Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo son dos consultas típicas de telesalud

Qué puedes esperar en dos citas comunes y lo que debes tener a la mano.

Ilustración de varias herramientas de diagnóstico de salud

GETTY/AARP

In English | Si bien las citas de salud mental siguen siendo el tipo más común de medicina digital que se practica en todo el país, los médicos también diagnostican cada vez más problemas de salud física a través de una pantalla. Caso en cuestión: hipertensión, que saltó al tercer lugar entre los cinco primeros diagnósticos realizados a través de telesalud durante el primer mes de la pandemia, ya que se presume que los pacientes reaccionaron a un aumento en el estrés o solicitaron telemonitorización de los síntomas existentes en un momento que temían salir de sus hogares.

Muchos médicos ofrecen ahora exámenes físicos de rutina, como la consulta de bienestar de Medicare, a través de telemedicina.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Examen físico virtual 

Para prepararte para la consulta, busca un espacio privado, tranquilo y bien iluminado en tu hogar (si usas un dispositivo móvil o una computadora portátil). Lo mejor es sentarte de frente a una ventana o una lámpara. Ten a mano una balanza, un termómetro y un manguito para medir la presión arterial en caso de que el médico te pida que te peses, te tomes la presión arterial o la temperatura o te midas el ritmo cardíaco. Es posible que te muestre la técnica adecuada para tomarte la presión sanguínea.

Durante la consulta, el médico revisará tu historial clínico y te preguntará sobre cualquier cambio en tu salud y en tu familia, como por ejemplo la muerte de un cónyuge. También te preguntará sobre tu dieta y tus hábitos de sueño y ejercicio. Revisará los resultados de tus análisis y los medicamentos que estás tomando, así que sácalos del botiquín para tenerlos a mano. Si tomas varios medicamentos, tu médico puede pedirte ver tu organizador de píldoras. Te recomendará las vacunas y las pruebas de detección que puedas necesitar (colonoscopia, mamografía y densidad ósea, por ejemplo).

Es posible que el médico también te pida que camines y muevas los brazos y las piernas para comprobar la amplitud de movimiento. “Los médicos pueden aprender mucho al ver a un paciente en un entorno natural como el de su hogar, a diferencia de un entorno estéril de consultorio”, dice el Dr. Todd Czartoski, jefe de Tecnología Médica de Providence Health System, que tiene 51 hospitales y 1,085 clínicas en siete estados del oeste. “Podemos evaluar qué tan bien camina un paciente, ver dónde están almacenados los medicamentos y determinar qué tan seguro es el ambiente”. Tu médico puede señalarte cualquier peligro de tropiezo en tu casa.

Al final de la consulta, te dará un plan de cuidados. Además, puede ordenar ciertas pruebas, como una radiografía de tórax o un ultrasonido, que deben hacerse en el consultorio.

Consulta virtual por enfermedad

La telemedicina se utiliza ampliamente para diagnosticar y tratar diversas enfermedades comunes, como la infección de las vías respiratorias superiores, una infección urinaria o conjuntivitis. “Una consulta sirve para determinar si un paciente puede ser tratado a distancia, lo que le ahorra un viaje a mi consultorio”, afirma el Dr. Steve Ommen, cardiólogo y decano adjunto del Centro de Cuidados Conectados de Mayo Clinic. “En algunos casos, podría necesitar pedir una radiografía”.

Al prepararte para la consulta, ten en cuenta tus síntomas. Si tienes dolor de estómago, ponte pantalones con cintura elástica para que puedas mostrarle el abdomen al médico. Si el dolor es en el tobillo, quítate los zapatos. Ten a mano un termómetro y un medidor de presión porque el médico podría pedirte que te tomes la temperatura y la presión arterial. También es posible que necesites una linterna para que el médico te revise la boca y la garganta. Si te falta el aliento o tienes una enfermedad pulmonar o cardíaca, deberás tener un oxímetro de pulso, que mide la saturación de oxígeno en los glóbulos rojos.

Para ayudar a los médicos a atender a los pacientes de alto riesgo con enfermedades crónicas por medio de la telemedicina, algunos grandes sistemas de salud están enviándoles un dispositivo de mano que consiste de un estetoscopio, un otoscopio, un depresor de lengua y un termómetro. Producido por una compañía llamada TytoCare, el dispositivo se conecta por medio de wifi a un teléfono o tableta y le transmite los sonidos del corazón y los pulmones al médico. Una cámara de alta densidad captura imágenes y video de los oídos, la garganta y la piel de un paciente.

Varios dispositivos de salud digitales y un teléfono celular

Cortesía de TYTOCARE

Durante la consulta, tu médico te hará preguntas sobre tu historial médico completo, las que probablemente incluirán: ¿Cuáles son tus síntomas y cuándo comenzaron? Puede que te pida que te palpes a lo largo de la mandíbula para ver si los nódulos linfáticos están inflamados. Puede que tengas que presionarte los pómulos, debajo de los ojos y en la frente para comprobar si hay dolor en los senos nasales. También te puede pedir que respires profundamente y que respires en el micrófono de tu dispositivo móvil o de la computadora. O puede pedirte que te pongas una linterna en la boca para comprobar si hay signos de infección. Cuando se trata de una consulta por enfermedad, “hay muchas pistas visuales y auditivas que un médico puede utilizar para evaluar a un paciente”, dice la Dra. Susan Bailey, alergóloga e inmunóloga y presidenta de la American Medical Association. “Puedo escuchar la tos, la respiración rápida, la sibilancia y la ronquera de un paciente”. Al final de la cita, el médico te indicará un tratamiento o te pedirá que programes una visita al consultorio. Si tu médico está preocupado, puede que te diga que vayas al hospital.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO