Skip to content
 

Salud Dental

Adelantos odontológicos asombrosos

Las nuevas técnicas que usan los dentistas para reemplazar los dientes faltantes.

Un hombre en el dentista

Getty

In English

¿Te falta algún diente? No debes avergonzarte. Casi el 14% de los adultos mayores de 65 años han perdido la mayoría de sus dientes. 

1. Implantes menos costosos

Para los pacientes que desean reemplazar su dentadura postiza con una solución fija que no tengan que quitarse, el implante All-on-4 (todo en 4) es una opción popular. Quienes han perdido todos los dientes en la mandíbula superior o inferior tienen ahora la oportunidad de obtener implantes dentales. Con el tratamiento All-on-4, se taladran cuatro implantes en el arco dental y se sujetan al hueso. Luego, se atornilla una dentadura completa o un puente fijo en el cabezal de los implantes. Al ser una dentadura fija, puedes comer, beber, sonreír, reír y gritar sin miedo a que se te salgan los dientes, como puede suceder con las dentaduras postizas tradicionales. “Los implantes All-on-4 son menos invasivos y más económicos que los implantes tradicionales, y brinda una solución mejor que tener una dentadura de quita y pon”, dice el dentista Rob Raimondi, cofundador de One Manhattan Dental.

2. Implantes de cerámica

Durante años, el estándar para los implantes dentales fueron los implantes de titanio. “Pero en los últimos 12 años, hemos comenzado a usar alternativas no metálicas”, dice Joe Willardsen, un dentista de Las Vegas especializado en odontología estética en True Dentistry. Estos materiales de cerámica pueden ser una opción particularmente buena para los pacientes que tienen hipersensibilidad al titanio o a los metales. Pero sus ventajas van más allá, dice Willardsen; pueden ser opciones saludables para las encías y también ser más estéticos. “No se ve ningún metal gris junto al tejido de la encía”, explica. “Eso es algo que puede suceder con un implante tradicional”.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida. 


3. Nuevas opciones para mandíbulas deterioradas

En el pasado, la falta de hueso podía impedir que los pacientes recibieran implantes dentales. Pero una nueva tecnología ha superado ese problema. “Hoy en día, tomamos tejido óseo de donantes, cadáveres o incluso de bovinos y lo injertamos donde sea necesario con algo similar a una jaula de titanio para mantenerlo en su lugar y permitir que se fusione con el hueso del paciente y así aumentar la altura y la densidad”, dice Willardsen. Esto permite que haya hueso suficiente para hacer un implante.

4. Recuperación más rápida

Después de una operación quirúrgica dental, como la colocación de implantes, tu boca inicia un largo proceso de sanación. Algunos cirujanos ahora inyectan plasma rico en plaquetas (PRP) del paciente en el área de la intervención para asistir con la cicatrización. El cirujano te anestesiará, te extraerá sangre, la colocará en un recipiente centrífugo en el laboratorio para extraer las células PRP, y luego inyectará esas células en tu boca. “La teoría es que añadir el injerto óseo o inyectar estas células en el área ayudará a que cicatrice más rápido”, dice Raimondi. Las investigaciones todavía no han determinado si esto es beneficioso para el proceso de sanación, pero “algunos pacientes tienen resultados excelentes”, agrega.

5. Mapas computarizados de la boca

En la colocación de implantes, la precisión lo es todo. Ahora, muchos consultorios odontológicos están tomando tomografías computarizadas de haz cónico en 3D (CBCT). Esta tecnología de exploración utiliza un haz de rayos X con forma de cono para ayudar al dentista a mapear el proceso de implante. “Una radiografía tradicional no muestra la densidad del hueso ni el lugar exacto donde colocar el implante”, dice Willardsen. “Pero con esta tecnología, yo puedo ver el ángulo exacto para colocar el implante, el lugar en que el hueso tiene mayor grosor y es de mejor calidad, y cómo evitar tocar los nervios del área”. Esta herramienta también le dice al dentista qué marca de implantes utilizar, junto con el diámetro y la longitud. “En esencia, estás haciendo la operación en una computadora antes de siquiera ver al paciente, lo que es muy interesante”, dice Willardsen. También ayuda a reducir los errores y las complicaciones, agrega.

6. Robots quirúrgicos

La robótica dental apareció por primera vez en escena a principios de la década del 2000, y pronto será algo común en muchos consultorios odontológicos. En mayo, por primera vez en Estados Unidos, un grupo de estudiantes de posgrado de la Facultad de Odontología de New York University realizaron una operación de implante dental con la asistencia de un brazo robótico guiado por computadora. Colocar los implantes dentales en el lugar correcto requiere extrema precisión. Esto es algo que un robot puede ayudar a perfeccionar. “Las máquinas robóticas de hoy son muy exactas. No hay errores. Si el paciente se mueve, se mueve con el paciente”, dice el especialista en periodoncia Robert Pick, vocero de la American Dental Association.

7. Dentaduras postizas impresas en 3D

Desde instrumentos médicos hasta prótesis, las impresoras 3D pueden imprimir prácticamente cualquier cosa hoy en día. Un grupo de investigadores en Northwestern University incluso restauró la fertilidad de algunos ratones estériles con ovarios impresos en 3D. Ahora, también se están imprimiendo implantes dentales en 3D. Los beneficios incluyen una fabricación más rápida y, potencialmente, mayor precisión. También pueden darle al paciente una oportunidad de probar los nuevos dientes antes de colocárselos en forma permanente, dice Raimondi. “Hacemos carillas, coronas o implantes temporales para que los pacientes los prueben. Una vez que están totalmente satisfechos podemos tomar una impresión óptica de estas piezas temporales y luego imprimir la solución definitiva en 3D o moldearla para que sea una copia exacta”, agrega.

8. Dientes a partir de células madre

 En el futuro, tal vez sea posible hacer crecer nuestros propios dientes de reemplazo. Los investigadores están experimentando actualmente con implantes de células madre en el laboratorio. “Esta técnica solo se ha probado con animales; aplicar el mismo procedimiento en seres humanos podría llevar varios años”, explica Nina Izhaky, una odontóloga en Tribeca Dental Studio, en Manhattan. Mientras tanto, los enjuagues bucales y las pastas dentales que contienen flúor pueden ayudar en el proceso de remineralización.

Qué hacer si no puedes cubrir el costo del dentista

En una encuesta del 2022 (en inglés), el 43% de los adultos admitieron que no iban al dentista debido al costo. Si tus finanzas te impiden visitar al dentista, prueba estos pasos.

  1. No te cepilles los dientes enseguida de comer. Al comer, la boca se vuelve ácida, y podrías dañar el esmalte de los dientes si no esperas alrededor de una hora para cepillarlos.
  2. Pídele un descuento al dentista. ¿No tienes seguro? Algunos dentistas pueden ofrecer tratamientos con descuento si pagas en efectivo. Pregunta también en el consultorio si ofrecen algún plan de pago.
  3. Examina tus beneficios de Medicare o Medicaid. La cobertura varía según el estado. En algunos, no hay cobertura; otros proveen cobertura limitada, amplia o de emergencia.
  4. Prueba una escuela de odontología. Los estudiantes de odontología brindan servicios dentales económicos bajo la supervisión de los profesores. Esta es una opción conveniente, pero completar el tratamiento puede demorar más.
  5. Visita una clínica dental pública. En muchas ciudades —entre ellas, Nashville y Atlanta— hay clínicas gratuitas operadas por subsidios gubernamentales, entidades de beneficencia u organizaciones sin fines de lucro que ofrecen todo tipo de servicios odontológicos.

Nicole Pajer escribe sobre temas de salud para The New York Times, Woman’s Day y otras publicaciones.