Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

5 mitos sobre la pérdida auditiva

Entender los conceptos erróneos sobre la pérdida auditiva puede ayudar a que tú y tus seres queridos sean más saludables y felices.


spinner image Foto donde se ve la oreja y parte del perfil de una persona mayor
IMAGE SOURCE / GETTY IMAGES

Hearing Loss for Dummies

Los autores Frank Lin y Nicholas Reed en la Facultad de Medicina de Johns Hopkins describen los pasos para la salud auditiva, incluidos nuevos consejos sobre los audífonos de venta libre recién lanzados (enlace en inglés).

spinner image Portada del libro de AARP Hearing loss for dummies
AARP/GETTY IMAGES

Adaptado del libro 'Hearing Loss for Dummies' de AARP, por Frank Lin, M.D., y Nicholas Reed, Au.D.

spinner image Image Alt Attribute

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Como médicos, estamos acostumbrados a escuchar todo tipo de datos disparatados sobre la audición, lo cual a menudo se debe a que el público no cuenta con información clara y de fácil acceso sobre la pérdida auditiva. Sigue leyendo sobre los mitos más comunes que hemos escuchado al hablar con nuestros pacientes y en los medios de comunicación en general.

1. La pérdida auditiva es solo una parte de envejecer, por lo que no debe ser tan importante

Se suele acomodar la pérdida auditiva en la misma categoría que las canas y las arrugas, como un proceso inevitable e inofensivo que sucede al envejecer. Por el contrario, priorizamos la presión arterial alta —otra enfermedad que a menudo trae la edad—, ya que entendemos el impacto que puede tener en los derrames cerebrales y ataques cardíacos.

En los últimos 10 años, los investigadores han encontrado que la pérdida auditiva tiene efectos objetivos y significativos en la salud y el bienestar. Estos incluyen nuestras relaciones sociales, el riesgo de caídas, la depresión, y los riesgos de deterioro cognitivo y demencia. La audición y la comunicación afectan todo lo que hacemos. Sobre todo, los médicos e investigadores creen que tratar la pérdida auditiva con las estrategias de comunicación y las tecnologías que abordamos en Hearing Loss for Dummies puede marcar una diferencia al ayudar a mantenernos estimulados y saludables.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

2. Mi audición está bien; es que los demás hablan en susurros

Que las personas parezcan hablar en susurros es precisamente cómo se siente la pérdida auditiva. Esta se desarrolla a medida que el oído interno (cóclea) envejece y ya no puede enviarle señales claras al cerebro. Para nuestros cerebros, esto suena exactamente como si las personas hablaran en susurros todo el tiempo. Algunas situaciones son mejores (o peores) que otras. Si hablas en una habitación silenciosa con alguien sentado frente a ti, notarás menos problemas con tu pérdida auditiva que en otros lugares con muchos ruidos de fondo o alguien que se encuentra lejos.

Trabajo y empleos

Lista de empleos, de AARP

Busca oportunidades de empleo para trabajadores con experiencia

See more Trabajo y empleos offers >

3. No me haré una prueba de audición hasta que note un problema

Es posible que no te des cuenta de que has perdido la audición hasta que te hagas una prueba. La naturaleza misma de cómo oímos hace que sea muy difícil notar la pérdida auditiva. Primero, la pérdida auditiva ocurre lentamente con el tiempo. De hecho, ocurre de manera tan lenta que el cerebro se ajusta constantemente a nuestro entorno y apenas nota un cambio. Segundo, nuestros cerebros reciben sonidos constantemente todo el día y son muy eficaces al aprender qué ignorar y a qué prestarle atención. Esto significa que en realidad estamos programados para ignorar sonidos que no nos parecen interesantes. Pero el sonido es invisible y no es táctil, por lo que no tenemos manera de saber lo que ignoramos.

Las personas son especialmente malas al evaluar su propia audición. En vez de adoptar una actitud pasiva y esperar a ver si tienes pérdida auditiva, sé proactivo. Hazte una prueba de audición profesional o utiliza una aplicación de autodetección en un teléfono inteligente para conocer tu número auditivo y monitorearlo con el tiempo. Luego, continúa revisando tu audición más o menos cada año. Si no tienes pérdida auditiva al momento, tendrás un punto de referencia. Si la tienes, ten la seguridad de que el tomar acción, como usar audífonos lo más pronto posible, puede ayudar a que el proceso de adaptación sea más llevadero.

4. Los audífonos arreglan tu audición

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

La idea de que los audífonos "arreglan" la pérdida auditiva es claramente el mito más grande de todos, y se debe a todas las promociones que hay sobre los audífonos. Estos no curan ni arreglan tus problemas auditivos de la misma manera que una pierna prostética no "arregla" las dificultades asociadas con la amputación de la parte inferior de una pierna. Los audífonos sin duda ayudan con la audición y comunicación, pero también deben estar acompañados de estrategias de comunicación y mejores factores externos que pueden optimizar la calidad de lo que intentas oír. La pérdida auditiva implica que el oído interno está dañado, por lo que una gama de tecnologías y estrategias son necesarias para ayudar a que el cerebro entienda los sonidos que provienen del oído.

5. Un implante coclear es solo para las personas completamente sordas

La noción de que solo las personas con sordera total se pueden beneficiar de un implante coclear es totalmente falsa. Hoy en día, la gran mayoría de las personas que reciben los implantes cocleares son adultos de 70, 80 y hasta 90 años que poco a poco han perdido la audición y se percatan de que todavía tienen dificultades para comunicarse, incluso al usar audífonos. Cuando están en una habitación silenciosa con un solo hablante, estos pacientes a menudo pueden comunicarse bien, pero en otras situaciones tendrán dificultades. Si te han dicho que tienes pérdida auditiva moderada o grave (o tu número auditivo es de 60 o más) y se te dificulta comunicarte con los audífonos en cualquier lugar que no sea una habitación silenciosa con un solo hablante, recomendamos que te evalúen para un implante coclear o al menos busques más información. Casi todos los centros académicos y los grandes consultorios privados de otorrinolaringología tienen un programa de implantes cocleares donde puedes ser evaluado. Los seguros de salud cubren de manera rutinaria la evaluación y los implantes cocleares.

Lee cinco mitos importantes adicionales sobre la pérdida auditiva en Hearing Loss for Dummies, de AARP (en inglés).

Copyright © 2022 por John Wiley & Sons, Inc. Adaptado con autorización de Hearing Loss for Dummies por el Dr. Frank Lin y el audiólogo Nicholas Reed, publicado por John Wiley & Sons, Inc.

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Membresía de AARP: $12 por tu primer año cuando te inscribes en la renovación automática.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.