Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Salas de emergencias realizan cambios para que otros pacientes no se contagien con la COVID-19

Se colocarán nuevos muros, carpas, salas de aislamiento y se hará una revisión de los procedimientos.

Pasillo de una sala de emergencias en un hospital

JAZZIRT/GETTY IMAGES

In English | En la batalla contra la COVID-19, los hospitales de todo el país están tomando medidas extremas para evitar la propagación del contagio, lo que incluye la construcción de muros, tiendas de campañas, la creación de salas de aislamiento y la revisión de los procedimientos hospitalarios para garantizar la protección de los pacientes.

Eso significa que si tienes que ir a la sala de emergencias por cualquier motivo, tu experiencia será muy diferente de lo que podría haber sido antes de que llegara el coronavirus, dice el doctor Ryan A. Stanton, portavoz del American College of Emergency Physicians (ACEP).

Stanton y otros expertos médicos enfatizan que no debes dejar que las preocupaciones sobre el virus te impidan recibir atención si experimentas dolor en el pecho u otros síntomas graves, ya que los riesgos involucrados en retrasar el tratamiento son mucho mayores que tu riesgo de contraer COVID-19 en el hospital.

"Es probable que en este momento estés más seguro en un hospital que en un supermercado", dice Stanton, un especialista en medicina de emergencia en el Baptist Health en Lexington, Kentucky. "Estamos tomando todas las medidas posibles para prevenir la propagación accidental, tanto como para nuestra protección como para la tuya".

Si bien los centros médicos en algunas zonas de alto contagio como la ciudad de Nueva York y Boston se han visto abrumados con pacientes de COVID-19, la mayoría de los hospitales de todo el país tienen mucha capacidad y, de hecho, tienen menos pacientes de lo normal.

Aquí hay algunas formas en que los hospitales están protegiendo a los pacientes durante la pandemia, y lo que puedes esperar si necesitas ir por cualquier motivo.

Te someterás a un examen exhaustivo, muy probablemente incluso antes de entrar

Ilustración de una partícula del coronavirus

Infórmate sobre la COVID-19

Vacunas, tratamientos, fraudes y más.

Para aislar a aquellos que pueden tener el coronavirus lo más rápido posible, los hospitales están evaluando a todos los pacientes a su llegada para detectar COVID-19, incluso aquellos a quienes se les da prioridad por ataque cardíaco y síntomas de derrames cerebrales.

Stanton señala que el Baptist Health construyó una nueva pared justo dentro de la puerta principal para separar una sala de evaluación del resto del hospital. Solo se permite la entrada de una persona a la vez.

En otros hospitales, el examen se realiza incluso antes de que llegues a la puerta. Los trabajadores de la salud pueden ser enviados afuera para hacerse cargo, o se pueden realizar evaluaciones mientras los pacientes están en una ambulancia o en sus automóviles.

Los pacientes con síntomas virales, como fiebre, tos, dificultad para respirar o pérdida del sentido del gusto u olfato se aíslan inmediatamente y se envían a un área especial de clasificación para pacientes potencialmente con COVID-19.

Muchos hospitales han improvisado con tiendas de campaña para atender casos de coronavirus en sus estacionamientos, donde estos pacientes pueden ser evaluados y examinados. En algunos casos, los pacientes con COVID-19 no necesitan hospitalización, por lo que los trabajadores médicos los envían a casa con instrucciones y les piden que se pongan en cuarentena.

Si necesitan ser admitidos, son ingresados al hospital a través de una entrada separada.

"Queremos asegurarnos de que cualquier persona con síntomas de COVID no tenga que ingresar al hospital a menos que sea admitido", dice Chris Van Gorder, presidente y director ejecutivo de Scripps Health, que tiene cinco hospitales en el sur de California.

Tendrás que usar una mascarilla (al igual que los demás)

Al comienzo de la pandemia, los sistemas de salud estaban requiriendo el uso de mascarillas solo a pacientes con sospecha de infección y trabajadores de atención médica de primera línea. Ahora, en la mayoría de los hospitales, todos deben usar una mascarilla, incluso los pacientes que buscan tratamiento para algo como una fractura de tobillo, así como todos los miembros del personal.

Si llegas en ambulancia, los paramédicos probablemente ya te hayan dado una mascarilla. De lo contrario, un miembro del personal del hospital te entregará una antes de que entres por la puerta.

Dependiendo del suministro del hospital, es posible que te den una mascarilla quirúrgica o una versión de tela donada. Los médicos recomiendan traer tu propia mascarilla si tienes una.

Debido a que las personas pueden transmitir el virus antes de mostrar signos de la enfermedad, tratar a todos como potencialmente infecciosos ayuda a detener su propagación, dicen los médicos.

Por ejemplo, después de que Brigham and Women's Hospital en Boston implementara una política de "enmascaramiento universal", las nuevas infecciones por coronavirus diagnosticadas en sus empleados disminuyeron a la mitad, según un portavoz del hospital.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


No se permiten visitas

Para reducir el riesgo de infección, la mayoría de los hospitales están restringiendo las visitas. Eso significa que ningún miembro de la familia podrá acompañarte a la sala de emergencias ni estar contigo durante el tratamiento. Se hacen excepciones para las madres que están de parto, los pacientes menores de 18 años y los que están en la etapa final de la vida.

Los médicos saben que la restricción es una dificultad para las familias, especialmente cuando un paciente está gravemente enfermo, dice el doctor Rade Vukmir, especialista en medicina de emergencia en el Highmark's Allegheny Health Network en Pittsburgh. Él dice que trata de darles a los familiares actualizaciones periódicas por teléfono o en persona fuera del hospital.

Vukmir dice que incluso usa FaceTime en su celular personal para ayudar a un paciente a ver a un familiar. "A veces, es importante que todos vean a todos", dice. "La hija que está afuera puede decir, ‘te amo, mamá’. Son 30 segundos y es reconfortante para todos".

Si un paciente necesita ser admitido, muchos hospitales ofrecen tecnología de videollamada. Por ejemplo, los hospitales Scripps Health les dan iPads a sus pacientes y familiares y el Grady Memorial Hospital en Atlanta está experimentando con Amazon Echo Shows.

Es posible que nunca veas a un paciente de COVID-19

La mayoría de los hospitales o centros médicos tienen una unidad de cuidados intensivos solo para pacientes de COVID-19, así como un ala o piso aislado para pacientes admitidos. Algunos hospitales con más casos están reutilizando sus centros quirúrgicos u otros edificios médicos separados exclusivamente para pacientes contagiosos.

Las zonas de COVID-19 suelen tener su propio equipo médico dedicado.

"Si vienes aquí y no tienes un problema de COVID-19, nunca verás a una persona con la enfermedad, y las enfermeras que te atienden nunca verán a un paciente de COVID-19", dice el doctor Todd Taylor, un especialista en medicina de emergencia en el Grady Memorial Hospital en Atlanta y portavoz del ACEP.

Siempre que sea posible, los hospitales también ponen a los pacientes infectados en las llamadas salas de "presión negativa", que están diseñadas para evitar el escape de aire contaminado.

Inicialmente, la mayoría de los hospitales tenían solo unas pocas habitaciones con este sistema, pero rápidamente muchos han descubierto cómo crear más al convertir su sistema de HVAC y realizar cambios estructurales. El Baptist Health Lexington transformó un ala completa de su sala de emergencias, así como dos máquinas de tomografía computarizada, en áreas de presión negativa, dice Stanton.

Además, los pacientes diagnosticados con COVID-19 se mantienen dentro de sus habitaciones tanto como sea posible. “No enviamos a esos pacientes a la sala de rayos X. Les traemos la radiografía portátil”, explica Vukmir.

Si un paciente infectado tiene que ser trasladado, el elevador se bloquea para evitar que alguien más se suba y el paciente es escoltado con una comitiva privada. “Es casi como si el presidente estuviera llegando; no dejamos que nadie se les acerque”, dice Stanton.

Los hospitales están encontrando soluciones a la escasez de PPE

A nivel nacional, los hospitales aún enfrentan una escasez crítica de PPE (equipo de protección personal), especialmente mascarillas respiratorias N95, dice Akin Demehin, director de políticas de la American Hospital Association. Pero los hospitales han sido creativos al encontrar soluciones, dice.

Muchos están utilizando vaporización de peróxido de hidrógeno para esterilizar las mascarillas y poder reutilizarlas. Otros piden a los trabajadores médicos que roten a través de un número fijo de mascarillas, colocando las usadas en una bolsa de papel al final de un turno y no las usan durante un número específico de días. (Los estudios muestran que las partículas de coronavirus en una superficie pierden su viabilidad significativamente después de 72 horas). Ambos procesos han sido aprobados temporalmente por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) durante la pandemia.

Para ayudar a que sus mascarillas N95 duren, muchos médicos usan una mascarilla quirúrgica o un protector facial de plástico encima. Y muchos han comprado respiradores reutilizables —que son mascarillas de plástico duro con cartuchos que atrapan partículas en el aire— normalmente utilizados en la pintura industrial o manufactura. Se pueden esterilizar fácilmente entre pacientes, y los CDC dicen que protegen tan bien, si no mejor, como las mascarillas N95.

"Parece un casco de astronauta, pero sé que estoy respirando aire no contaminado", dice la doctora Angela Fusaro, especialista en medicina de emergencia en Albany, Georgia.

Cualquier persona que ingrese a la habitación de un paciente infectado también usa gorra, bata, guantes y protección para los ojos. "Tienen pequeñas estaciones de PPE justo afuera de la puerta de todos los pacientes de COVID, por lo que puedes hacer todo ahí mismo", dice Fusaro.

En algunos hospitales, los supervisores capacitados observan para asegurarse de que los miembros del personal no salten un paso cuando se ponen y quitan el equipo.

Podrías ser enviado a casa para recuperarte

Si terminas en el hospital durante estos tiempos sin precedentes, es posible que no tengas que quedarte tanto tiempo. Para mantener las camas disponibles para un posible aumento de pacientes de COVID y reducir el riesgo de infección, muchos médicos están dando de alta a los pacientes un poco antes de lo habitual, dice Taylor.

Para facilitar la transición, están enviando pacientes a sus hogares con sistemas de alta tecnología que les permiten monitorear de forma remota al paciente y mantenerse en contacto cercano a través de visitas de telesalud.

Si un paciente se sometió a una cirugía por un ataque cardíaco, por ejemplo, los cardiólogos pueden enviarlo a su casa con dispositivos portátiles que ofrecen monitoreo en tiempo real de su frecuencia cardíaca, presión arterial, conteo de pasos diario y hábitos de sueño. También pueden requerir chequeos en persona con un servicio de enfermería a domicilio.

Incluso los pacientes atendidos en la sala de emergencias, pero no admitidos en el hospital, reciben dispositivos de monitoreo, dice Taylor. Los dispositivos pueden medir el nivel de oxígeno de un paciente de COVID-19 de forma remota, un indicador importante que puede decir a los médicos si la salud del paciente está decayendo.

"Si estamos un poco preocupados por un paciente, los dispositivos de monitoreo nos permiten enviarlos a casa, pero los vigilamos más de cerca", dice Taylor. "Y el paciente puede conectarse con nosotros por video con solo presionar un botón".

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO