Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Los adultos mayores sanos deberían reconsiderar el consumo diario de aspirina

Un análisis de las investigaciones existentes halla que el riesgo de hemorragias internas supera los beneficios.

 Caja de pastillas diarias de asprin

In English | A menos que lo recomiende el médico, es probable que tomar una dosis baja de aspirina todos los días no sea una buena idea, concluye un nuevo análisis de la investigación existente sobre el tema.

En un informe publicado el martes en el British Journal of Clinical Pharmacology, los investigadores señalan que un "análisis general” de estudios recientes brinda “sólidas pruebas” de que los adultos que toman bajas dosis de aspirina tienen un mayor riesgo (en inglés) de hemorragias gastrointestinales e intracraneales importantes, el cual supera el beneficio que el medicamento tiene para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares en adultos que, por lo demás, se encuentran sanos.

Específicamente, el informe halló que el consumo de bajas dosis de aspirina estuvo asociado con un 17% menos de incidencia de enfermedad cardiovascular, pero también con un 34% más de riesgo de hemorragias. "Estos riesgos y beneficios se tienen que evaluar en el análisis formal de las decisiones para guiar el uso de la aspirina en la prevención primaria", dijeron los autores del informe.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Según un estudio del 2019 realizado por Harvard University y Beth Israel Deaconess Medical Center en Boston, aproximadamente 6.6 millones de adultos en Estados Unidos tomaban una aspirina por día en el 2017 a pesar de no tener ninguna enfermedad cardíaca conocida y sin consultar a un médico.

Los hallazgos del informe más reciente coinciden con lo que la American Heart Association y el American College of Cardiology han estado diciendo desde marzo del 2019, cuando se modificaron las pautas y se descartó el consumo rutinario de aspirina por parte de muchos adultos mayores que no tienen una enfermedad cardíaca. La actualización de las pautas se produjo después de la publicación en el 2018 de estudios que concluyeron que la aspirina brindaba solo beneficios marginales para los adultos mayores con riesgo bajo a moderado de un ataque cardíaco, mientras que quienes consumían aspirina tuvieron una ocurrencia significativamente más alta de hemorragias del sistema digestivo. Las pautas anteriores habían sugerido que las propiedades anticoagulantes de la aspirina ayudaban a reducir las probabilidades de un primer infarto o derrame cerebral en adultos sanos.

18 investigadores en el Reino Unido, Italia, Australia, España y Estados Unidos realizaron este análisis reciente de 67 estudios independientes. Además de las enfermedades cardiovasculares, también consideraron el uso de bajas dosis de aspirina para otros fines, entre ellos la reducción del riesgo de cáncer, sobre lo cual se discuten los beneficios. Las pautas europeas y estadounidenses no respaldan el uso de la aspirina para la prevención del cáncer.

Los autores también consideraron el uso de bajas dosis de aspirina en personas diabéticas, que tienen un mayor riesgo de sufrir de enfermedades cardiovasculares. “Los estudios observacionales y de intervención en este análisis muestran poca evidencia de que las dosis bajas de aspirina previenen eventos cardiovasculares generales y específicos en la diabetes, lo cual indica que el uso generalizado de este medicamento podría no estar justificado en esta población”, dijeron.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO