si bien es cierto que la “toxicidad financiera” fue un problema en todos los pacientes —tanto aquellos con un ingreso de $940 mensuales, como en aquellos con un ingreso de $3,000 al mes— la intensidad del estrés financiero fue el doble en los más pobres. Los síntomas más importantes producidos por la toxicidad financiera estudiados fueron: ansiedad, insomnio y depresión.

Los autores concluyeron que la “toxicidad financiera” es tan dañina para la salud del paciente como lo es la toxicidad por medicamentos.

Considerando que los gastos de los tratamientos para combatir el cáncer han ido aumentando en Estados Unidos, es importante que todos aceptemos que esta llamada “toxicidad financiera” sea reconocida y adecuadamente confrontada. Incluso en pacientes que cuentan con un seguro de salud, los gastos extras (out-of-pocket) como los de medicamentos, consultorios externos y hospitalización, pueden ser significativos. Por ejemplo, un reciente estudio hecho en pacientes con cáncer del colon  demostró que 23% de los pacientes terminaban endeudados por el costo del tratamiento, con una deuda promedio de $26,860.

Debido a la variabilidad de los precios en diferentes hospitales, es difícil saber cuánto cuestan los tratamientos del cáncer en Estados Unidos. Se estima que el tratamiento del cáncer del seno para una mujer sin seguro médico puede costar entre $15,000 y $50,000 para una mastectomía y entre $17,000 a $35,000 para una lumpectomía, seguida de radiación. Por su parte, un tratamiento con quimioterapia para ese tipo de cáncer puede costar entre $10,000 y $100,000, dependiendo del tipo de medicamentos que se usa. Si esos precios parecen excesivos, el precio de un tratamiento de cáncer avanzado lo es mucho más.

¿Qué hacer?

En primer lugar es importante entender que un problema como este va más allá de lo que una sola persona pueda hacer; es un problema de la sociedad en su conjunto y tenemos que resolverlo lo más pronto posible.

Mientras tanto, a pesar de los elevados costos, el tener un seguro médico es esencial. Si eres ciudadano o residente de Estados Unidos, debes solicitar un seguro a través de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio. Para eso, puedes llamar al 1-800-318-2596 o visitar https://www.cuidadodesalud.gov/es/. Es importante saber que Medicare paga por la quimioterapia tanto para pacientes ambulatorios como hospitalizados. Un copago del 20% (de la cantidad aprobado por Medicare) es necesario si escoges tratamiento en una oficina médica privada (después de pagar el deducible de la Parte B de Medicare).

Si no tienes seguro médico o el que tienes no te alcanza, es posible obtener ayuda a través de las siguientes opciones:

  • Si tienes cáncer del cuello del útero o de las mamas y no tienes seguro médico, puedes calificar a través del National Breast and Cervical Cancer Early Detection Program (NBCCEDP). Puedes llamar al 1-888-842-6355 o visitar la página web http://www.cdc.gov/cancer/nbccedp/ (en inglés).
  • Otra posibilidad es obtener los beneficios del Seguro Social por incapacidad. El requisito es no haber podido trabajar, por lo menos durante un año, debido a la enfermedad. El número telefónico para obtener más información es: 1-800-772-1213.
  • Una posibilidad, que podría parecer extraña, es obtener dinero a partir de donaciones que se pueden conseguir a través de programas en el internet como GiveForward (en inglés).
  • Muchos hospitales hacen planes de pago a precio reducido. Para eso debes visitar al departamento de servicio social del hospital en el que te estás atendiendo.
  • La Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés) tiene un magnífico folleto en español (Manejo del costo económico del tratamiento en paciente con cáncer) en el que se detallan aspectos relacionados al manejo del costo económico de los tratamientos del cáncer. El folleto puede ser solicitado llamando al 888-651-3038 (en inglés) o si prefieres verlo en línea haz clic aquí.

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO