Skip to content
 

¿Tienes artritis de rodilla? Sal y camina

Un nuevo estudio sugiere que caminar puede reducir el riesgo de dolor persistente.

Mujer sentada en un sofá con dolor de rodilla.

ASIAVISION

In English

Para las personas mayores que desarrollan osteoartritis de rodilla —la enfermedad causada por la pérdida con el tiempo del cartílago que amortigua los extremos de los huesos—, caminar para ejercitarse puede prevenir el dolor frecuente y limitar el daño a la articulación, según un estudio (enlace en inglés) publicado en la revista Arthritis & Rheumatology.

El estudio, que contó con la participación de 1,212 personas de 50 años o más con osteoartritis de rodilla, concluyó que las personas que caminaron para ejercitarse fueron un 40% menos propensas a desarrollar dolor frecuente de rodillas que las que no caminaron. También encontró indicios preliminares de que caminar puede disminuir algo del efecto estructural que la osteoartritis le ocasiona a las rodillas.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


"Estos hallazgos son particularmente útiles para las personas que tienen evidencia radiográfica de osteoartritis, pero no sufren de dolor en las rodillas todos los días", expresó en una declaración Grace Hsiao-Wei Lo, la coautora del estudio y profesora auxiliar de inmunología, alergia y reumatología de Baylor University. "Este estudio apoya la posibilidad de que caminar para ejercitarse puede ayudar a prevenir el comienzo del dolor de rodilla diario. Puede que también reduzca lo peor del daño causado por la osteoartritis al interior de articulación".

Lo, quien también es jefa de reumatología en el Michael E. DeBakey VA Medical Center en Houston, señaló que caminar le ofrece beneficios adicionales para la salud a las personas mayores sin los riesgos de efectos secundarios que tienen a menudo los medicamentos.

"Las personas que reciben un diagnóstico de osteoartritis de rodilla deberían caminar para ejercitarse, particularmente si no sienten dolor diario de rodilla", dijo Lo. "Si ya sufres de dolor diario de rodilla, podría haber algún beneficio, en especial si tienes el tipo de artritis que hace que tus rodillas estén arqueadas".

Lo que se hizo en el estudio

Los investigadores utilizaron los datos de Osteoarthritis Initiative (OAI, Iniciativa de osteoartritis), un estudio observacional multicéntrico de diez años enfocado en hombres y mujeres, patrocinado por los Institutos Nacionales de la Salud. Los participantes del OAI, inscritos del 2004 al 2006, informaron por su cuenta la cantidad de tiempo y la frecuencia con la que caminaban para ejercitarse. Entre los 1,212 participantes, un 73% informaron 10 o más caminatas para ejercitarse a los 50 años o más (los clasificaron como caminantes). Llamaron al 27% restante como no caminantes.

Les preguntaron a los participantes sobre el dolor de rodilla varias veces durante el estudio de OAI (enlace en inglés). Al comienzo del estudio, les tomaron imágenes radiográficas, lo cual determinó que los participantes tenían osteoartritis en al menos una rodilla. Les tomaron radiografías adicionales tres y cuatro años después de que los participantes se inscribieran en el estudio. También les preguntaron a los participantes con qué frecuencia sentían dolor en las rodillas.

Aquellos que inicialmente no tenían dolor frecuente de rodilla (dolor, molestia o rigidez la mayoría de los días), pero informaron dolor frecuente cuatro años más tarde, se consideró que tenían "nuevo dolor frecuente de rodilla". Los investigadores también evaluaron si las radiografías mostraban que la artritis de un participante había empeorado en el lado "medial" o interno de la articulación. Encontraron que el "espacio reducido de la articulación medial" era menos común entre los caminantes.

"Los hallazgos de nuestro estudio proporcionan un rayo de esperanza de que pueda haber una intervención económica que modifique la estructura y los síntomas relacionados con la osteoartritis, la cual es el tipo de artritis más común y una fuente de discapacidad considerable".