Skip to content
 

Has dado positivo en la prueba de COVID: ¿deberías tomar Paxlovid?

Con el aumento de los suministros, más personas ahora tienen acceso a la píldora antiviral.

Empaque de Paxlovid, un medicamento antiviral

BLOOMBERG / GETTY IMAGES

In English

Con la disminución de las órdenes de uso de mascarillas, la recuperación de los eventos en persona y la circulación de cepas altamente contagiosas del coronavirus, evitar la COVID-19 se está volviendo cada vez más difícil.

Y aunque las vacunas y los refuerzos pueden ayudar a frenar lo peor de la enfermedad, las personas con alto riesgo de enfermar gravemente por su edad o una enfermedad subyacente ahora tienen una herramienta adicional para ayudar a asegurar que sus síntomas no avancen a un estado crítico: una píldora antiviral que pueden tomar en el hogar.

Después de su autorización en diciembre, esta píldora, llamada Paxlovid, inicialmente tenía poco inventario y, por lo tanto, estaba fuera del alcance para muchas personas en Estados Unidos. “Pero esa ecuación ha cambiado mucho durante los últimos meses”, dice el Dr. Mark Rupp, profesor del Departamento de Medicina Interna y jefe de la División de Enfermedades Infecciosas del University of Nebraska Medical Center.


Para información actualizada sobre la COVID-19 visita aarp.org/ElCoronavirus


Paxlovid ahora está llegando a decenas de miles de farmacias en todo Estados Unidos, según una conferencia de prensa reciente del Dr. Ashish Jha, coordinador de respuesta a la COVID-19 de la Casa Blanca. Es por lo que las autoridades de salud les están informando a los médicos que ya no necesitan restringir los medicamentos recetados a los pacientes de mayor riesgo.

¿Quién debería tomar Paxlovid ahora? Esto es lo que dicen los expertos.

Los adultos mayores y las personas con enfermedades subyacentes reúnen los requisitos 

Enfermedades que aumentan el riesgo de COVID-19 grave

  • Cáncer
  • Enfermedad renal crónica
  • Enfermedades hepáticas crónicas
  • Enfermedad pulmonar crónica
  • Demencia y otros trastornos neurológicos
  • Diabetes (tipo 1 o tipo 2)
  • Enfermedades cardíacas
  • Sistema inmunitario debilitado
  • Sobrepeso y obesidad
  • Derrame cerebral

Esta lista no es exhaustiva, pero incluye muchos de los trastornos crónicos que afectan a los adultos mayores.

Fuente: CDC

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) autorizó el uso de Paxlovid para los adultos con un alto riesgo de enfermar gravemente de COVID-19, así como para los pacientes de 12 años o más con alto riesgo de contraer COVID-19.  

Varios factores pueden poner a una persona en alto riesgo de enfermarse seriamente de COVID-19. La edad, a partir de los 50 años, es el factor de riesgo más alto, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), y ese riesgo aumenta “considerablemente” una vez que alcanzas los 65 años.

Según datos federales, más del 90% de las muertes por COVID-19 en Estados Unidos se han producido entre adultos de 50 años o más; alrededor del 75% de las muertes se han producido entre adultos de 65 años o más.

Una larga lista de trastornos de salud puede poner a alguien en alto riesgo, como enfermedad cardíaca, enfermedad renal, obesidad y diabetes.

En resumen: si estás en riesgo de enfermar gravemente de COVID-19 y te infectas del virus, habla de inmediato con tu médico de atención primaria sobre Paxlovid.

Tus síntomas no tienen que ser graves

Un concepto erróneo común es que necesitas tener síntomas graves para ser un buen candidato para tomar Paxlovid, pero ese no es el caso, dicen los expertos.

Es probable que no necesites el tratamiento si estás asintomático, dice Rupp. “Sin duda, sería liberal con mi definición de sintomático”, agrega. Si la COVID-19 está causando fatiga, fiebre leve o dolores y molestias, comunícate con tu médico.

“No esperaría hasta el punto en el que me falta el aire y pienso que debo ser hospitalizado. Porque en ese momento, te has perdido la oportunidad”, dice Rupp.

Por lo tanto, es importante actuar con rapidez. El medicamento funciona mejor cuando se comienza de inmediato o al menos dentro de los cinco días de la aparición de los síntomas. “No debes sentarte en casa esperando tres o cuatro días para luego apresurarte antes de que se venza la fecha límite”, dice Rupp. Si comienzas a recibir tratamiento temprano, “vamos a poder cambiar las cosas con un poco más de facilidad”.

Debido a que el tiempo apremia, un diagnóstico rápido es clave. La Dra. Kristin Mondy, jefa de la División de Enfermedades Infecciosas de University of Texas en la Facultad de Medicina Dell en Austin, sugiere mantener a mano un suministro de pruebas rápidas. Puedes pedir pruebas gratuitas en covidtests.gov u obtenerlas gratis en farmacias participantes con tu tarjeta de Medicare.

“Lo que recomiendo a familiares y amigos es que si tienes COVID, deberías consultar con tu proveedor de servicios de salud y hacer esa evaluación con él. Muchas más personas reúnen los requisitos y se beneficiarían [de Paxlovid] de lo que creo que ellas piensan”, dijo Jha.

Ten en cuenta que algunos medicamentos no se pueden combinar con Paxlovid

Se ha demostrado que Paxlovid es muy eficaz (en inglés) para mantener a las personas vulnerables fuera del hospital, pero hay algunos riesgos asociados con el medicamento, entre ellos una serie de posibles interacciones con otros fármacos. “Y, por supuesto, las personas mayores podrían estar tomando más medicamentos”, dice Mondy.

Algunos de los medicamentos más comunes en la lista de interacción con Paxlovid incluyen anticoagulantes como la warfarina (Jantoven), antidepresivos como el bupropión (Wellbutrin), medicamentos para bajar el colesterol como la atorvastatina (Lipitor), algunos bloqueadores de los canales de calcio que se usan para tratar la presión arterial alta y algunos antiarrítmicos que tratan los ritmos cardíacos anormales.

“Además, si tienes algún tipo de función renal comprometida, debe haber un ajuste de dosis”, agrega Mondy.

Con tantos factores que debes considerar —desde la edad y enfermedades subyacentes hasta posibles interacciones con los medicamentos—, tanto Mondy como Rupp dicen que es ideal hablar sobre Paxlovid con un médico que esté familiarizado con tu historial médico.

Incluso si terminas en tu farmacia habitual para hacerte una prueba para tratamiento, no asumas que el farmacéutico tiene una lista actualizada de tus medicamentos, dice Mondy. Es posible que tu médico de atención primaria también desconozca los medicamentos recetados por un especialista, así que revisa también su lista.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Otras opciones de tratamiento

El Paxlovid puede ser el último tratamiento disponible, pero no es la única opción. Remdesivir, un antiviral que se administra por vía intravenosa, puede ayudar a evitar que los síntomas progresen. También hay algunos anticuerpos monoclonales que son eficaces. Además, molnupiravir, una píldora de Merck, tiene autorización de la FDA para adultos, aunque los estudios han descubierto que es menos eficaz que Paxlovid. 

“[Las personas] necesitan entender que existen algunas opciones y que necesitan trabajar con sus proveedores en sus clínicas para explorar qué opción va a funcionar mejor para ellas”, dice Rupp.

Paxlovid no previene la COVID-19 si has estado expuesto a una persona infectada, según un nuevo estudio, pero Rupp dice que las medidas de eficacia comprobada que reducen el riesgo de infección no deberían ignorarse.

Las vacunas pueden reducir tus probabilidades de contraer COVID-19, según datos federales. También puede reducirlas el “continuar siendo un poco cuidadoso”, dice Rupp.

“Es una buena idea tener esa opción adicional de prevención. Así que, cuando estés en un entorno de alto riesgo, creo que todavía tiene mucho sentido usar una mascarilla bien fabricada, ajustada y muy funcional”, agrega.

¿Qué sucede si tus síntomas regresan?

Ha habido algunos casos en los que las personas que toman Paxlovid terminan el curso de cinco días y vuelven a tener síntomas. El motivo del regreso a los síntomas no está claro, dice la Dra. Kristin Mondy, jefa de la División de Enfermedades Infecciosas de University of Texas en la Facultad de Medicina Dell, en Austin.

Puede que cinco días de Paxlovid no sean suficientes para combatir el virus en personas con una mayor carga viral, “pero no sabemos”, dice sobre los casos poco comunes. Lo importante es que las personas que han tenido este llamado rebrote viral no se agravaron cuando el tratamiento se detuvo y los síntomas volvieron a aparecer.

“Quiero asegurar a las personas que no se van a enfermar mucho más de repente”, dice Mondy. “Solo es que cuando pararon el tratamiento, tuvieron nuevamente síntomas de resfriado. Y cuando volvieron a hacerse la prueba, todavía tenían COVID”.

La investigación sobre el tema está en curso. Si vuelves a experimentar síntomas de COVID-19 después de tomar Paxlovid, comunícate con tu médico.

Nota de redacción: Este artículo, publicado originalmente el 4 de mayo del 2022, se actualizó para incluir nueva información sobre el acceso a Paxlovid y los factores de riesgo de enfermar gravemente.

Rachel Nania escribe sobre atención médica y políticas de salud para AARP. Anteriormente fue reportera y editora de WTOP Radio en Washington, D.C. Recibió un Premio Gracie y un Premio Regional Edward R. Murrow, y también participó en un programa sobre demencia con la National Press Foundation.