Skip to content
 

El estrés puede envejecer prematuramente tu sistema inmunitario

Un estudio sugiere medidas sencillas que puedes tomar para reducir el daño.

Una mujer medita en su patio

THE GOOD BRIGADE

In English

Probablemente ya lo sabes: el estrés es malo para la salud. Y en las personas de edad avanzada, parece que acelera el proceso natural de envejecimiento del sistema inmunitario, dando lugar a glóbulos blancos demasiado cansados para luchar. Y esto aumenta el riesgo de cáncer, de enfermedades cardíacas y de enfermedades infecciosas, como la COVID-19, según un estudio que aparece en la revista PNAS (antes llamada Proceedings of the National Academy of Sciences, enlace en inglés).

Como explican los autores del estudio: "Descubrimos que la exposición al estrés social estaba asociada a distribuciones de linfocitos T indicativas de un envejecimiento inmunitario acelerado".


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Qué hacer

Aparte de intentar limitar el estrés en tu vida, los investigadores sugieren una alimentación nutritiva y ejercicio, para contribuir a mantener el desarrollo saludable de los linfocitos T.

Una glándula llamada timo, que se encuentra delante y encima del corazón, es la incubadora de los linfocitos T, pero a medida que envejecemos, el timo se vuelve graso y ya no produce tantas células inmunitarias. En investigaciones anteriores se ha descubierto que la alimentación saludable y el ejercicio físico pueden retardar ese proceso de envejecimiento.

Es más, los investigadores que llevaron a cabo el estudio actual descubrieron que la conexión entre el estrés y el envejecimiento inmunitario acelerado no era tan fuerte cuando controlaban factores como la mala alimentación y el ejercicio poco frecuente.

"Esto significa que las personas que experimentan más estrés tienden a tener malos hábitos de ejercicio y de alimentación, lo que explica en parte por qué sufren un envejecimiento inmunitario más acelerado", dijo en un comunicado el autor principal del estudio, Eric Klopack, investigador posdoctoral en la Facultad de Gerontología Leonard Davis de University of Southern California.

Los investigadores también sugieren vacunarse contra el citomegalovirus (CMV). Las personas infectadas por este virus común con frecuencia no presentan síntomas, pero los estudios han demostrado que puede acelerar el envejecimiento inmunitario. Los investigadores descubrieron que la conexión entre el estrés y el envejecimiento inmunitario acelerado no era tan fuerte cuando controlaban la positividad al CMV.

"La vacunación generalizada contra el CMV podría ser una intervención relativamente sencilla y poderosa que podría reducir los efectos del estrés en el envejecimiento inmunitario", afirman los investigadores.  


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Lo que se hizo en el estudio

Con base en los datos recolectados a través del Health and Retirement Study de University of Michigan (en inglés), los investigadores crearon una muestra nacional de 5,744 adultos mayores de 50 años que respondieron un cuestionario diseñado para evaluar sus experiencias con el "estrés social", entre ellas los acontecimientos estresantes, el estrés crónico, la discriminación cotidiana y la discriminación de por vida. Mediante muestras de sangre tomadas de los participantes, los investigadores observaron específicamente los linfocitos T (que desempeñan un importante papel en la respuesta inmunitaria del organismo) para ver si podían encontrar una conexión entre la exposición al estrés y el debilitamiento del sistema inmunitario. El análisis del estudio descubrió precisamente eso: una amplia gama de envejecimiento del sistema inmunitario entre sujetos de edad cronológica similar, y la exposición al estrés parece ser un factor.

Los participantes que experimentaron niveles más altos de discriminación a lo largo de su vida y de estrés crónico tenían niveles más bajos de linfocitos T (los centinelas inmunitarios del cuerpo) que circulaban por el torrente sanguíneo y niveles más altos de linfocitos T maduros que han localizado patógenos en el cuerpo.

"A medida que aumenta la población mundial de adultos mayores, es esencial comprender las disparidades en la salud relacionadas con la edad. Los cambios relacionados con la edad en el sistema inmunitario desempeñan un papel fundamental en el deterioro de la salud", afirma Klopack. "Este estudio ayuda a aclarar los mecanismos implicados en el envejecimiento inmunitario acelerado".

Peter Urban es un escritor y editor que se especializa en noticias sobre la salud. Urban trabajó veinte años como corresponsal en Washington, D.C., para periódicos en Connecticut, Massachusetts, Ohio, California y Arkansas, incluido un período como jefe de la oficina de Washington del Las Vegas Review-Journal. Su trabajo independiente se publicó en Scientific American, Bloomberg Government y CTNewsJunkie.com.